Denise Chan

Denise Chan

Antes de hablar sobre la estrategia de correos electrónicos y los KPI que quieres enfocar, necesitas volver a lo básico: la lista de contactos. Antes de empezar una gran campaña, asegúrate de limpiar tu lista de contactos y organizar todo para ponerla en marcha de manera apropiada.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a aumentar el valor de tu lista de contactos y para tenerla lista a tiempo:

Limpia tu lista de contactos

Asigna una campaña de re-compromiso en tu calendario de contenidos, si todavía no tienes una. Filtra los clientes que no han abierto o cliqueado tus correos en los últimos 4-6 meses y envíales un correo “Te extrañamos” con una promoción especial. El propósito de esto es doble: esto te mantendrá como máxima prioridad para clientes re-comprometidos y te ayudará a identificar los clientes inactivos que debes eliminar de tu lista. Recuerda, se trata de calidad sobre cantidad. Puedes dañar tu reputación ISP si estás enviando mensajes a demasiados clientes sin comprometerlos con tus correos.

En este caso, es bueno etiquetar tus clientes

¿Ya estás recopilando datos sobre tus clientes? La manera en que tu cliente compra o interactúa con tus productos puede decir mucho. Etiquetar a tus clientes por su comportamiento se llama segmentación. Los profesionales del marketing a menudo recopilan o tienen acceso a estos datos sobre sus clientes, pero no encuentran el tiempo para organizar meticulosamente esta información. ¡Pero aprovechar esto puede aumentar tu ROI!

El primer punto de contacto que tu cliente tiene con tu programa de marketing por correo es el formulario “opt-in”. Quizás ya estés preguntándole a tu cliente por información demográfica como edad, género o ciudad de residencia; asegúrate que esto está integrado de manera apropiada en tu lista de contactos. Etiqueta claramente cada columna junto a las direcciones de correo y asegúrate de que el formato sea consistente. También hay otros puntos de contacto: historial de compras del cliente o frecuencia de interacción con tu producto, que tu equipo de TI puede estar coleccionando en el motor. Tómate el tiempo de sentarte con tu equipo de TI para entender qué datos con los cuales puedes trabajar ya tienes. ¡Te puede sorprender que tu equipo de TI esté recopilando más datos de los que sabes!

Y no te preocupes si todavía no estás recopilando estos datos, ¡empieza a construirlo ahora! Como los clientes están más activos durante las vacaciones, esta es una buena oportunidad para empezar a recopilar de manera que puedas continuar y entender qué datos quieres empezar a recopilar. Abajo hay un buen ejemplo de cómo Nordstrom aprovechó sus listas segmentadas. Enviaron un mensaje sobre los últimos productos de otoño a clientes varones o compradores de ropa de hombre.

Hacking-your-contact-list-for-the-holiday-season2

Aquí, Tumblr sigue la interacción de los clientes con su producto. Felicitan al usuario después de haber completado 10 publicaciones. Este sistema de recompensas hace que el cliente se sienta especial y lo anima a seguir participando en el blog.

Hacking-your-contact-list-for-the-holiday-season1

Pruébalo

Finalmente, aunque no menos importante, tómate el tiempo de familiarizarte con las herramientas de segmentación en el proceso de construcción de la campaña. Empieza con uno o dos segmentos sencillos – intenta enviarlos a usuarios masculinos y femeninos antes de enviarlos a grupos más pequeños como mujeres de más de 50 años viviendo en Madrid.

Si ya estás enviando correos segmentados y eres un profesional de la segmentación, sumérgete en el rendimiento de tus campañas pasadas para analizar qué grupos de clientes respondieron mejor a ciertos tipos de mensajería y continúa a refinarlos desde ahí. Quizás los clientes femeninos son más propensos a abrir un correo con asuntos más largos y los clientes masculinos son más propensos a cliquear imágenes GIF.

Mantén los ojos abiertos a estos patrones y felices pruebas.