Todos hemos recibido spam en algún momento de nuestra vida – la mayoría de nosotros los recibimos todos los días. Que si milagrosos medicamentos para todos y cada uno de nuestros problemas, solteros y solteras deseosos de conocernos y mil y una formas de ganar mucho dinero, muy rápido, sin esfuerzo alguno.

Generados por robots y enviados de forma masiva, los correos spam y phishing realmente no son lo más creativo del mundo. Como cabe de esperar en cualquiera que quiere lucrarse de las pobres almas cándidas del ciberespacio, estos emails se adaptan y cambian constantemente, en un intento de ser más astutos que los usuarios del correo electrónico, los ISPs (proveedores de servicios por Internet) y los ESPs (proveedores de servicios por email).

 

Palabras que harán saltar las alarmas del spam

La buena noticia es que estos creadores no son muy rápidos, por lo menos no lo suficientemente rápidos como para eludir nuestro propio filtro phish-i-nator. De todos estos mensajes pueden deducirse ciertos patrones y, aquí en Mailjet, nos esforzamos en juntar y analizar esos patrones sistemáticamente. Esto nos ayuda a mantenernos un paso por delante de los malos remitentes.

Para ayudarte a protegerte y para evitar ser confundido por un spammer o un phisher, vamos a compartir contigo algunas de las palabras que más hacen saltar las alarmas del spam.

A pesar de que el uso de ciertas palabras sueltas no es tan arriesgado como el de determinadas líneas de asunto comprometidas, es recomendable evitar ciertos términos a menos que sea absolutamente necesario.

 

Factura

La palabra “factura” (o “invoice” en su versión inglesa) es una de las favoritas de los phishers – si ves esta palabra en el asunto, están tratando de hacerte morder el anzuelo. Asegúrate de revisar la dirección de correo del remitente para verificar la validez del correo electrónico. facturación@ej-emplo.com no es lo mismo que facturación@ejemplo.com. Los estafadores intentan aprovecharse de nuestros descuidos.

 

PayPal, Visa/MasterCard o cualquier nombre de banco

Otro caso donde un nombre legítimo puede ser usado para hacer phishing. Los estafadores a menudo intentan hacerse pasar por instituciones financieras enviando correos electrónicos con el mismo esquema de color y diseño, redirigiéndonos a un sitio replicado o espejo hecho para verse casi igual que el que está suplantando. Esto se conoce como “spoofing”.

Para protegerte como consumidor, sigue los mismos pasos anteriores, verificando la dirección y el nombre del dominio del remitente. Si quieres proteger la estrategia de email de tu empresa, utiliza las herramientas de autentificación DKIM y SPF para prevenir que los suplantadores de identidad o “spoofers” dañen tu reputación.

 

Obsequio/Lotería/Regalo/Especialmente para ti

Este es uno que siempre verás en tu bandeja de entrada – la estrategia del “querido amigo”. Diariamiente, se envían miles de correos electrónicos intentando convencer a diferentes personas de que han ganado un gran premio o que han sido elegidos en un concurso en el cual nunca se han inscrito. Aunque tienes que ser bastante crédulo para caer, los estafadores todavía siguen enviándolos a millones de usuarios, puesto que se trata de emails rápidos y fáciles.

Si de verdad has realizado un concurso y quieres anunciar el ganador, ten cuidado con las palabras que escoges en la línea de asunto de tu email.

 

Urgente/Desesperado/Ayuda Por Favor

A lo largo de los años han aparecido variaciones de la estrategia “damisela en apuros”, en la cual los phishers fingen ser una persona pudiente de un lejano país, que, perseguida por malhechores, es forzada a huir a un refugio seguro. Por alguna extraña razón te han elegido a ti como la única persona a la que confiar todo su dinero, prometiéndote una gran recompensa por ayudarles a abrir una cuenta en un banco específico para que puedan transferir sus fondos.

Seamos sinceros, si nos dieran un euro por cada princesa o príncipe africano, o cada viejo amante que nos ha enviado un email de este tipo, ya habríamos cosechado toda la recompensa prometida.

 

Casino/Juegos Gratis/Bono de Bienvenida

Los spammers apostadores a menudo envían campañas que prometen alta rentabilidad, entrada gratuita y depósitos dobles. Si no es una página web que reconoces, entonces asegúrate de que se va directamente a la carpeta spam.

 

Aquí hay algunos ejemplos de palabras específicas que tienes que tener cuidado de usar:

Palabras_Spam_-_Google_Sheets
 

Aunque no seas un spammer, es importante evitar el uso de palabras que puedan dar esa sensación a los ISPs y a tus contactos. Incluso si los clientes de email dejan entrar a tu email a la bandeja de entrada, es probable que tus suscriptores, curados de espanto por experiencias pasadas, decidan eliminar tus mensajes sin abrirlos e incluso marcarlos como correo no deseado. Esto puede tener consecuencias muy negativas en tu reputación de remitente y, a la larga, en tu entregabilidad.

 

¿Qué otras palabras generalmente evitas usar en tu asunto? ¿O qué asuntos engañosos ves que usan los spammers? Cuéntanoslo en Twitter usando el hashtag #EmailMarketing.

 


Esta es una versión adaptada de un artículo publicado por el equipo de Mailjet, el 4 de diciembre de 2014.