Todos sabemos que los emails transaccionales pueden parecer malos o ser un rollo. Claro que es importante saber que los pagos se han procesado correctamente o que se ha enviado ese nuevo par de vaqueros que estás deseando recibir. Sin embargo, esos mensajes tan importantes y esperados casi siempre acaban siendo sosos y genéricos. Por lo general, las empresas que utilizan correos electrónicos transaccionales se limitan a enviar la información de interés (facturas, confirmaciones, recibos, restablecimientos de contraseña, etc.) de la forma más sencilla posible; es decir, solo con texto.

Hemos analizado unos cuantos correos electrónicos transaccionales creativos para demostrar que no tienen por qué ser aburridos, e incluso para que puedas inspirarte con ellos e incorporarlos a tu estrategia de marketing con el fin de lograr un nuevo canal de ingresos mediante ventas adicionales.

 

Todo se basa en la apariencia

Lo primero que las empresas pueden aplicar fácilmente a su estrategia de emails transaccionales es la creación de mensajes que además de resultar relevantes e interesantes sean bonitos. Es lo más sencillo con relación a los correos electrónicos transaccionales, sin códigos complejos ni bases de datos que vincular a las transmisiones SMTP. Solo hace falta un buen diseño y alguien que pueda integrarlo en los correos electrónicos.

Un correo electrónico transaccional bien diseñado sin duda generará un impacto mayor. Una estructura adecuada (no como uno de esos correos electrónicos sin nada más que texto y que parecen tiques de un supermercado) ayudará a los destinatarios a identificar en menos tiempo la información que esperan. Este tipo de experiencias de usuario mejorará la imagen de tu marca.

Aquí tienes un ejemplo: un correo electrónico de confirmación de compra de MK2, una cadena de cines francesa. En él encontramos enseguida toda la información que precisamos: la ubicación del cine, la película, el localizador de archivo (que nos servirá para recoger la entrada) y, como no, la información de compra. Si dejamos de lado la información contextual (la información de la película y el código QR), todavía nos queda un correo electrónico que se puede leer, con un buen diseño y que utiliza la identidad visual de la marca, algo que los clientes agradecerán.

mk2

Utiliza los datos que tienes a tu disposición

Como ves en el ejemplo anterior, la empresa integra datos que el usuario introdujo al procesar el pago de la entrada. Es una forma inteligente de recordar al destinatario lo que ha comprado, además de la información que espera (en este caso, una confirmación).

Puesto que ya cuentas con los datos que necesitas, no dudes en incorporarlos a los emails transaccionales. Este valor añadido le da un toque a lo que de otro modo sería otro mensaje más. En el siguiente ejemplo, la aplicación de taxis Chauffeur Privé, además de enviar el recibo del trayecto que acabas de realizar, también incluye un resumen del trayecto, así como la hora y la fecha en la que el conductor te recogió. Toda esta información resulta útil para el usuario, sobre todo para mantener un registro o para recordar dónde estuviste la noche anterior, en caso de que te marchases con una copa de más.

chauffeur_prive

 

Un paso más allá

Como hemos visto en los ejemplos anteriores, los correos electrónicos transaccionales son una buena forma de ofrecer una mejor experiencia a los usuarios y ampliar el reconocimiento de tu marca, aunque también puede ser una herramienta de marketing fabulosa. Como sabes, los correos electrónicos transaccionales tienen ratios de apertura y de clic de entre cuatro y ocho veces mayores que los correos electrónicos de marketing. Como es obvio, es una oportunidad de oro para incluir un mensaje promocional en estos correos tan sumamente demandados (y consultados). Pero cuidado: el correo electrónico que sale de tus servidores es un email transaccional y tiene que aparentar lo que en realidad es. No desaproveches la oportunidad por ser demasiado insistente. El contenido promocional debe ser eficiente y lo suficientemente discreto como para no resultar invasivo.

Un veterano de este sistema de envío de correos electrónicos es Amazon. Este vendedor hace un uso fantástico de los mensajes de confirmación de compra y de envío de facturas al incluir un estilo de marketing inteligente, con menciones a productos que podrían interesarte, bien porque están relacionados con lo que has comprado o porque los has consultado en algún momento.

amazon

En la misma línea, la empresa ferroviaria francesa SNCF ofrece a los clientes diversos servicios tras haber reservado un billete. Este es uno de los correos electrónicos de resumen que envían después de reservar un billete. Por supuesto, el contenido principal del correo electrónico es el resumen del trayecto. No obstante, si nos desplazamos a la parte inferior del mensaje, veremos diversos servicios relacionados directamente con nuestra llegada al punto de destino, como alquileres de coche, recomendaciones de restaurantes de la región o actividades de ocio. Puesto que se trata de una empresa especializada en el transporte de pasajeros, esta información tiene un gran valor para los clientes.

voyages-sncf

Emails transaccionales y el Internet de las cosas: ¿una mirada al futuro?

Por último, proyectémonos a nosotros mismos en el futuro. Debido al auge del Internet de las cosas, puede que a los correos electrónicos transaccionales les corresponda lucirse en otro ámbito. La principal idea de conectar varios dispositivos es intercambiar datos online contigo. En cuanto a las notificaciones, el correo electrónico parece ser la herramienta más adecuada puesto que todo el mundo cuenta con una dirección de correo electrónico. Por tanto, es muy probable que, como propietario de dispositivos conectados, también dispongas de un teléfono inteligente en el que recibir y leer las notificaciones que envíe el resto de dispositivos.

En este sentido, Fitbit, la famosa empresa de tecnología ponible, avisa al propietario mediante un correo electrónico cuando la batería del Fitbit Flex se esté agotando, además de indicarle cómo cargarla. Así el usuario podrá cargar su dispositivo. ¡Sencillo y efectivo a la vez! Además, Fitbit incluye un enlace de cancelación de la suscripción bien visible para que el usuario que no las desee no reciba más este tipo de notificaciones específicas.

fitbit

Claves con las que te debes quedar: los correos electrónicos transaccionales aburridos se pueden evitar. Solo necesitas un poco de creatividad. Por lo demás, herramientas como Passport para Emails Transaccionales pueden ayudarte a sacar el máximo partido a estos mensajes. ¡Despídete de recibos insulsos, mejora tus correos electrónicos transaccionales con valor añadido y crea nuevos canales de ingresos!