Mary Dolan

// Content Marketer

Seguro que crees que ya conoces todos los tipos de opt in que existen, ¿a que sí? Pues no. Hoy nos gustaría presentarte al gran olvidado entre los métodos de suscripción: el doble opt in versión light (Confirmed Opt-In Lite o COIL, para los amigos anglófonos). Aunque menos conocido, este sistema combina las ventajas del opt in simple y del doble. Es decir, el crecimiento rápido de tus listas y la confirmación de la dirección de email.

Así que, sin más dilación, hablemos de esta versión light del doble opt in (redoble de tambores).

¿En qué consiste el doble opt in light?

Para comprender este proceso de suscripción, necesitamos rebobinar un poco. Ten paciencia, ya sabes que nos gusta enrollarnos…

En el opt in simple (SOI, por sus siglas en inglés), los usuarios introducen su dirección de email en el formulario de tu web para suscribirse directamente a tus boletines o newsletters. De esta manera, reciben todas las campañas de marketing y los emails que envíes a esa lista. Como verás en la imagen del ejemplo, con este sistema no necesitan hacer clic en un enlace de confirmación, con completar el formulario ya están suscritos. Así de sencillo.

Upworthy banner
Fuente: Upworthy

 

Por su parte, el opt in doble o confirmado (DOI o COI) envía un email de confirmación a la dirección del usuario.Hasta que el usuario no hace clic en el enlace de confirmación, su dirección de email no se añade a la lista y no recibe tus emails. Echa un vistazo al ejemplo:

Buzzfeed opt-in
Fuente: Buzzfeed

 

Cada sistema tiene sus pros y sus contras y esta nueva versión light del doble opt in busca fusionar las ventajas de ambos. Interesante, ¿no?

¿Cómo funciona este proceso?

A continuación, te explicamos en qué consiste el doble opt in light.

El nuevo usuario escribe su dirección de email en el formulario de suscripción. Después, puedes enviarle (o no) un email informándole de que se acaba de suscribir. También puedes enviar una serie de emails de «bienvenida» a esos nuevos suscriptores con el contenido que tanto ansían.

Otra opción es no enviarles nada después de suscribirse. Simplemente habrás añadido su dirección a tus listas y recibirán el primer email cuando envíes tu campaña habitual (semanal, mensual o trimestralmente).

Vale, te estarás preguntando cuál es la diferencia entre esta versión del doble opt in y el opt in simple, si son lo mismo. A ojos de un usuario parecen idénticos porque no es necesario confirmar la suscripción con el enlace de tu primer email.

Sin embargo, los nuevos suscritos se añadirán a una lista de direcciones en «cuarentena» que crearás especialmente para este proceso. No irán a tus listas de suscriptores/contactos habituales. En definitiva, esta lista de direcciones en cuarentena agrupará a todos los usuarios recién suscritos y, hasta que el usuario no interactúe con tus emails de manera positiva (haciendo clic o abriéndolos), no se transferirá a tus listas de suscriptores normales.

En función de tu empresa o de la frecuencia de tus envíos, deberás definir a partir de cuántos emails sin interacciones positivas se elimina a estos usuarios (tanto de los futuros envíos como de tu lista de cuarentena).

Si te da pereza leer, aquí tienes un resumen:

  • Los nuevos contactos reciben un primer email o un email de bienvenida.
  • El nuevo contacto recibe varios emails seguidos, según las necesidades de tu empresa y la frecuencia de tus envíos.
  • Los contactos que no abran o hagan clic en esos emails (en varios o ninguno), se eliminarán de tus listas.

 

El contenido que reciban estos usuarios puede ser el mismo que el de los destinatarios habituales, o puedes crear una serie de emails personalizados para los nuevos suscriptores. Eso ya, lo dejamos en tus manos. Ten en cuenta que esta versión light del doble opt in no se basa en el contenido, sino en la actividad del destinatario. Como en cualquier otro ámbito del email marketing, da rienda suelta a tu creatividad y realiza varias pruebas para dar con la estrategia más adecuada.

Es posible comparar este tipo de suscripción confirmada con la política de cese de envío de emails. Muchos especialistas en email marketing recurren a este método para eliminar a los usuarios inactivos de sus listas. Esta nueva lista de «cuarentena» borrará a los usuarios inactivos, al igual que una política de cese de envío de emails, pero sin necesidad de esperar tanto.

Además, ganas puntos extras si proteges el formulario con un CAPTCHA y si confirmas en tiempo real las direcciones de los nuevos contactos.

