Mary Dolan

//

Las spam traps, o trampas de spam, pueden convertirse en tu peor pesadilla si te dedicas a enviar campañas por email. Aunque tu carpeta de spam y las spam traps no son tan horribles como parecen. En realidad, nos ayudan a filtrar timos y emails de suplantación de identidad o de supuestos príncipes nigerianos. Su función es garantizar que los emails y la información que te llegan sean de tu interés.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y, si te descuidas, podrían volverse en tu contra. ¡No te preocupes! Con ayuda de un experto en entregabilidad y siguiendo nuestras instrucciones, tus emails llegarán sin problema a las bandejas de entrada de tus clientes.

En este artículo, te explicamos en qué consisten estas dichosas trampas y cómo huir de ellas. ¿Te atreves a descubrirlo? ¡Vamos allá!

¿Qué es una spam trap?

Antes de ponerle la cruz definitiva a las spam traps, piensa que están diseñadas para ayudarnos.

Estas herramientas de seguridad informática supervisan los emails para detectar a spammers y remitentes aficionados a las malas prácticas. Las spam traps parecen direcciones de email válidas, pero no se emplean para una comunicación bidireccional ni las utilizan usuarios reales. Estas direcciones se pueden incluir fácilmente en listas de contactos para identificar spam o emails peligrosos.

Con frecuencia, las spam traps adoptan la forma de honeypots. Los honeypots son cuentas de email destinadas única y exclusivamente a atraer y detectar emails de spam y otras comunicaciones maliciosas o de escasa utilidad, y a obtener información sobre su remitente. Cuando un atacante o un spammer intenta enviar emails dañinos a una cuenta honeypot, un sistema automático registra la información sobre el remitente y la trampa en cuestión.

Spam filtering emails

Tipos de spam traps

Existen diferentes tipos de spam traps. Las más comunes son:

Spam traps puras

Las spam traps puras o honeypots son cuentas de email nuevas. Las crean proveedores de servicios de Internet u otros grupos, como organizaciones de listas negras, que se dedican a rastrear el spam.

Como estas direcciones nunca se han usado, no se vinculan a un historial o una reputación, lo que explica su idoneidad para generar informes de spam nuevecitos. Las empresas pueden caer en las spam traps puras si utilizan listas no verificadas de terceros o bots para obtener direcciones de email desde Internet.

Spam traps con dominios reciclados

Los propietarios de spam traps pueden adquirir y reactivar en secreto antiguos dominios que las empresas o particulares ya no usen (por ejemplo, recycleddomaintraps.net). Así, pueden ver quién envía emails a las direcciones de un dominio que, supuestamente, ya no existe.

Spam traps con direcciones recicladas

Este tipo de trampas de spam es muy similar al anterior. Si un usuario se da de alta en una newsletter, dicha newsletter no es spam. Sin embargo, si ese usuario no vuelve a acceder a su cuenta uno o dos años después de suscribirse, el proveedor podría cerrársela durante un tiempo por falta de actividad.

Si dicho proveedor reabriera la cuenta para consultar qué emails está recibiendo y viera que la newsletter sigue llegando, sabría que el remitente nunca ha comprobado si sus emails eran «deseados» (si el usuario interactuaba con ellos o los abría). Por tanto, es probable que la newsletter acabe identificándose como spam.

De ahí la importancia de actualizar periódicamente la lista de contactos para borrar los dominios o direcciones sin respuesta.

Spam traps de emails inválidos

Estas trampas incluyen errores en los nombres de las direcciones de email. Por ejemplo, una dirección como personanormal@gmail.com, en una spam trap podría convertirse en: personanormal@gnail.com o personanormal@gmaii.com.

Estas trampas se suelen activar por errores de escritura, así que sus consecuencias son muy leves o inexistentes (siempre que no spamees una y otra vez a las mismas direcciones «incorrectas»).

¿Cómo pueden las spam traps perjudicar a tu negocio?

Si formas parte de una empresa legítima que desea que sus suscriptores permanezcan activos e interesados, deberás conocer en qué consisten las spam traps y evitar caer en sus redes.

Las consecuencias de que te cace una de estas trampas son:

  • Bloqueo de tu dirección IP: Las direcciones IP nos permiten detectar nuestros dispositivos y sus redes de Internet. Si se bloquea tu dirección IP, no podrás enviar emails desde la IP de ese dispositivo y eso podría repercutir en tu negocio.
  • Bloqueo de tu dominio de envío: Imagina que después de horas y horas pensando en el nombre perfecto para tu negocio online, van y te bloquean el dominio. Ni te contamos el tiempo y el esfuerzo que necesitarás para restaurar su reputación, y eso contando con la ayuda de los mejores expertos en entregabilidad.
  • Pérdida de ingresos: Lo más seguro es que, si te identifican como spammer, tus futuros emails vayan directos a la carpeta de spam o reboten. La probabilidad de que los usuarios lean los emails de su carpeta de spam es muy baja. Al final, una menor interacción reducirá tus ganancias.

