Mylène Blin

Mylène Blin

Ya queda muy poco para las vacaciones navideñas, ¡yupi! El Black Friday y la Navidad están a la vuelta de la esquina y las rebajas de invierno les pisan los talones… Es el apogeo de las compras y, por lo tanto, la gran oportunidad para sacar a relucir estrategia de marketing, con todo lo que has aprendido haciendo un seguimiento de tus campañas durante este año.

Así que, si quieres hacer el agosto en las fiestas de fin de año, tienes que estar listo para aprovechar al máximo el marketing por email y asegurarte de que llegas a todos tus destinatarios… Aquí es cuando oyes esa vocecita interior que te recuerda aquella lista que compraste en una vida anterior (por aquellos tiempos en los que eras un spammer por error —sí, nos ha pasado a todos—). Y empiezas a pensar en reciclarla… Vale, puede que tu lista se multiplique por 10 de la noche a la mañana pero… ¿te ayudará realmente a aumentar tus ingresos?

opt-in 1
 

La respuesta es no. Y no queremos ser aguafiestas, pero las Navidades son un momento muy especial y las listas de correo electrónico suelen convertirse en una locura… Por no hablar de lo que pasa después, cuando aumenta el riesgo de mensajes rebotados y cancelaciones.

Pero, con un buen proceso de suscripción (mucho mejor si de doble opt in), te asegurarás de conseguir nuevos clientes que quieran seguir a tu lado, durante las fiestas y… para el resto de tu vida. No te preocupes, no es taaan difícil.

 

¿Quieres dominar el emailing estas fiestas? Descarga nuestra guía:

Guía Definitiva Emailing Navidad

 

Érase una vez… la preciada lista de contactos

Lo primero que necesitas para empezar a enviar mensajes es tu lista de contactos. Hay muchas formas de conseguir contactos; algunas son perfectamente legítimas (recopilar direcciones en tu página web), y otras no tanto (comprar listas a terceros).

A la gente le suele dar miedo que sus listas sean demasiado reducidas, así que buscan la forma de engrosarlas exponencialmente: captar antiguos clientes con los que no han interactuado durante años, pagar a terceros para que generen nuevos contactos, utilizar identificadores de email recolectados a través de las redes sociales sin utilizar un widget de suscripción, etc. La mayoría tiende a pensar que cuanto mayor sea su lista de contactos, más gente visitará la página web y más clientes les comprarán.

La tentación de añadir contactos a cualquier precio es grande; ya lo sabemos. Pero queremos pedirte algo importante…

opt-in 2 
“Por favor, no lo hagas.”
El primer motivo es que con un proceso de suscripción adecuado, te asegurarás de que esos usuarios quieren recibir tus emails. Lo que significa que a la gente le interesa tu marca y lo que ofrece. Esa es justamente la clave para asegurarte de que no te abandonarán en cuanto termine la Navidad y se les pase el TCC (es decir, el trastorno de compras compulsivas). ¿A que no quieres ir a parar a la papelera justo después de Nochebuena o Reyes?

Pero eso no es todo. Las suscripciones son una buena opción, pero aún es mejor volver a pedir confirmación con un proceso de opt-in doble. Si no utilizas la confirmación doble, se te pueden colar IDs de email falsos en tu base de contactos, y eso dañará la reputación de tus emails y tu entregabilidad en general. También puedes añadir un formulario CAPTCHA en el proceso de suscripción para mantenerte a salvo de los desagradables spambots.

Es importante que sepas lo que te juegas: tu credibilidad como remitente honesto. Si no utilizas un proceso de suscripción, te convertirás en un spammer prácticamente en todo el mundo, y una vez que te ponen la cruz, cuesta bastante regresar del lado oscuro. Por otra parte, la salud general de tu lista de contactos depende también de lo fuerte que sea la relación con tus contactos: si de verdad quieres aumentar tus ingresos, deberás forjar un vínculo duradero con ellos. La recompensa será la fidelidad de tus clientes.  

