El lunes por la noche, se produjo una injusticia. Durante la edición de 2015 del “Choc des Champions” de Top Chef, Pierre Augé se alzó como ganador, aunque la mayoría del público había votado por Xavier Koenig como vencedor de la edición 2015 de Top Chef. Argumento del jurado: ganó el sabor, mientras que los espectadores solo podían juzgar el aspecto. ¿Cuál es la relación entre un concurso de cocina televisado y la mensajería electrónica? ¡Más de lo que pudiera parecer! Porque, aunque sea una pena para Xavier, el veredicto nos demuestra una cosa: reaccionamos primero a la vista. Así, por interesante que sea el contenido, tus lectores se fijarán (y, por tanto, leerán) tu correo electrónico principalmente si atrae su atención.

No es que vayamos a reinventar la rueda. Ya se ha dicho mucho sobre el diseño de correos electrónicos (incluso en nuestro blog). Así que hoy, en lugar de medidas concretas, vamos a retomar algunas de las grandes ideas de diseño esbozadas por Deiter Rams y cómo aplicarlas en la mensajería electrónica.

Un buen diseño es innovador

Se podría pensar que, dada su antigüedad, ya no se puede esperar innovación en el diseño de correos electrónicos. ¡Falso! La evolución de los soportes y de las posibilidades técnicas ofrece nuevas oportunidades a los profesionales del email marketing. Contenidos animados, campañas geolocalizadas y mensajes dinámicos (cambian dependiendo de la hora o del día de apertura) están ahora a un solo un clic de distancia. Por encima de todo, estas nuevas técnicas atraerán más la atención sobre tus contenidos: el 72 % de los profesionales del email marketing que ya han integrado GIF animados en sus correos han visto aumentar sus tasas de clics.

Ubisoft optó por un GIF animado para el banner de su último boletín de noticias con el fin de mostrar la diversidad de su catálogo.

ubisoft

Un buen diseño es estético

Esto es obvio, pero más vale repetirlo: si, al abrir tu correo, tu contacto ve un monolito de texto negro sobre fondo blanco en Times New Roman tamaño 10, es muy probable que no se prolongue mucho en la lectura, aunque se trate del contenido más interesante del mundo. Más de la mitad de los lectores de emails dedican menos de 10 segundos a cada mensaje. ¡Te corresponde a ti utilizar esa ventana para llamar su atención y animarlos a seguir leyendo! Por eso, un diseño claro, aireado y coherente es imprescindible. ¡Porque primero abrimos el correo con los ojos! ¡Sigue nuestras recomendaciones generales para conseguir una estética optimizada!

Un buen diseño es duradero

Si las innovaciones técnicas permiten correos más flexibles y variados, no hay que olvidar que tu modelo de email te representa. Ten cuidado antes de ceder a las modas. Por ello, es imperativo un mínimo de uniformidad en el diseño de tus boletines de noticias. Determina el uso de cada sección: la información principal suele colocarse antes del comienzo del mensaje, en una sola columna, y puede resaltarse mediante una imagen grande, por ejemplo. Ofrece a tus lectores puntos de referencia claros que reconocerán de un correo a otro.
El boletín de noticias diario de Time To Sign Off presenta siempre la misma estructura: un resumen de la información del día, los eventos del día siguiente y el famoso bloque “Pas envie d’aller au lit” (“No tengo ganas de ir a la cama”).

ttso

Un buen diseño es preciso hasta el más mínimo detalle

Ya has organizado correctamente tus contenidos. Has elegido las imágenes correctas, el volumen de texto correcto, las llamadas a la acción correctas… Es el momento de pulir tu mensaje. ¿Has pensado añadir un texto alternativo a tus imágenes? ¿Los colores elegidos son coherentes con tu imagen corporativa? ¿Tus enlaces están claros? Prestando una atención particular a todos estos elementos, demuestras al lector que respetas su experiencia de lectura.

Un buen diseño debe implicar el mínimo diseño posible

Puede parecer contradictorio, pero la mejor forma de hacer destacar tu contenido es, en última instancia, depurar la envoltura. Un buen diseño de correo electrónico no debe estar sobrecargado. Así que no merece la pena utilizar una plantilla de boletín ultrasofisticada. Una vez más, es la legibilidad lo que prevalece. Cuanto más visible sea el mensaje, mejor será su lectura y comprensión.

Le Trabendo ha optado por un boletín colorido pero sencillo que imita el logotipo de la sala de conciertos. La información principal se pone en relieve mediante una imagen que ocupa todo el ancho de la columna. Los textos son cortos y sugerentes. Los enlaces son claros. El lector lo abarca todo de un vistazo.

trabendo
¿Estás de acuerdo con estas prácticas? ¿Ya las utilizas? ¡Cuéntanoslo en un comentario!