 
Como el uso y las capacidades de los emails cada vez están más extendidos, resulta fácil ser consciente de la importancia de la entregabilidad. Si no actualizas tus listas, tus emails se bloquearán o ni se entregarán. Lo que supondrá un descenso del impacto y del posible ROI de tu estrategia de email.

Sin embargo, si sigues las recomendaciones y prestas atención a tu entregabilidad, tu estrategia de email podrá convertirse en una inversión estupenda como una herramienta de compromiso para tu empresa. ¿Quieres más información sobre las prácticas recomendadas de entregabilidad? ¡Descárgate nuestra guía!

Banner a la guía de entregabilidad

¿Cómo sortear las spam traps?

Quizás te parezca difícil mantenerte en el lado luminoso de la entregabilidad. Sin embargo, puedes evitar las spam traps y su siniestro lado oscuro de diferentes maneras. A continuación, recogemos una serie de recomendaciones generales para ahorrarte sorpresas desagradables con tus emails.

Lo que debes evitar

Aquí te dejamos algunas prácticas peligrosas y nada recomendables:

  • Dejar emails sin interacción o inactivos en tu lista. Las spam traps suelen emplear direcciones antiguas y sin usar. Además, los clientes que no estén interesados en tus emails podrían denunciarlos como spam. Una lista corta de suscriptores reales es mejor que una lista interminable que necesita una buena limpieza.
  • Comprar bases de datos de email. Lo de ampliar tu lista rápidamente puede resultar tentador. Sin embargo, muchas de las direcciones a la venta no son verdaderas y suelen pertenecer a honeypots o a los propios spammers. Haz crecer tu lista de forma orgánica.

 

Lo que debes intentar

Estas mejores prácticas te ayudarán a no caer en la trampa:

  • La doble confirmación es tu amiga a la hora de incorporar nuevos suscriptores a tu lista. En el proceso de suscripción, solicita al usuario que introduzca su email y que lo confirme en otra casilla. Así, el suscriptor comprobará que la dirección está bien escrita y no te encasquetará una dirección inexistente o incorrecta.
  • Comprueba tus listas y límpialas con frecuencia. Si es posible, en un intervalo de entre tres y seis meses. Tu lista deberá estar limpia con suscriptores que hayan interactuado con tus emails desde la última comprobación.
  • Segmenta tu base de datos para enviar emails solo a los contactos activos. Filtra a los usuarios que no hayan interactuado con tus emails en un periodo de tiempo razonable. En nuestra jerga, esto se denomina «sunset policy». Si envías emails cada semana, ten en cuenta a aquellos que no hayan interactuado en un plazo de tres a seis meses. Si envías emails cada día, filtra a quienes no hayan abierto ninguno en el último mes.

 
La coherencia es el secreto para gestionar la entregabilidad de tus emails y garantizar la seguridad de tu lista. Es difícil comprender los riesgos, pero si sigues las recomendaciones y confías en el socio adecuado, evitarás errores que perjudiquen a tu reputación. Debes ser un Jedi de los emails, y no un Sith.

¿Cómo puede ayudarme Mailjet?

¡Nos alegra que lo preguntes! El email marketing y la entregabilidad se nos dan de maravilla. Además, contamos con todo tipo de herramientas para ayudarte a potenciar tu lista de correo y fidelizar a suscriptores leales y de gran calidad.

Con Mailjet, podrás crear e integrar fácilmente un widget de suscripción con doble confirmación para conseguir nuevos emails de la manera más segura. Con la doble confirmación, tus contactos deberán confirmar sus direcciones de email antes de incorporarlas a tu lista de contactos.

Además, podrás usar nuestra función de segmentación para aplicar una «sunset policy» en tu lista. Segmenta a los suscriptores activos y filtra a los que no hayan abierto tus mensajes en los últimos meses.

Los remitentes con grandes volúmenes de envío también podrán disfrutar de servicios adicionales para supervisar la entregabilidad de sus emails, como validaciones de emails y la ayuda de expertos en entregabilidad dedicados. Gracias a todo esto, lograrán mantener una buena reputación y multiplicarán sus posibilidades de aterrizar en la bandeja de entrada. ¿Te interesa? ¡Habla con un experto!

Consigue la mejor entregabilidad con Mailjet
Diseña emails increíbles y envíalos con la potente infraestructura de envío de Mailjet. Benefíciate de funciones avanzadas y entregabilidad de primer nivel.

Habla con un experto ahora

Las spam traps son mecanismos de seguridad informática y todos los remitentes deben conocerlas. Si sigues estas recomendaciones, te asegurarás de que tus suscriptores sean auténticos y de que tu negocio vaya como la seda.

¿Tienes alguna pregunta sobre las spam traps o la entregabilidad en general? Ponte en contacto con nosotros por Twitter o descubre más consejos en el blog de Mailjet sobre cómo mejorar tu entregabilidad e impacto. ¡Conviértete en un auténtico Maestro Jedi!