SMTP. Son las siglas en inglés para “protocolo simple de transferencia de correo”. Pero, para muchos de nosotros, no tiene nada de simple: es otro término técnico que se entiende muy vagamente. En realidad, el SMTP es parte de una tecnología que muchos de nosotros usamos en la actualidad de forma habitual.

 

 

¿Qué es el servidor SMTP?

En términos humanos y comprensibles, el SMTP es un protocolo básico que permite que los emails viajen a través de Internet. Digamos que es como la oficina de correos de la web: recoge el email del remitente y lo entrega en la oficina de correos local del destinatario, que es otro servidor SMTP. Nació en 1982 y sigue siendo el estándar de Internet más utilizado a día de hoy.

Para desglosar esto un poquito más, imaginemos el recorrido que tu email normal tendría que hacer a velocidad caracol para llegar a su destino:

SMTP-1

 

El servidor SMTP y tu proveedor de email

Envío mediante un proveedor de servicios de email

¿Cómo es este protocolo cuando hablamos de un proveedor de servicios de email como Mailjet? Las empresas que necesitan enviar emails masivos a sus clientes utilizan un servidor SMTP para simplificar el mantenimiento y obtener más información de análisis.

Usar un proveedor de servicios como Mailjet para enviar contenido a través de un servidor SMTP ahorra a las empresas tener que gestionar su propio servidor de email. Como puedes ver en el siguiente diagrama, la empresa o el remitente crea el email y su servidor lo envía al servidor SMTP de Mailjet, donde se prepara y se manda a los destinatarios.

SMTP-2

 

Con el fin de combatir el spam, la mayoría de los proveedores de webmail (como Gmail, Hotmail, Yahoo, etc.) establece un límite sobre la cantidad de emails que puedes enviar a distintos destinatarios al día. Como lo habitual es que las empresas superen este límite, tienen que recurrir a los servicios de una plataforma de envíos de email de nivel empresarial. Un proveedor de servidor SMTP puede ayudar a empresas y organizaciones a enviar grandes volúmenes de email sin que se les etiquete por error como SPAM.

Los proveedores de servicios de email como Mailjet invierten muchísimos recursos en la creación de su propia infraestructura de email para gestionar grandes cargas de volumen. Y además, trabajan mano a mano con los principales proveedores de servicios de Internet y de webmail con el fin de entregar estos emails directamente en la bandeja de entrada del destinatario.  

 

Seguimiento entre bambalinas

Los envíos mediante un proveedor de servicios de email presentan otra gran ventaja. En el caso de Mailjet, nuestro sistema añade automáticamente enlaces de seguimiento en el cuerpo del mensaje antes de que nuestros servidores SMTP envíen un email. Esto te permite que, como usuario, puedas seguir las aperturas y los clics una vez que se entregue un email.

Mailjet también traduce los informes de los ISP (Gmail, Yahoo, AOL, etc.), pues cada uno tiene su propia forma de comunicarse. Nuestro servicio ahorra tiempo a los desarrolladores al convertirlos en una respuesta fácilmente identificable que muestra si un email ha sufrido un rebote suave o duro.

Un caso de rebote suave sería que el servidor receptor no funcionara o estuviera lleno; en cambio, se daría un caso de rebote duro si la dirección de email del destinatario ya no estuviera activa o estuviera mal escrita.

Básicamente, el hecho de que el servidor SMTP se haga cargo de la parte más pesada de la administración nos simplifica muchísimo la vida como expertos en marketing. Y, por supuesto, nos permite dedicar más tiempo a desarrollar contenido y seguir elaborando nuestras listas de suscriptores.