¿Te has fijado en cómo los emojis han invadido el mundo? Mira a tu alrededor, ¡están por todas partes!: mensajes de texto, canales de chat, entradas de blog e incluso en los emails. Se han convertido en una especie de idioma universal paralelo.

Si eres un especialista en marketing por email, seguro que has tenido la tentación de colar un pequeño Papá Noel sonriente o un zapato molón en tu última campaña de Navidad o de rebajas con la esperanza de que estos iconos tan monos incitaran a hacer clic.

 

Infografía: Emoticonos en los correos electrónicos

En Mailjet sentíamos mucha curiosidad por conocer el impacto que los emojis tenían en los correos, así que decidimos investigar un poco sobre el tema.

Usamos pruebas A/X en nuestros boletines locales quincenales en cuatro países: Reino Unido, Estados Unidos, Francia y España, para un total de 15 000 destinatarios. Elegimos cuatro de los emojis más populares y los incluimos en las líneas de asunto de nuestros boletines:

  • ? Carita con lágrimas de alegría
  • ? Carita sonriente con ojos en forma de corazón
  • ? Carita guiñando un ojo y con la lengua fuera
  • ? Carita con lágrimas corriendo por las mejillas

Enviamos nuestros boletines en lotes, a los que habíamos atribuido de forma aleatoria uno de los cuatro emojis o ninguno, y comparamos sus tasas de apertura.

Los resultados revelaron que la respuesta ante el uso de los emojis varía en función del país y la cultura, y que no todos los emojis tienen el mismo efecto.

 

¿Qué tal son los resultados de los emoji en las líneas de asunto en España?

La encuesta revela que la presencia de emojis en la línea de asunto no tiene un efecto determinante en las tasas de apertura.

Ciertos emoticonos sí mejoraron ligeramente la apertura de los correos electrónicos, mientras que otros empeoraron los resultados en relación a la tasa media de apertura. En este caso, la carita con lágrimas de alegría fue la que mejor acogida tuvo, aunque la mejora en las tasas de apertura fue sólo del 3 % (la tasa media de España es del 20 %).

Sin embargo, la carita sonriente con ojos en forma de corazón y la carita con lágrimas corriendo por las mejillas hicieron descender la tasa de apertura casi un 2 %. La carita guiñando un ojo y con la lengua fuera, por su parte, no tuvo ningún impacto en la apertura. En España, por tanto, no parece que los emoji condicionen la apertura de emails de forma determinante: la fuerza está en la línea de asunto en sí y no necesariamente en el emoticono empleado.

No es así en otros países. En Estados Unidos, las tasas de apertura mejoraron un 43 % y en el Reino Unido, su impacto fue aún mayor, con un incremento del 62 %. Parece que los países anglosajones comparten además su pasión por un emoji en concreto, la carita con lágrimas de alegría, que mejoró la tasa de apertura un 50% en EE.UU. y un 97 % en Reino Unido. Estos resultados contrastan con los de Francia, donde los emoticonos no sólo no tuvieron un efecto positivo, sino que empeoraron la tasa media de apertura en un 11%.

 

emoji en las líneas de asunto infografía

 

Conclusiones: Emojis x Emails

Sería un error que los especialistas en marketing dejaran a los emojis fuera de su estrategia de email: cuando se usan con cabeza, pueden crear picos de interacción entre sus suscriptores. Nuestra investigación ha demostrado que puedes emocionarte poniendo emojis cuando envíes emails a EE. UU. y a Reino Unido, pero que es mejor que te cortes un poco con la audiencia europea.

No obstante, los resultados van más allá del atractivo de los emojis como herramienta de marketing: una vez más, se demuestra lo importante que es que los especialistas usen análisis A/B para entender los gustos de sus destinatarios, para analizar los resultados de sus campañas tras el envío y, además, para usar la segmentación, a fin de tratar las especificidades de los usuarios en distintas áreas geográficas y sectores demográficos.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas para empezar a enviar los emojis correctos a la audiencia adecuada, ¡y para ? tus tasas de apertura!