Bea Redondo Tejedor

Head of Content

¿El mundo del email está lleno de términos que te suenan a chino? ¿Tu compañero te ha dicho que tenéis que cambiar vuestro widget para hacer una suscripción doble opt in y tú has asentido y sonreído, sin saber bien qué decir?

¡No te preocupes! En este Glosario de Email, te traemos un glosario de definiciones básicas del mundo del emailing para que domines los conceptos indispensables, en cualquier situación.

***

Si estás preguntándote si el encabezado es lo mismo que el encabezado de una carta, o no tienes muy claro si es eso a lo que otros llaman “línea de asunto”, estás en el sitio correcto.

En este post, vamos a contarte cuáles son las diferentes partes de un email, qué es el encabezado, cómo encontrarlo, qué tipo de información incluye y por qué es tan importante.

Lo que el encabezado del email NO es

Antes de empezar a hablar del encabezado de un email en profundidad, queremos dejar dos cosas claras desde el principio, para evitar confusiones y quebraderos de cabeza (imaginamos que con los de tu día a día tendrás suficiente).

  1. El encabezado de email NO es lo mismo que la línea de asunto, que es el título que le damos al email y que figura en la bandeja de entrada junto con el nombre de remitente.

línea de asunto de email

Si lo que estás buscando es crear líneas de asunto tan monas como esta, mejor pásate por nuestro post “Cómo crear la línea de asunto perfecta”.

  1. El encabezado de email TAMPOCO es ese par de frases elegantes que pones después del “Estimado…” y que sueles usar para presentarte y pelotear a tu destinatario. Si a eso quieres llamarlo encabezado, la forma más correcta de hacerlo sería decir que es el encabezado del mensaje (ahora verás porqué).

Una vez aclaradas esas dos dudas, las más comunes, vamos a ahondar en lo que SÍ es el encabezado del email, desde un punto de vista un poco más técnico. Pero para ello, primero, tenemos que conocer las diferentes partes que lo componen.

¿Cuáles son las partes de un email?

¿Alguna vez te has parado a pensar en las partes que componen un email?

Seguro que si te preguntamos por las partes que componen una carta, lo tienes claro: el mensaje, el papel en el que está escrito, el sobre que lo contiene, la dirección… Pero, ¿qué hay del email? Pues el email tiene partes también, aunque sean un poquito menos evidentes.

Tres elementos principales constituyen el correo electrónico tal y como lo conocemos:

  1. Cuerpo,
  2. Sobre o envelope,
  3. Encabezado o email header.

Cuerpo

El cuerpo es la parte más conocida y la más visible del email. El cuerpo es, en esencia, el contenido mismo del mensaje que llega a nuestra bandeja de entrada.

A veces, ese cuerpo puede ser solo un par de frases y otras veces, puede ser un precioso diseño interactivo para que escojas una bufanda monísima para la próxima temporada otoño-invierno.

Cuerpo de email

Sobre o envelope

El sobre o envelope (en inglés) es una serie de parámetros que el programa de envío de emails y el servidor saliente usan para comunicarse entre sí, en el que el primero transmite al segundo la dirección del emisor y la del receptor.

Ni el emisor ni el receptor ven esa información que compone el sobre, puesto que es creado después de que se haya hecho clic en “enviar” y que desaparece antes de que el mensaje aterrice en la bandeja de entrada del receptor.

Encabezado o email header

Por último, nos encontramos con el encabezado del email (también denominado email header en inglés). Tanto el emisor como el receptor pueden acceder al encabezado de un email, aunque no siempre está disponible a primera vista.

El encabezado del correo electrónico es el portador de una gran cantidad de información interesante relativa al mensaje y el remitente.

Vamos a ver en detalle cómo encontrarlo y la información que esconde.

¿Qué es el encabezado de un email o email header?

Como su propio nombre indica, el encabezado de un email se sitúa en la parte superior del mensaje (impresionante, lo sabemos…).

En este elemento podemos encontrar, entre otros, las direcciones del emisor y del receptor, las referencias de los diferentes servidores por los que el correo electrónico ha pasado, la fecha de envío, el asunto del email…

¿Cómo ver el encabezado del email?

Sí, encontrar el encabezado del email puede ser una tarea un poco compleja si no sabemos lo que estamos buscando (o si nos llevamos regular con nuestra bandeja de entrada).

Para poder acceder a este elemento del mensaje, basta con acceder a la versión de texto del mensaje.

