Lista negra de un ISP: también conocido como la peor pesadilla de un profesional del marketing por correo electrónico. Caer en una lista negra significa que has sido etiquetado como un “spammer” y estás bloqueado para enviar correos. Puede ser difícil salir de la lista, afecta tu reputación con clientes y te puede costar ingresos.

5-Ways-To-Avoid-Landing-On-An-ISP-Blacklist

Según Return Path, un sorprendente 20% de los negocios en Estados Unidos han caído en listas negras. Estos son profesionales de “sombrero blanco” del marketing por correo quienes no están enviando “spam” a clientes de manera intencional, más bien están enviando contenido relevante a un público que ha expresado interés en recibir comunicaciones. Ahora, ¿por qué caerían en la lista negra? Los ISPs tienen algoritmos estrictos construidos para capturar “spammers”, pero a veces remitentes legítimos quedan atrapados en el filtro al probar nuevas técnicas o si su seguridad ha sido comprometida.

Lo más interesante de todo es que los profesionales del marketing son más propensos a caer en listas negras durante la temporada navideña (Noviembre – Diciembre), ya que las promociones son más frecuentes y los profesionales del marketing se sienten presionados a ser más agresivos en su mensajería. Aquí hay algunos puntos a tener en cuenta, especialmente si estás armándote para las fiestas, para ayudarte a no caer en las temidas listas negras:

1: Pídele a los usuarios que te agreguen

El mejor plan de ataque para prevenir caer en una lista negra es pedirles a los clientes que te agreguen a la lista blanca. Hacer que tus clientes añadan tu dirección de remitente a su libreta de direcciones aumenta tu entregabilidad ya que los ISPs te verán como un contacto personal de este cliente individual. Un beneficio adicional es que, de esta manera, tus correos quedarán afuera de la pestaña de promociones y en la bandeja de entrada.

2: No utilices acortadores de enlaces

Los acortadores de enlaces de bit.ly, Buffer y Tiny pueden ser extremadamente útiles en ayudarte a acortar URLs largas (especialmente algunos con etiquetado al final), pero puede ser perjudicial en los ojos de un ISP. Estos enlaces acortados enmascaran los indicadores originales de la URL, lo cual es conveniente para “spammers” que quieren ocultar el CTA de un correo. Mientras que no todas las listas negras lo toman en cuenta en su algoritmo, es más seguro mantenerse alejado de los enlaces acortados.

3: Administra los dados de baja

Administra regularmente tu lista de contactos para asegurarte que está actualizada y que todos los correos dados de baja y rebotados son quitados de la lista. Enviar correos a clientes que se han salido no sólo daña su confianza en ti, pero también afecta tu tasa de entregabilidad. Puedes trabajar con tu equipo técnico para automatizar este proceso. El API de Eventos de Mailjet tiene como intención ser usado de esta manera.

4: Monitorea tu status en la lista negra

Otro ítem importante es monitorear regularmente tu status en las listas negras y tu puntaje de remitente. Una vez por semana, utiliza sitios como Return Path o MultiRLB.valli.org para revisar tu dirección IP en estas bases de datos y asegurarte que no estás en una lista negra.

5: Lee las últimas noticias sobre spam

Mientras los “spammers” continúan a afinar su “oficio”, los ISPs refinan su algoritmo regularmente para combatirlos. Desafortunadamente, estamos limitados en nuestro conocimiento sobre qué características exactas están monitoreando, pero lo que sí podemos hacer es mantenernos actualizados sobre las últimas tendencias de entregabilidad, spam y temas de seguridad. Algunos blogs de entregabilidad que frecuentamos son Magill Report y Return Path.

¿Qué otros consejos y herramientas utilizas para mantenerte fuera de las listas negras de un ISP? Nos encantaría discutirlo más abajo.