¿El mundo del email está lleno de términos que te suenan a chino? ¿Tu compañero te ha dicho que tenéis que cambiar vuestro widget para hacer una suscripción doble opt in y tú has asentido y sonreído, sin saber bien qué decir?

¡No te preocupes! En este Glosario de Email, te traemos un glosario de definiciones básicas del mundo del emailing para que domines los conceptos indispensables, en cualquier situación.

 

¿Qué es el opt in y por qué es tan importante?

El opt in (concepto inglés que significa “optar por la inclusión” o “apuntarse en algo”) es un proceso necesario a la hora de crear una lista de contactos propia. De hecho, este proceso no sólo es importante, sino que es también obligatorio en la mayoría de las situaciones. El opt in consiste en solicitar el consentimiento previo y voluntario de nuestros futuros destinatarios a recibir nuestras comunicaciones vía email. Esta aceptación debe ser concedida de forma expresa, por ejemplo marcando una casilla de verificación como señal de acuerdo.

 

Opt in skyscanner

 

El opt in: la base sobre la que se sustenta el marketing del permiso

Seth Godin, autor del libro Permission Marketing publicado en 1999, se ha convertido en el referente de todos los profesionales del marketing por email. En su obra, Godin defendía que “el marketing del permiso se define como el privilegio (y no el derecho) de enviar los mensajes pertinentes, personales y esperados a quienes buscan de verdad recibirlos”.

¿Qué quería decir con esto nuestro querido Godin? Simple: que un buen profesional del email marketing debe preguntar de forma sistemática a sus contactos si aceptan de buen grado recibir los mensajes (pertinentes) que tiene pensado enviarles. Esta pregunta pasa por lo que conocemos como opt in activo, que implica que el futuro contacto debe hacer clic de forma deliberada en la casilla de validación.

En Europa, esta es una norma obligatoria en el mundo del email marketing y, con la llegada del RGPD, lo será también para todos aquellos países que tratan datos de ciudadanos de la Unión Europea. Ya no vale lo de dejar la casilla de aceptación pre-marcada, una práctica que a partir del 25 de mayo será ilegal.

En su cita, Seth Godin no sólo nos está hablando de la importancia de contar con el permiso expreso de nuestros contactos, sino que también nos está advirtiendo del peligro de comprar listas de correo electrónico.

Por supuesto, el envío de emails a contactos obtenidos de forma externa, ya sea mediante la donación o la compra, es la antítesis del marketing del permiso. En este caso, los contactos a los que nos dirigimos no nos han dado en ningún momento autorización para enviarles nuestros mensajes. Además, hay muchas posibilidades de que no sepan ni quienes somos y que decidan, en el mejor de los casos, cancelar la suscripción. En el peor de los casos, pueden marcar nuestra correspondencia como spam (correo no deseado) e incluso contactar al servicio de abusos del servidor de email que utilizamos, perjudicando de este modo seriamente nuestra entregabilidad. Incluso si nos aseguran que las listas que estamos comprando están constituidas por contactos frescos que están ansiosos por recibir nuestros emails, debemos rechazar por sistema este tipo de prácticas.

Recuerda: si quieres hacer las cosas bien, el opt it es tu mejor aliado, ya que es, a día de hoy, el único modo de probar legalmente que un contacto se ha inscrito deliberadamente en nuestra lista de difusión.

 

Mejor que el opt in, ¡el opt in doble!

Como hemos dicho, en Europa, el opt in es un imperativo legal. Sin embargo, esto no significa que no podamos ir más lejos y mejorar nuestra entregabilidad, apostando por el opt in doble (o double opt in, en inglés) en el proceso de suscripción de nuestros contactos.

El opt in doble funciona de una forma muy simple: en vez de preguntarle a nuestros contactos una vez si están de acuerdo en recibir nuestras comunicaciones, lo haremos dos veces. La primera vez lo haremos a través del formulario de inscripción, marcando una casilla (igual que hacemos con el opt in sencillo). Para confirmar una segunda vez su aceptación, les mandaremos un email que nuestros contactos deberán validar, generalmente haciendo clic en un enlace de confirmación. Cuando finalmente hayan completado los dos pasos, se completará su inscripción a nuestra lista.

 

Opt in doble skyscanner

El proceso puede parecer pesado e incluso contraproducente, pero lo cierto es que presenta numerosas ventajas:

  • Podremos asegurarnos de que la dirección introducida existe de verdad y que el destinatario está convencido de inscribirse a nuestra lista.
  • Nuestra entregabilidad estará asegurada, puesto que al confirmar su aceptación dos veces, el contacto nos está indicando que realmente quiere recibir nuestros mensajes.

Nosotros no tenemos dudas: aunque no es obligatorio, conviene optar siempre por el opt in doble, puesto que es más seguro y nos garantiza una mayor implicación de nuestros contactos.

 

¿Quieres saber cómo mejorar tu entregabilidad? Descárgate la guía:

Guía de Principios Básicos de la Entregabilidad

 

El opt in con Mailjet

Evidentemente, podemos codificar nuestro sistema de inscripción por opt ins nosotros mismos, pero también podemos utilizar el widget de inscripción que Mailjet pone a disposición de todos los usuarios y que es, además, realmente sencillo de integrar en nuestro sitio web. Gracias a este widget, podremos recoger las direcciones de correo electrónico de nuestros clientes potenciales y solicitar los datos que consideremos necesarios para nuestra empresa, todo ello en el proceso de opt in.

Ya queda claro, ¿no? El opt in no es un lujo, es una necesidad para tener listas de contactos propias e interesadas en nuestros contenidos.

 

¿Quieres consultar más conceptos básicos del email? Echa un vistazo a otras entradas de nuestro Glosario de Email.