Si les preguntáramos a los desarrolladores de email qué les gustaría cambiar de su trabajo, y solo pudieran elegir una cosa, estamos seguros de que responderían: “Gmail”. Las restricciones a la hora de codificar emails con Google les han supuesto horas de tormento, pero ya se atisba luz al final del túnel.

La semana pasada, Gmail anunció una importante actualización que pretende dar un giro a la codificación de emails. Lo que significa que la relación de amor/odio entre los desarrolladores y Gmail se podría convertir pronto en un romance en toda regla.

 

Pero… ¿qué tiene de malo Gmail?

Hace unos años, los usuarios consultaban sus emails desde la pantalla (más bien grandecita) de su ordenador de sobremesa. Hoy en día, acceden a su correo desde dispositivos de múltiples tamaños: móviles, tabletas, ordenadores, portátiles… Y ya conoces aquello de “adaptarse o morir”. Es fundamental que los diseños actuales puedan leerse en todas las plataformas. Otro bonito quebradero de cabeza para los desarrolladores…

A la hora de estructurar emails, el método más fácil para abarcar varios dispositivos es usar media queries. En pocas palabras, las media queries sirven para ajustar elementos del diseño, principalmente en función del tamaño de la pantalla en la que aparece el mensaje. Sin embargo, Gmail no es compatible con las media queries (al menos de momento), por lo que garantizar que los diseños se visualizan correctamente en todos estos dispositivos es una tortura.

diseño de email responsive gmail

 

Las restricciones de Gmail no se limitan a eso… con otros proveedores, unas simples líneas de código bastan para añadir estilos incrustados al principio del archivo HTML y garantizar que el formato del mensaje será idéntico para todos los clientes y dispositivos. Sin embargo, esto no es posible con Gmail. En un intento más de proteger a sus usuarios de las amenazas de seguridad, la solución de Google elimina la mayoría de contenidos de las etiquetas <head>, como los estilos incrustados. Por este motivo, los desarrolladores deben indicar el formato de todas y cada una de las etiquetas que quieran personalizar, utilizando los estilos inline; una tarea tan segura como lenta. Existe un método alternativo: el uso de “aria-labelledly” para etiquetar elementos cuando los atributos “class” y “id” no sirven, como hace nuestro lenguaje de marcado de código abierto MJML.

 

La verdad es que no es para tirar cohetes. ¿Qué cambiará esta actualización?

Para empezar, Gmail ha anunciado que empezará a habilitar las media queries, por lo que codificar emails adaptables que luzcan igual de bien en cualquier dispositivo debería ser un poco menos doloroso. A partir de ahora, crear varias columnas o adaptar los diseños a los tamaños de pantalla resultará mucho más fácil.

gmail diseño de email responsive

 

Y ahí no queda la cosa. Gmail también ha anunciado que comenzará a permitir estilos incrustados, incluidos los atributos “class” y “id” que se eliminaban anteriormente. De esta manera, los desarrolladores podrán olvidar de una vez por todas los estilos inline. Se trata de una mejora considerable que va a ahorrar mucho, mucho tiempo a la hora de codificar emails. Entre esto y las media queries, nos acercamos cada vez más al objetivo: lograr la adaptación en todos los dispositivos.

En definitiva, esto supondrá que podremos romper con el “aria-labelledby” para siempre.

 

¡Tan genial que cuesta creérselo! ¿Y esto cómo nos afecta?

Básicamente, Gmail dejará de ser (al menos por un tiempo) la principal causa de problemas de codificación. Gracias a los estilos incrustados y a las media queries, desarrollar emails adaptables con una estructura y un formato homogéneos en todos los dispositivos resultará más rápido y sencillo.

Google todavía no ha anunciado la fecha de esta actualización, o qué versiones incluirá (Gmail web, iOS, Android, Google Apps for Work, Inbox, etc.). Así que, aunque la idea nos resulte superemocionante, no hemos sacado el champán de momento.

Ten en cuenta que la codificación de emails es de todo menos universal, y los proveedores de email presentan todavía muchas diferencias que podrían afectar al diseño de tus mensajes. Por desgracia, aunque Gmail nos eche una mano, seguiremos teniendo que lidiar con el resto de clientes. Aparte de eso, con tanta novedad cuesta mucho mantenerse al día, aunque no te pierdas las actualizaciones de Mailjet en el blog y Twitter. Por eso hemos creado MJML, nuestro framework de emails responsive, que te ayuda a entender los cambios y dificultades específicos a cada cliente. Una de las ventajas de usar MJML es que tus plantillas anteriores seguirán siendo adaptables después de la actualización. No tendrás que hacer nada. Mola, ¿eh?

 

¿Esta noticia ha marcado un antes y un después en tu vida y quieres compartir tu entusiasmo? ¿O eres de los que piensan, “si no lo veo, no lo creo”? Cuéntanos en Twitter cómo se te ha quedado el cuerpo tras el anuncio de Gmail.