Denise Chan

Denise Chan

Si nos preguntas cuál es la principal tendencia en cuanto a marketing por correo electrónico, probablemente no nombraremos un programa de software ni describiremos un tipo de campaña. Te hablaremos de la medición. Hoy en día, la mayoría de los profesionales del marketing digital abordan el correo electrónico desde una perspectiva científica: midiendo el éxito de sus campañas de correo electrónico a través de números. Sin embargo, hay mil maneras de desglosar estos datos. Las siguientes preguntas surgen a menudo: “¿Estoy recopilando los números correctos? ¿Cómo puedo interpretarlos correctamente?”

 

Flight-School-Friday-Email-Marketing-KPIs-you-should-be-measuring

Primero…
La verdad es que a la hora de medir los datos no hay una solución universal que pueda aplicarse a todos los casos. Antes de zambullirse en los números, debes analizar y revisar los objetivos comerciales de tu empresa y las necesidades de tus clientes. Este enfoque de “arriba a abajo” te ayudará a conseguir una mayor claridad sobre qué tipo de contenido producir y cómo medir el éxito. Por ejemplo, si tu objetivo es impulsar la exposición, deberías medir las cuotas; si lo que buscas es mejorar la tasa de entrega, deberías realizar un seguimiento de la tasa de apertura y de la tasa de mensajes rebotados.
La selección de mediciones que terminas identificando como importantes para medir el rendimiento del negocio se denomina indicadores clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés). Para empezar, a continuación encontrarás algunos de los KPI más comunes:

Tasa de apertura
Número total de aperturas/Número total de correos electrónicos enviados
Objetivo: tasa de apertura alta
La tasa de apertura es un buen indicador de la efectividad de tu línea de asunto. Si añades una llamada a la acción, números o una línea de asunto personalizada, puedes incitar a que los clientes abran su correo electrónico. Prueba la longitud de la línea de asunto en varios ISP (Gmail, Yahoo, Hotmail) y en diferentes dispositivos (web, móvil, tableta).

Proporción de clics (CTR, por sus siglas en inglés)

Número total de clics/Número total de aperturas
Objetivo: proporción de clics elevada
La proporción de clics refleja mejor el grado de interacción de los clientes con un correo electrónico creativo. Esto está directamente relacionado con la tasa de apertura: cuantos más clientes abran tu correo electrónico, más clientes irán siguiendo poco a poco los vínculos —gracias a tu creatividad— para acceder a tu sitio web. Asegúrete de que el cuerpo del correo electrónico sea acorde con lo que se promueve en la línea de asunto. Aquí también es importante tener en cuenta a los usuarios de dispositivos móviles. El 38 % de todos los correos electrónicos se abren en un dispositivo móvil, lo que significa que la mayoría de los lectores buscan diseños adaptados a los móviles.

Tasa de mensajes rebotados

% de direcciones de correo electrónico en la lista de contactos que no recibieron el correo electrónico
Objetivo: por debajo del 5 %
Es realmente importante mantener un porcentaje bajo para este KPI. Con una tasa de mensajes rebotados alta puedes correr el riesgo de que te marquen como spam o de que te incluyan en una lista negra. Los estándares de la industria recomiendan mantener la tasa de mensajes rebotados por debajo del 5 %. Si descubres que tienes una tasa de mensajes rebotados alta, elimina las direcciones de correo electrónico inactivas de la lista de contactos: aquellos contactos que no han hecho clic ni han abierto correos electrónicos en los últimos meses.

Ingresos por correo electrónico (RPE, por sus siglas en inglés)

Ingresos totales/(Número total de correos electrónicos enviados – Número de mensajes rebotados)
Objetivo: RPE altos
RPE es el indicador más sencillo de todos y nos ayuda a determinar qué tipo de campaña genera más ingresos. También compara la efectividad del correo electrónico frente a otras herramientas de marketing. Te recomendamos que utiliza Google Analytics para realizar un seguimiento de la procedencia de tus ingresos. Realiza un seguimiento mensual de los RPE en función de los correos electrónicos enviados y del público.

Cancelaciones de suscripción

Número de contactos de la lista de contactos que cancelan su suscripción
Objetivo: menos del 1 %
Aunque resulte gratificante observar cómo aumenta el número de suscriptores nuevos, las cancelaciones de suscripción nos dicen de qué tipo de contenido deberíamos mantenernos alejados. Con un número elevado de cancelaciones de suscripción puedes correr el riesgo de que te marquen como spammer. En términos generales, deberías mantener una tasa de cancelaciones de suscripción por debajo del 0,5 %. Recuerda probar la frecuencia de tus envíos de correo electrónico para encontrar la cadencia óptima para comunicar con los clientes.

Establece siempre un punto de referencia y sigue probando

Recuerda que los KPI pueden cambiar con el tiempo a medida que logras una mayor comprensión del comportamiento del cliente y a medida que crece tu negocio. Mantén una mente abierta cuando analizas los datos de correo electrónico y permite que se produzcan cambios. Establece un punto de referencia con respecto a los envíos anteriores y fija unos objetivos para superar la tasa de apertura y la proporción de clics. Buscar los KPI de correo electrónico habituales de tu sector también puede ser un excelente recurso. Por encima de todo, sigue probando nuevas líneas de asunto, nuevas plantillas creativas y diferentes formas de integrar el correo electrónico.
¿Cómo se define el éxito en tu empresa? ¿De qué KPI realizas el seguimiento y cómo adaptas tus objetivos a medida que pasa el tiempo? ¡Nos encantaría conocer tu opinión! Déjanos tus comentarios a continuación.