David Andersen

David Andersen

Los emails transaccionales son a menudo subestimados como canal de marketing que puede generar tráfico, mejorar resultados y aumentar la fidelidad de los usuarios. Sin embargo, cuando se usan de forma correcta, son una potente herramienta que cualquier vendedor debería saber dominar.

Pero, ¿qué son exactamente los emails transaccionales? El término puede ser un poco engañoso, ya que realmente no hay transacciones. Los emails transaccionales pueden adoptar muchas formas: son emails automáticos desencadenados por una interacción con una empresa online o con un producto. Los ejemplos más comunes son los emails para configurar una nueva contraseña, los emails de activación de una cuenta y las confirmaciones de reserva de vuelos.

Pero los emails indicados, a menudo, persiguen un único propósito: proporcionar al usuario o usuaria la información que han solicitado. Una nueva contraseña, un enlace para activar una cuenta, una tarjeta de embarque. Es una pena, porque los emails transaccionales pueden usarse para mucho más. Se pueden mejorar y optimizar para funcionar como un potente canal para apoyar tus esfuerzos de marketing. ¿Cómo?

Aquí tienes tres formas para conseguir más de tus emails transaccionales.

1.Diséñalos correctamente

Los emails transaccionales son un excelente medio para dejar una buena impresión en tus clientes. Piensa en ellos como un canal de comunicación que necesita reflejar tu marca y el valor que ofreces.

Una manera excelente de hacer esto es diseñando tus emails de forma que se correspondan con la identidad de tu marca. En vez de hacer algo simple, como texto sin formato, trabaja con tu equipo de diseñadores para crear una plantilla con una imagen atractiva. Lo más probable es que el sitio web de tu empresa no sea un texto sin formato, por lo que ¿por qué tienen que serlo tus emails? Anima el formato de tu email con imágenes y convierte tus mensajes en algo más potente. Piensa que cada email que envías es una oportunidad para compartir la identidad de tu marca con tus usuarios. Añade a tu email imágenes, logos y colores que complementen tu identidad visual global.

 

Ejemplos

ello

Power-Up-Your-Transactional-Emails-With-These-3-Tips1

 

Ello mantiene un diseño de email sencillo y hace uso de los mismos elementos de diseño – logo, colores, tipo de letra – que en su sitio web para ofrecer una imagen de marca coherente. Para mejorar algo más este email, Ello podría haber añadido en el email más información sobre su servicio, para contribuir a aumentar la emoción mientras el usuario espera por su invitación.

DriveNow

Power-Up-Your-Transactional-Emails-With-These-3-Tips2

DriveNow se ciñe a un texto con formato en sus emails transaccionales. Aunque ambos, el contenido y el mensaje son claros, el email no ofrece mucho más que la información esencial. Se podrían haber añadido un logo y colores para reflejar la identidad visual del sitio web y se podría haber añadido una foto relacionada con el coche alquilado o con el viaje para mejorar la experiencia.

 

  1. Responde a la inactividad

Aunque el crecimiento es un objetivo importante para la mayor parte de las empresas, la retención es la clave para el éxito a largo plazo. Afortunadamente, ¡los emails transaccionales pueden ser de ayuda! Para ayudar a mantener a tus usuarios fieles y activos, comprueba entre los usuarios, quien ha estado inactivo o no ha abierto o hecho clic en un email en los últimos 6 meses.

Por ejemplo, un nuevo usuario/a podría haberse registrado sin haber comenzado a usar su cuenta. O un usuario puede no haber visitado tu sitio web en meses. Esto no significa que ya no esté interesado, podría necesitar un pequeño empujón para recordarle que use tu producto nuevamente. Para dar un giro a la inactividad, aprovecha los emails transaccionales y concede a los usuarios una buena razón para volver.

Ejemplo

500px

Power-Up-Your-Transactional-Emails-With-These-3-Tips3

También puedes responder a la actividad. Photo community 500px usa los emails transaccionales para informar a los usuarios sobre imágenes populares y motivarles de este modo para que se unan a su mercado. El email también hace un buen uso de la personalización añadiendo una foto que el usuario ha realizado, felicitándole así por su buen trabajo e indicándole cómo hacer en las siguientes etapas.

 

 

  1. Añade incentivos y llamadas a la acción

Las llamadas a la acción (CTAs) son tan esenciales en los emails transaccionales como lo son en las páginas de aterrizaje. ¿Por qué? Porque los emails son otra oportunidad que tienes para animar a los clientes a realizar alguna acción. Pueden ayudar a dirigir tráfico o atención a una cierta campaña de marketing y, con ello, apoyar tus otros canales. Por ejemplo, añade una CTA para presentar a los usuarios una característica nueva añadida, añade botones de redes sociales para animarlos a seguirte y a construir una comunidad o informa a los usuarios sobre tus promociones actuales, para aumentar las ventas.

Independientemente de la CTA específica que elijas en tus emails, recuerda ser siempre claro sobre lo que estás ofreciendo y proporciona a los usuarios un incentivo para realizar la acción.

Ejemplos:

Fitbit

Power-Up-Your-Transactional-Emails-With-These-3-Tips4

En el email recapitulativo de la actividad semanal, Fitbit añade varias llamadas a la acción para animar a los usuarios a participar en su comunidad. Este les ofrece varias opciones para continuar con su actividad con Fitbit y expandir sus relaciones con el servicio.

Airbnb

Power-Up-Your-Transactional-Emails-With-These-3-Tips5

Este email de Airbnb tiene una llamada a la acción clara y añade un incentivo al usuario para dejar un comentario en el que se mostrará el comentario de otro usuario. Puesto que Airbnb sabe que algunos usuarios solo leerán el texto por encima, llaman la atención del lector con un botón rojo para facilitar la acción.

 

Los emails transaccionales pueden ser usados como potentes chorros de tu pistola de agua de marketing. Piensa en ellos no como simples mensajes de propósito, sino como canales multipropósito que pueden aumentar tus esfuerzos de marketing. Así que, si todavía no lo has hecho, ahora es el momento de comenzar a pensar en la forma en la que tienes que hacer tus emails para que trabajen a tu favor.

¿Cómo estás optimizando tus emails transaccionales? Comparte tus experiencias e ideas en los comentarios de abajo, ¡nos encantará escucharlas!