En Gmail, por ejemplo, basta con hacer clic en el menú desplegable que tenemos en la parte superior derecha del mensaje, y seleccionar “Mostrar original”, tal y como indica la imagen.

Mostrar encabezado de email

Al hacer clic en “Mostrar original”, nos aparecerá una pantalla llena de texto, como la que vemos debajo.

Encabezado de email

Reconocer el encabezado o email header a primera vista no es fácil. En la imagen superior, el email header o encabezado del email es todo aquello que se encuentra en el cuadro rojo. Por otro lado el cuerpo del mensaje se encuentra dentro del cuadro verde.

El contraste es evidente y explica bien por qué el encabezado del mensaje es un aspecto esencial y lleno de información interesante.

¿Qué información podemos encontrar en el encabezado de un email?

¿Cuántas cosas podemos aprender de un email solo con su encabezado?

Seguro que, ahora que ya has visto la relación entre encabezado y mensaje en la imagen de arriba, lo primero que piensas es “¡Mucho!”. Pues sí, mucho… y también de su remitente.

El encabezado del email o email header no siempre contienen la misma información, aunque hay ciertos elementos que no faltan nunca.

Algunos de los datos que siempre están presentes son:

  • From:” hace referencia a la procedencia del email, es decir, al nombre y la dirección de correo del emisor.
  • To:” aporta información sobre el destinatario del email, o sea, el nombre y la dirección de correo del destinatario. En el caso de que haya más de un destinatario, la información de todos ellos aparecerá, una detrás de otra, en esta sección.
  • Date:”, fecha en inglés, hace referencia al día y la hora en la que se envió el email.

Entre el resto de información, también podemos encontrar los siguientes apartados:

  • Subject:” indica el asunto utilizado en el mensaje.
  • Return-Path:”: En el caso de que se encuentre un error durante el envío del mensaje o que, por lo que sea, este no pueda llegar a la bandeja de entrada, el correo será remitido a la dirección especificada en esta sección.
  • Received:” indica todos los intermediarios por los que ha pasado el mensaje. Para cada uno de ellos podemos ver su dirección IP, así como los diferentes protocolos de autenticación (SPF, DKIM, DMARC) validados (o no) por los diferentes servidores.
  • Message-ID:” señala simplemente el identificador único de este correo electrónico concreto.

¿Por qué es importante el encabezado de un email o email header?

Gran pregunta.

Por un lado, al recibir un email de alguien que no conocemos, el encabezado o email header puede darnos información valiosa sobre el remitente… y ayudarnos a decidir si son o no de fiar.

Sin embargo, el verdadero valor del encabezado está en su utilidad para los servidores de recepción.

Un arma para la entregabilidad

Gracias a toda la información relacionada con el enrutamiento y con el recorrido que ha efectuado el mensaje de servidor en servidor, por los proveedores de servicios por Internet y los webmails, que aceptan el mensaje en sus propios servidores al final de este camino, podemos saber si el email en cuestión es seguro y si ha respondido positivamente a los diferentes protocolos de autenticación existentes.

En caso de que haya algún tipo de problema durante este proceso, hay grandes posibilidades de que el mensaje sea rechazado (y remitido a la dirección indicada en el apartado “Return-Path:”) o enviado a la carpeta de Correo No Deseado.

No es difícil de entender, por tanto, hasta qué punto el encabezado es una parte indispensable del email. A pesar de la relevancia del cuerpo del mensaje y el sobre, ninguno de estos dos elementos tiene la importancia que tiene el encabezado a la hora de informarnos sobre la entregabilidad y el viaje que ha llevado a cabo nuestro correo.

Descarga la guía de entregabilidad

Es precisamente por este motivo por el cual es vital configurar de forma correcta los sistemas de envío antes de empezar a mandar las campañas. De este modo, podremos asegurarnos de que nuestros emails está correctamente identificados por los diferentes actores de emailing.

En resumen

Si después de leer todo esto, todavía crees que el encabezado de un email es lo mismo que la línea de asunto, algo hemos hecho mal.

El encabezado o email header es, como ya hemos visto, una parte del correo visible en la su versión de solo texto, que recoge muchísima información sobre el mensaje y su remitente.

No olvides su importancia a la hora de verificar la legitimidad del mensaje, y asegúrate de configurar correctamente tus dominios y direcciones para que los webmails y los proveedores de Internet te identifiquen correctamente.

 

¿Quieres consultar más conceptos básicos del email? Echa un vistazo a otras entradas de nuestro Glosario de Email.