Cuando envías una gran cantidad de emails a través de una plataforma como Mailjet, puedes hacerlo a través de una dirección IP compartida o una dirección IP dedicada. Es decir, puedes estar usando la misma dirección IP que otros usuarios o tener una exclusiva, que sólo tú utilizas. Aunque en muchas ocasiones  nos volvamos locos por una IP dedicada, lo cierto es que este tipo de IP requiere un tipo de atención diferente y no será adecuada para todos.

“Yo quiero una IP dedicada.” “No, yo la quiero.” 

Si envías desde una IP compartida en Mailjet, nosotros nos encargaremos de velar por su reputación, monitorizando el uso que nuestros clientes hacen de nuestra plataforma para evitar que sus malas prácticas afecten al resto de usuarios. Sin embargo, aquellos que envían desde una dirección IP dedicada deben seguir las mejores prácticas para asegurarse una buena reputación que haga que los proveedores de email confíen en ti. Al final, la reputación lo es todo, ¿verdad?

 

Cómo cuidar la reputación de tu dirección IP

La reputación se calcula en función de varios parámetros: el historial de envíos, las quejas por spam, si has caído o no en alguna trampa de spam, los distintos protocolos de autenticación (SPFDKIMDMARC…) que configuras, si tu WHOIS es público y está rellenado correctamente, etc.

Prácticas como el opt-in doble, limpiar las listas habitualmente (sí, ya sabemos que eliminar direcciones no es lo que más te apetece, pero seguro que caer en una trampa de spam te apetece menos) o controlar nuestras métricas habitualmente para reaccionar pronto a cualquier anomalía son de gran ayuda.

 

Si quieres aprender más sobre cómo cuidar tu reputación IP para asegurarte la mejor entregabilidad, descárgate nuestra guía.

Guía de Principios Básicos de la Entregabilidad

 

Herramientas para monitorizar tu reputación IP

Para que conozcas tu reputación, la mayoría de los ESPs se han asociado con distintos servicios de seguimiento para que puedas comprobar dicha reputación directamente en tu panel de control. Pero si la tuya no lo hace, aquí tienes algunas herramientas que pueden serte de gran ayuda:

Sender Score – Almacenan los datos de algunos ISP (Proveedores de servicios de Internet) y de listas de bloqueo. Calculan la puntuación del remitente usando una fórmula que va de 1 a 100 para cada dirección IP que envía correos a su red. Cuanto más alta sea la puntuación mayor será la reputación. Puede que no sea demasiado preciso para IPs con poco tráfico. Algunos ISP usan este sitio como referencia para sus motores de toma de decisiones de envío.

AOL reputation – Esta web informa de la reputación de una IP mediante su propio método. Se usan escalas de Bueno, Pobre o Neutral.

SenderBase – Ofrecida por Ironport/Cisco, esta página almacena de forma pública datos de su base de datos de usuarios. Esta reputación se califica como Buena, Pobre o Neutral. Algunos ISP usan este sitio como referencia para sus motores de envío.

RoadRunner blocks – Esta web informa sobre si una dirección IP concreta está siendo bloqueada por enviar correo a RoadRunner o no.

Spamhaus blocks – Esta web informa sobre si una dirección IP figura en la lista de Spamhaus o no.

SendmailReputation – Esta web informa sobre la reputación de una dirección IP según los parámetros de Sendmail.

Trusted Source – Esta web es ofrecida por McAfee.

Barracuada Central – Esta web es ofrecida por Barracuada y muestra si las direcciones IP están siendo bloqueadas o no.

SNDS – Esta web es ofrecida por Microsoft, y la usan tanto Hotmail como Live.com. Muestra las direcciones IP que son bloqueadas por Microsoft.

 

La reputación IP como rastreo de delitos informáticos

Una dirección IP debe ser real y los sitios mencionados previamente se usan para consultar la reputación de la dirección IP. Una mala dirección IP es una de la que se sabe que envía spam de forma intencionada, o bien es lo que se conoce como un ordenador zombi. Un ordenador zombi es aquel que ha sido atacado sin que el usuario sea consciente. Un hacker usa un ordenador zombi para llevar a cabo actividades ilegales como atacar otros ordenadores a través de internet y enviar correos spam. En ambos casos, el resultado es que el email remitente es bloqueado.

Los correos spam son emails no solicitados, que en ocasiones se usan para difundir datos informáticos peligrosos. El dueño de un ordenador zombi puede ser acusado por todas las actividades ilegales que tienen lugar en un segundo plano e incluso considerado responsable por toda esa actividad de la que no tenía constancia. Por ello, comprobar la reputación de una dirección IP es una herramienta ideal para estar alerta de todos estos delitos.

Pero no te preocupes, si sigues las mejores prácticas que te recomendamos en nuestro blog, la reputación de tu dirección IP no debería verse impactada. Además, Mailjet mantiene una estrecha relación con los proveedores de Internet para poder solucionar cualquier problema de entregabilidad que pueda surgir, y nuestro equipo está preparado para asesorarte y acompañarte si en algún momento saltara alguna alarma. ¡Crea un cuenta gratis y pruébalo tú mismo!

 

¿Tienes preguntas? ¿Quieres saber algo más sobre tu reputación IP o quieres aprender cómo mejorar la entregabilidad de tus emails? Descárgate nuestra guía o pásate por Twitter y déjanos tus preguntas.

 

***

Esta es una versión actualizada del artículo “Como monitorizar tu dirección IP”, publicado en el blog de Mailjet el 13 de mayo de 2015.