Julie Paci

Julie Paci

Antes que nada… ¡Feliz Día Mundial del Emoji!  🎉

Probablemente ya te hayas dado cuenta si recibes nuestras newsletter o has estado leyendo nuestro contenido durante un tiempo, pero aquí en Mailjet somos unos adictos a los emojis. En serio, ¡nos encantan! Por eso estamos tan contentos de poder celebrarlos hoy.

Dato curioso: ¿Sabías que la fecha del Día Mundial del Emoji (17 de julio) fue elegida porque es la que aparece en el famoso emoji de calendario? ¿Te habías fijado alguna vez? Ya tienes algo divertido que contar a tus amigos en tu próxima cena.

En este post, veremos si los emojis funcionan o no en las líneas de asunto de los emails. Para averiguarlo, probamos diferentes opciones en cuatro países distintos. Puedes descubrir los resultados obtenidos en la infografía aquí abajo.

 

¿Qué son los emojis?

Los emojis (“caracteres de imagen” en japonés) son pictografías Unicode usados en la comunicación digital.

Fueron desarrollados en 1999 por la diseñadora de interfaces japonesa Shigetaka Kurita, como parte de la plataforma online NTT DoCoMo. Los ideogramas se convirtieron en un éxito inmediato, primero en Japón y luego en el resto del mundo.

Aunque los nombres son parecidos, los emojis son diferentes de los emoticonos. Los emoticonos, desarrollados en 1982, son puramente textuales y reproducen expresiones faciales con el uso de la tipografía. A diferencia de los emojis, los emoticonos tienen la ventaja de que todos los navegadores y dispositivos pueden mostrarlos fácilmente (pero… no son igual de bonitos 😉).

De hecho, uno de los principales problemas cuando se trata de usar emojis es que no todos los navegadores los soportan de la misma manera. Es más: pueden variar considerablemente de un dispositivo, navegador o cliente de email a otro.

Emojis en un portátil con Windows (izquierda) y en un Apple MacBook Air (derecha).

Test: Emojis en las líneas de asunto de emails

Cuando se trata de nuestra newsletter, aquí en Mailjet nos encanta probar diferentes ideas (y compartir los resultados con todos vosotros). A lo largo de los años, hemos probado jerga en nuestras líneas de asunto, FOMO, mensajes que fomentan la curiosidad y, por supuesto, emojis.

Sí, los emojis son nuestros favoritos. Cada julio nos ponemos creativos con nuestras líneas de asunto para averiguar si siguen siendo tan impactantes, y si realmente funcionan cuando se trata de impulsar el engagement por email y aumentar las tasas de apertura.

2016

En 2016, probamos cuatro emojis diferentes en cuatro países distintos (Estados Unidos, Reino Unido, Francia y España). A nivel mundial, el emoji que mejor funcionó fue la cara llorando con lágrimas de alegría😂.

Puedes ver los resultados de nuestra encuesta de Emojis en la línea de asunto de email de 2016 aquí.

2017

En 2017, decidimos dar un paso más y probar ocho emojis. Utilizamos los cuatro emojis que probamos en 2016, frente a otros cuatro, en cinco países distintos(Estados Unidos, Reino Unido, Francia, España y Alemania).

Puedes ver los resultados de nuestra encuesta de Emojis en la línea de asunto de email de 2017 aquí.

2018

Este año, con motivo del Día Mundial del Emoji, hemos decidido probar siete de los nuevos emojis en nuestras newsletters semanales.

🤩 🤨 🤯 🤬 🤮 🤭 🧐

 

Resultados: Emojis en las líneas de asunto de emails

Este año, hemos querido realizar una encuesta para identificar entre los nuevos emojis el que mejor funciona para generar engagement entre los lectores. Así que probamos en la línea de asunto de nuestra propia newsletter siete de estos nuevos emojis.

Los resultados han sido, como siempre, interesantes y en algunos casos incluso un poco sorprendentes.

¿Hemos captado tu atención? Echa un vistazo tú mismo:

 

infografía emojis 2018 mailjet

 

Ahora te toca a ti probar los emojis

¿Tienes curiosidad por saber cómo funcionarían los emojis en tus campañas de email? ¡Haz tus propios tests A/B en tus listas de email!

Si nunca has oído hablar de los tests A/B o si solo recuerdas vagamente de que se trata, aquí tienes un pequeño resumen. El test A/B es básicamente un experimento en el que se muestran dos o más variantes de email a lectores elegido al azar, y se usa el análisis estadístico para determinar qué variante funciona mejor. Los tests A/B te permiten probar elementos como el nombre del remitente, el asunto, el contenido o el diseño de un email.

La ventaja es que elimina las suposiciones sobre cuál funciona mejor y te permite enviar la versión de mejor rendimiento al resto de tus listas de contactos, maximizando tus posibilidades de alcanzar tu objetivo y optimizando los resultados de tu campaña de emailing.

 

¿Ha realizado alguna vez una prueba similar? ¿Estás celebrando  #DiaMundialDelEmoji? ¿O simplemente eres un gran fan de los emojis? Cuéntanoslo en Twitter.