Enisa Korance

Enisa Korance

Marketing Assistant

Sudores fríos, presión en el pecho, palpitaciones… Sí, lo has adivinado: solo quedan 80 días para que el RGPD sea aplicable y tú no tienes del todo claro si tu empresa está o no está preparada.

 

 

Con esta normativa europea, son muchos los aspectos sobre Protección de Datos que van a cambiar.

No te vamos a engañar, adaptarse al nuevo reglamento es una tarea comparable a los 12 trabajos de Hércules y, a pesar de haber tenido dos años para prepararnos a la nueva normativa, son muchas las empresas que se enfrentan ahora a una carrera contrarreloj para llegar listas al 25 de mayo.

¿Te perdiste nuestro webinario sobre el Consentimiento en el mundo RGPD? ¡Puedes verlo AQUÍ!

 

 

Sin embargo, este cambio supondrá un beneficio tanto para los consumidores, que tendrán más control sobre sus datos personales, como para las empresas. ¡Qué sí, lo decimos en serio! Las empresas también se beneficiarán: mejorarán su reputación (y en consecuencia la fidelidad de sus clientes) y la calidad de los datos que almacenan.

 

El RGPD y el consentimiento

Uno de los cambios más significativos es la manera de obtener el consentimiento para utilizar los datos personales de los internautas. Quedarán prohibidas prácticas poco éticas o explícitas, como las casillas previamente marcadas en los formularios o frases demasiado complicadas que tienen como único objetivo desorientarnos para que aceptemos cualquier condición. Ahora, la forma de pedir el consentimiento debe ser clara e inequívoca, y debe haber una acción o declaración por parte de los usuarios para confirmar que sí, estamos dando nuestro consentimiento.

En este segundo webinario Mailjet sobre RGPD tratamos este tema con mucho detalle, dimos ejemplos útiles sobre lo que hay o no hay que hacer y además contestamos a las dudas y preguntas de profesionales como tú que nos siguieron en directo. Seguro que no te lo quieres perder. 😉

 

Dudas más frecuentes

En este post queremos compartir contigo las dudas más frecuentes y significativas que surgieron durante el webinario, pero ¡no te preocupes! Si tienes interés en conocer todas las preguntas que nos hicieron durante el webinario, puedes volver a ver el video.

¿Cuáles son las buenas prácticas a la hora de obtener el consentimiento?

Si has prestado atención al principio del post, ya te sabrás la respuesta: con el nuevo RGPD pedir el consentimiento debe ser una práctica clara e inequívoca.

Algunas fórmulas recomendables son las casillas de opt in que no están marcadas por defecto en los formularios de papel o electrónicos, solicitar a tus clientes que seleccionen entre opciones SÍ / NO igualmente destacadas o la firma de declaraciones de consentimiento en papel.

¿El nuevo RGPD afecta a todos los mercados?

El RGPD es una ley europea, por tanto afecta solamente el mercado europeo. Peeeero (seguro que te esperabas un “pero”), no se aplica solo a empresas que están trabajando dentro de la Unión Europea, sino que también a empresas a nivel mundial que tienen clientes de la UE. Esto significa que si tratas datos de usuarios europeos, tanto tú como tus proveedores (sean o no de la Unión Europea) debéis cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos y solicitar el consentimiento de acuerdo a lo exigido por esta normativa.

¿En qué caso es obligatorio volver a pedir el consentimiento a nuestra base de datos existente?

La razón principal para volver a pedir el consentimiento a tus usuarios es que no hayas guardado pruebas físicas que demuestren que cada uno de ellos haya aceptado libremente formar parte de tu base de datos. En efecto, es fundamental guardar una copia del consentimiento con fecha y firma del cliente, donde se nombra explícitamente tu empresa y donde se especifica el uso que se va a hacer de esos datos.

Además, no es obligatorio, pero sí es aconsejable, volver a pedir el consentimiento si nunca has utilizado tu base de datos para comunicar con tus clientes o si llevas mucho tiempo sin hacerlo.

¿Cómo hay que administrar el consentimiento obtenido en formularios de papel?

Igual que en el caso de los formularios online, debes guardar los formularios de papel para demostrar cómo has desarrollado tu base de datos. Si, por desgracia, en algún momento te deshiciste de esos formularios físicos, deberás volver a pedir el consentimiento a tus usuarios.

Además, a pesar de tratarse de un consentimiento en papel, te aconsejamos enviar un email de confirmación a esos contactos para tener también una prueba electrónica (mucho más potente y segura), que te servirá como opt in doble, una de las buenas prácticas más recomendables para este proceso.

Recuerda: el consentimiento es más que una casilla de verificación. Si quieres averiguar cómo hay que obtener, administrar y registrar el consentimiento en el nuevo mundo RGPD consulta la presentación y corre a mirar el video del webinario para saber más.

 

La llegada del RGPD está a la vuelta de la esquina, ¿tu empresa está preparada? Pásate por nuestro Twitter y déjanos todas tus dudas o preguntas.