Envía campañas de email directamente a la bandeja de entrada
Colabora con tu equipo para diseñar y enviar increíbles campañas de email que lleguen a la bandeja de entrada y reduce tus problemas de entregabilidad.

Crea tu cuenta ahora

Pros y contras del doble opt in light

Quizás te parezca demasiado trabajo para una nueva suscripción. Si te preguntas por qué es necesario confirmar tus suscripciones, sigue leyendo.

Los expertos en entregabilidad como yo, casi siempre solemos recomendar el doble opt in a los especialistas en email marketing. Las dos razones principales son:

  • Confirmas la dirección de email y te aseguras de que la bandeja de entrada del destinatario existe y recibe tus emails, por lo que reduces la tasa de rebote.
  • Garantizas que el destinatario desea recibir tu newsletter y empiezas con buen pie la relación.

 

Con el opt in simple no es necesario confirmar las direcciones de los destinatarios y, por tanto, mejora el crecimiento de las listas.

En ocasiones, a los especialistas en email marketing les cuesta explicar a sus jefes por qué prefieren el opt in doble o confirmado al simple, ya que existe la creencia de que «cuanto más grande la lista, mucho mejor«. Spoiler alert: no es así.

Si no puedes optar por el opt in doble, el COIL te ayudará a contrarrestar las repercusiones de no confirmar las direcciones de los destinatarios y a obtener su consentimiento.

El doble opt in light es útil en estos aspectos:

  • Tus listas crecen más. Gracias a esta versión de la suscripción de newsletter confirmada, los destinatarios que no hayan hecho clic en el enlace de confirmación se añadirán igualmente a tus listas (al menos durante un tiempo).
  • Tendrás una nueva lista de direcciones en «cuarentena». Es una manera de incorporar datos a tu estrategia de email y poder probar cosas nuevas. Por ejemplo, puedes cambiar el contenido que recibe esa lista para compararla con tus usuarios habituales o comprobar su actividad con respecto a los demás, encontrar diferentes sistemas para correlacionar los datos de esa nueva lista e incorporarlos a tu estrategia de email para impulsar tus ingresos.
  • Al igual que la política de cese de envío de emails, el opt in doble light te ayuda a eliminar a los usuarios inactivos de tus listas y mejora tu reputación de remitente. Además, como este método interviene antes que la política de cese de envío de emails, solo conservarás a los contactos activos desde el principio. A la larga, los usuarios inactivos son una de las razones principales que perjudican a tu entregabilidad. Por tanto, es mejor reducir esos envíos lo antes posible e incluso detenerlos.

 

Por desgracia, el opt in doble light también tiene alguna desventaja (nadie es perfecto). Por ejemplo, los filtros antispam pueden abrir o hacer clic en tus emails para detectar spam o fraudes. En ese caso, puedes pensar que es el momento de transferir la dirección del destinatario a la lista normal. No obstante, no es así, porque el destinatario no ha interactuado con tu email, el filtro de spam ha generado una falsa interacción.

Además, este método también puede crear una situación peculiar con los nuevos usuarios. Algunos pueden abrir tu primer email solo por sorpresa, sobre todo si no tenían claro si se habían suscrito o no a tu boletín.

Y, como has registrado una apertura o un clic, añadirás su dirección a tu lista habitual a pesar de que el destinatario nunca ha dado su consentimiento explícito. Esto podría provocar un aumento de las bajas o las quejas de spam y afectar a tu reputación. Si quieres evitarlo, transfiere a los nuevos usuarios cuando hayan abierto dos o tres emails tuyos.

Resumiendo…

Los expertos en entregabilidad como yo recomendaremos casi siempre a los especialistas en marketing que utilicen el opt in doble o, lo que es lo mismo, la suscripción de email confirmada. Sin embargo, entendemos que resulta difícil convencer a los equipos de marketing de todo el mundo. La idea de «prima más la calidad que la cantidad» en lo relativo a las listas de email empieza a convertirse en la norma, pero todavía queda mucho camino. No es fácil cambiar viejas costumbres y algunos equipos de marketing siguen prefiriendo una suscripción de newsletter sencilla porque genera más contactos (a pesar de los efectos negativos en su reputación como remitente).

La buena noticia es que el doble opt in light intenta solventar la situación y atenuar los posibles daños de las suscripciones de newsletter simples para tu estrategia de email. No estamos diciendo que este método sea perfecto, pero funciona bien si no dependes solo de él o si te apetece probar algo nuevo. ¿Te animas a darle una oportunidad?