¿Cuántos emails recibes cada día? ¿25, 70, 100? A día de hoy, una persona recibe de media 130 emails al día. ¿Cuántos de ellos lees y cuántos van directos a la papelera? Según un estudio de la asociación DMA, solo el 16 % de esos emails son verdaderamente relevantes.

Para una marca, este problema es crítico, pero no insuperable. De hecho, hay formas muy sencillas de ajustar y perfeccionar el envío de tus emails para mejorar su rendimiento. Te presentamos cinco fórmulas mágicas para que tus emails de marketing sean aún más atractivos. ¡Abracadabra!

 

La fórmula mágica del email marketing

1 – Seleccionar los colores adecuados

Los colores influyen considerablemente en la forma en que tus suscriptores perciben tu mensaje y tu marca. La elección de la gama cromática es esencial para que tus emails sean más atractivos.

Para empezar, asegúrate de que los colores respetan tu línea gráfica y que refuerzan tu mensaje. De hecho, según un estudio de Kissmetrics, los colores aumentan en un 80 % el reconocimiento de tu marca, lo que afecta directamente a la confianza de los clientes en tus mensajes. Pero atención, no uses muchos colores diferentes porque el tu email sería ilegible.

Por otro lado, tendrás que tener en cuenta el contexto en el que envías tu email y el perfil de los destinatarios. Cada color puede esconder un significado concreto y transmitir un mensaje diferente. Por ejemplo, en algunos contextos, el color rojo puede expresar una sensación de urgencia y puede usarse en promociones. Por el contrario, durante las Navidades, puede representar el espíritu familiar y cordial propio de esa época. Hay muchos recursos sobre la simbología de los colores y los aspectos psicológicos relacionados. ¡Úsalos como quieras!

Para encontrar las mejores combinaciones de colores, te recomendamos utilizar también Adobe Colour CC, una herramienta en línea gratuita. A partir de los colores de tu marca o de un tema, la plataforma te propone combinaciones de colores armoniosas que podrás usar en tus mensajes. Es un elemento que puedes configurar fácilmente y que puede cambiar la impresión que se llevan tus suscriptores con tus emails.

 

 

2 – Personalizar tus emails

 Los emails de marketing no suelen incluir elementos personalizados, o al menos no lo suficiente. Te recomendamos dirigirte directamente a tus suscriptores utilizando los datos que tienes, como sus nombres, apellidos, preferencias o intereses. Tus mensajes les tocarán más de cerca y aumentará su interacción.

La personalización empieza con el asunto del email. Añadir el nombre de pila del suscriptor o el nombre de la empresa para la que trabaja atraerá de inmediato su atención porque son elementos familiares. También puedes usar contenidos dinámicos personalizados. Por ejemplo, puedes incluir artículos de blogs diferentes en función de los intereses particulares de cada suscriptor. Este tipo de personalización solo requiere tener una base de datos ordenada y actualizada.

También puedes personalizar tus emails basándote en la actividad más reciente de tus suscriptores. ¡Es muy fácil! Con la herramienta de recomendación Boomtrain, integrada en Mailjet, podrás personalizar tus emails al estilo de Netflix o Amazon.

 

 

3 – Insertar la llamada a la acción (CTA) por encima de la línea de flotación

Independientemente del objetivo de tu email (descargar un contenido, visitar una página, enviar un formulario, etc.), la CTA es el elemento que va a permitir a los destinatarios alcanzar dicho objetivo. Los emails atractivos tienen una tasa de clics más alta, lo que siempre es una buena noticia para los equipos de marketing.

Para impulsar la interacción de tus suscriptores y maximizar la tasa de clics, te recomendamos insertar la CTA antes de la línea de flotación. Te refrescamos la memoria: la línea de flotación delimita lo que el usuario ve sin tener que desplazar el email hacia abajo o usar la barra de desplazamiento. En la mayoría de las bandejas de entrada de email, la parte de los emails que se encuentra por encima de la línea de flotación tiene entre 300 y 500 píxeles. Tendrás entonces que colocar la CTA en esta zona, sin olvidar la regla más importante: tiene que ser visible y atractiva. No escatimes en colores vivos (por supuesto, sin renunciar a tu buen gusto).

 

4 – Utilizar plantillas de emails adaptativas

No hay nada más frustrante que recibir un email, abrirlo y no poder leerlo porque el contenido no se ve correctamente. Seguramente sea uno de los factores más penalizadores en el envío de emails en términos de interacción. Por un lado, porque los destinatarios no le van a hacer ni caso, y, por otro, porque tu CTA puede desaparecer debajo de una imagen o de un texto mal alineado.

 

 

Una opción es usar editores de email como el de Mailjet, con el que podrás crear plantillas de emails adaptativas con tan solo unos clics. Se acabaron las CTA solapadas y los iconos que desaparecen misteriosamente. Tus emails se verán correctamente, sin importar el tipo de dispositivo, el proveedor de email o el navegador.

 

5 – Probar cada elemento de tus emails con las pruebas A/B

El contenido de tu email está listo: tienes el mensaje apropiado, la CTA adecuada, imágenes atractivas, y todo con un formato adaptativo. Tus compañeros te felicitan por tus dotes de marketing y tus conocimientos expertos, las cosas como son. Pero, ¿podría tu email ser aún más bonito y atractivo? No hay una respuesta absoluta. Para validar tus decisiones, te recomendamos las pruebas A/B.

Las pruebas A/B maximizan los resultados de tus campañas al minimizar los riesgos. Permiten probar diferentes versiones de tus campañas de email (hasta 10 con Mailjet, ni más ni menos). Al probar diferentes parámetros podrás identificar y comprender lo que generará más interacción por parte de tus suscriptores.

 

 

Estos son algunos elementos que tienes que probar:

  • Tu asunto: ¿Solo texto o emojis? ¿Con o sin personalización?
  • Tus CTA: ¿Qué color vas a utilizar? ¿Cuál es el mejor texto? ¿Qué lugar: izquierda, derecha, centrado, arriba o abajo?
  • La fecha y la hora de envío: ¿Tus clientes están más receptivos a tus emails después del fin de semana o durante la semana? ¿Por la mañana o por la tarde?
  • El remitente: ¿Qué dirección vas a usar? ¿Vas a escoger un remitente real (un gestor de cuenta o un empleado) o uno ficticio (mascota de la empresa)?

Un último consejo: prueba solo un elemento cada vez. Si no, será imposible saber si son las imágenes, los colores, el texto o la ubicación de la CTA lo que ha incrementado la interacción en un 25 %.

 

Recuerda

Por si te quedas sin trucos para incrementar la interacción de tus suscriptores, aquí tienes cinco fórmulas mágicas que no puedes olvidar:

  • Seleccionar los colores adecuados.
  • Personalizar los emails.
  • Insertar la CTA por encima de la línea de flotación.
  • Utilizar plantillas de emails adaptativas.
  • Probar cada elemento de tus emails con las pruebas A/B.

 

Si quieres más consejos para crear emails de marketing más atractivos, puedes descargarte la Guía definitiva para definir tu estrategia de email. ¡Te aseguramos que funciona! J