Lauren Meyer

Lauren Meyer

La semana pasada, Internet se vio azotado por otro escándalo sobre la seguridad de la información. Yahoo! anunció que en 2014 se habían robado los datos de las cuentas de 500 millones de usuarios suyos. Seguramente te enteraste y ahora te asaltan miles de preguntas. No te preocupes. Mailjet está aquí para contarte exactamente lo que pasa, cómo puede afectarte como remitente y a ayudarte a paliar las consecuencias.

 

Fallo de seguridad en los emails de Yahoo!

Un momento, ¿qué ha pasado?

El 22 de septiembre, Yahoo! publicó un mensaje importante sobre la seguridad de sus usuarios. En él revelaba un fallo masivo de la seguridad que se había producido en 2014. Los datos de 500 millones de usuarios de cuentas de Yahoo! habían sido robados y puestos a la venta por un hacker (supuestamente, el mismo hacker que estuvo implicado en los escándalos de seguridad de LinkedIn y Tumblr).

Según el anuncio de Yahoo!, los datos robados incluían:

  • Nombres,
  • Direcciones de correo electrónico,
  • Contraseñas con hash,
  • Números de teléfono,
  • Fechas de nacimiento,
  • Preguntas y respuestas de seguridad.

Según la investigación que todavía está en curso, al parecer, los datos bancarios y las contraseñas protegidas no fueron robados.

Los usuarios supuestamente afectados han sido contactados por Yahoo! y se ha recomendado encarecidamente a todos los usuarios que cambien sus contraseñas si siguen utilizando las mismas que en 2014.

 

¿Esto me afecta a mí como remitente?

Una brecha tan masiva puede tener un montón de consecuencias, y sí, podría afectarte. Más concretamente, podría repercutir en tu entregabilidad.

Algunos proveedores de servicios de email han empezado ya a registrar una alta tasa de mensajes rebotados de cuentas de Yahoo!. Esto puede ser debido a que se han desactivado cuentas de Yahoo! operadas por los hackers que accedieron a ellas.

También es probable que de los usuarios de Yahoo! tengan la sensación de que sus datos ya no están seguros en esa dirección. Imagínate que tu nombre, las llaves de tu casa y tu dirección hubieran estado fuera, al alcance de cualquiera, durante un año y medio. Algunas personas cambiarían la cerradura sin más, pero otros quizá hasta dejasen su casa y se mudaran a otra… Eso significa que mucha gente podría abandonar sus identificadores de email, cerrar sus cuentas y abrir otras nuevas, así que muchos de los mensajes de sus campañas podrían recibir rebotes duros (hard bounces).

 

tasa de rebote: seguridad de yahoo

No, no estamos hablando de este rebote duro.

Los rebotes duros son respuestas recibidas de Yahoo! que indican que el remitente ha enviado su mensaje a una dirección inválida o inactiva. La tasa de hard bounce o rebote duro es uno de los criterios que utilizan los proveedores de servicios de Internet para medir la calidad de la lista y la reputación del remitente, así que si tienes una tasa de rebote duro alta, podría afectar negativamente a tu entregabilidad.

Ahora quizá te preguntes: “si se sabe lo que pasa, los proveedores de servicios de Internet deberían ser más flexibles y bajar el listón al definir un nivel sospechoso de rebotes duros, ¿no?” Lamentablemente, no es tan fácil. Estos filtros se establecen mediante algoritmos complejos que persiguen el phishing y el fraude, no los gestionan personas. Rastrean sus indicadores como remitente y los comparan con lo que consideran “normal” para la mayoría de los remitentes.

Así que lo que sucederá probablemente es lo siguiente:

  • Si tu tasa de rebotes duros sube un poco, pero el resto de tus indicadores están bien y tienes unas buenas estadísticas, el impacto será mínimo; quizá, como mucho, algún que otro email vaya a parar a la carpeta de correo basura.
  • Si tu tasa de rebotes duros sube mucho, el resultado será tal vez que un montón de mensajes terminará en la carpeta de correo basura mientras sea alta, y probablemente unos días después la tasa volverá a la normalidad;
  • Si tu tasa de mensajes rebotados se dispara, quizá veas cómo algunos mensajes son rechazados, bloqueados temporalmente por los proveedores de servicios de Internet durante unas horas, o incluso varios días.

 

¿Cómo puedo limitar el daño?

Para proteger tu reputación como remitente, te recomendamos que vigiles muy atentamente tu tasa de rebote. En Mailjet, nuestra política de envío establece un umbral de rebote del 8%. Así que es importante que no la pierdas de vista, ya que un porcentaje mayor podría suponer que se te aplicara un límite en tus envíos.

Te recomendamos que, después de cada campaña que envíes durante las próximas semanas, elimines de tu lista de contactos todas las direcciones que reboten. Puede parecer un poco latoso, pero es la forma más rápida y segura de hacer que tu tasa de rebote vuelva a la normalidad y limitar los daños a tu entregabilidad.

 

contactos: seguridad de yahoo
 

Si quieres dirigirte a los usuarios de Yahoo que podrían estar tentados a cerrar sus cuentas pero aún no lo han hecho, puedes crear una lista segmentada que incluya solo los contactos de Yahoo que han estado “activos” durante los tres a seis últimos meses (los que han abierto/hecho clic en sus campañas más recientes). Envíales una campaña específica para ofrecerles la oportunidad de actualizar sus preferencias y que indiquen, si lo desean, una nueva dirección de correo electrónico para asegurarse proactivamente de que los mensajes les llegan a sus nuevas direcciones.

 

¿Has notado algún impacto en tus últimas campañas de email tras el anuncio del fallo de seguridad de Yahoo!?¿Cómo tienes previsto solucionarlo? Cuéntanos más en Twitter.