Queremos que después de Navidad sigas estando en la lista de niños buenos de Papá Noel, así que vamos a explicarte cómo bordar el proceso de suscripción.

¿Quieres saber cómo mejorar tu entregabilidad? Descárgate la guía: 

Guía de Principios Básicos de la Entregabilidad

 

Cómo bordar el proceso de suscripción por email

Piensa que crear un nuevo contacto es como adoptar un perro: sí, claro, de cachorros son una monada, pero lo que quieres es un amigo para siempre.

opt-in 3

(Vale, igual precisamente este perrito no…)

Para eso, sigue estos tres sencillos pasos:

1. Añade widgets de suscripción más o menos por todas partes (pero no los preselecciones, porque eso es una suscripción forzada y no ayuda nada a la entregabilidad).

  • En la página de inicio de tu página web,
  • En las páginas de pago,
  • En los canales de tus redes sociales.

Si quieres saber más formas de engrosar tu lista de contactos, tenemos un montón de recursos preparados para ti, que incluyen una guía específica y un artículo con magníficos consejos.

2. Una vez que los usuarios se hayan suscrito, dirígete a ellos y pídeles que confirmen si desean recibir noticias tuyas por email, haciendo clic en el enlace de confirmación doble de la suscripción. Aunque sea un mensaje transaccional, asegúrate de que resulte atractivo para que no puedan resistirse a hacer clic en el mensaje de confirmación. También es importante que la identidad de tu marca sea claramente reconocible.

3. Envía a los nuevos usuarios un email de bienvenida decente (o mejor aún: una serie de mensajes automatizados de bienvenida), para que sepan exactamente lo que van a recibir y puedan configurar sus preferencias de correo electrónico.

¡Tachán! Ya tienes un nuevo compañero fiel que te seguirá allá donde vayas. Por si se cansase de ti (aunque sabemos que eres genial y no pasará), no olvides dejar abierta la puerta por si quisiera marcharse. Para eso, añade un enlace para darse de baja al final de tus mensajes. Mejor solo que mal acompañado.

 

Qué hacer en Navidad… Y después

Es probable que estés pensando en aumentar la frecuencia de los envíos durante la campaña navideña. Está bien, pero para que tus nuevos contactos se queden contigo para siempre y no solo en Navidad, es importante que te asegures de cumplir sus expectativas y repartir los envíos en el tiempo según sus preferencias. Probablemente algunos de tus contactos estarán encantados de recibir tus campañas llenas de regalos y descuentos durante todos los días de diciembre, pero quizá no les haga tanta gracia que su buzón de entrada eche humo en enero.

Además, si tus contactos simplemente se han unido a tu lista de correo para aprovechar las promociones navideñas, no sabrás realmente lo que les interesa una vez que pasen las fiestas. Así que ¿por qué no les preguntas sencillamente con qué frecuencia quieren recibir noticias tuyas, y qué tipos de contenidos les gustaría leer? Utiliza la segmentación para crear listas dirigidas a distintos grupos de destinatarios según sus preferencias.

No olvides trabajar bien los contenidos para aportarles un buen valor añadido a los lectores y asegurarte de que sigan abriendo tus mensajes una vez terminadas las ofertas de Navidad. De este modo los usuarios seguirán a tu lado y no harán clic en el temido enlace de cancelación de la suscripción.

Un último consejo: a veces, nos esforzamos en gustarle a alguien, pero sencillamente no le interesa. Limpia periódicamente tu lista de contactos para eliminar esos contactos inactivos que no han mostrado ningún interés por tu marca durante los últimos tres a seis meses, y así evitar que tengan un impacto negativo en tu entregabilidad.

 

Y eso es todo. Ya estás listo para aprovechar al máximo tu lista de contactos en esta campaña navideña. Recuerda: adopta tus contactos para siempre, no sólo para Navidad.

Cuéntanos cómo estás consiguiendo contactos y cómo piensas lograr que sigan a tu lado después de las Navidades. Tuitéanos con la etiqueta #MailjetDelivers.