Amir Jirbandey

Amir Jirbandey

Podría decirse que vivimos en un mundo en el que se comparte demasiada información personal. Puedes encontrar casi cualquier cosa en tus redes sociales, desde lo que almorzó tu amigo hasta el vídeo de una ardilla emborrachándose con una calabaza fermentada. Compartimos contenido exclusivo (como esta entrada del blog) y lo hacemos con frecuencia debido al refuerzo positivo de los “favoritos”, “me gusta” o para conseguir nuevos seguidores. Se convierte en un ciclo, en un estilo de vida.

¿Pero se traslada esta tendencia al marketing de email? Echamos un vistazo a cómo funciona el hecho de compartir en las redes sociales a través de emails y a su efectividad.

Screen-Shot-2015-06-08-at-1.16.28-PM

Hay opiniones diversas

Si has investigado cómo se comparte en las redes sociales, habrás visto resultados distintos en diferentes estudios. Un estudio reciente mostraba que incluir enlaces para compartir en redes sociales como Facebook y Twitter generaba una proporción de clics (CTR) un 115 % mayor con respecto a los emails que no disponían de la opción de compartir. Mientras que otro estudio de MarketingSherpa sugiere que los botones de compartir en las redes sociales no son tan efectivos.

En estos momentos estarás pensando: “¿Cuál es la respuesta correcta? ¿Debemos o no debemos incluir botones de redes sociales?” Es un modo realmente efectivo de usar el email si conoces a tu audiencia. Depende del contenido que se comparta.

Conoce a tu audiencia

En última instancia, ten presente a tu audiencia y el objetivo final. Crear contenido relevante y de calidad será siempre la mejor motivación para que los clientes compartan.

Por otra parte, los botones de compartir en las redes sociales pueden erosionar el tráfico o las conversiones si no tienes cuidado. Si el objetivo del email es incrementar el tráfico del blog, puedes plantearte tener botones de compartir en las redes sociales que promocionen directamente la entrada de blog destacada. Quizá pretendas impulsar las inscripciones a través de las redes sociales y proporcionar un enlace directo a la página de aterrizaje para que la compartan los usuarios.

Hacer que los usuarios recomienden tu producto a un amigo es mucho más orgánico, con el valor añadido de la demostración social. A cambio, garantiza que podrás atraer a aquellos con intereses similares a tus clientes más comprometidos.

Además, si solo pretendes incrementar tu visibilidad en las redes sociales, puedes plantearte añadir botones de “Síguenos”. Yo los uso en mis campañas de email y he visto que el 20 % de los clics se debe a seguidores en las redes sociales.

Ten siempre un objetivo específico y trabaja para integrar todas las partes del email para lograr ese objetivo.

Integra las redes sociales

Hay unas cuantas maneras de añadir a tu email botones para compartir en las redes sociales.

Usar un editor de plantillas como Mailjet’s WYSIWYG te permitirá arrastrar y soltar en los botones predefinidos de compartir. Si prefieres un enfoque más personalizado, puedes codificar tu propio botón. Las redes sociales como Facebook y Twitter tienen documentación con codificación predefinida con la que puedes trabajar.

El “botón Tweet” de Twitter te permite crear un mensaje personalizado para compartir con tu lista de contactos. El botón de Facebook puede ser un poco más complicado para los que no son desarrolladores, pero también es muy personalizable.

Los botones de compartir en las redes sociales son capaces de provocar un gran impacto. Es un retorno de inversión alto para el tiempo que se tarda en crearlos e integrarlos en la plantilla de tus emails.

¿De qué modo ha utilizado tu empresa los botones de compartir en las redes sociales? ¡Deja tu opinión en los comentarios!