Beatriz Redondo Tejedor

// Head of Content

Hoy no es un lunes cualquiera. No, hoy es el Día Internacional de la Mujer, ese día en el que celebramos los logros de mujeres de todo el mundo (grandes o pequeños) y en el que nos reafirmamos en la lucha por alcanzar más y mejor. Cada día, mujeres en todas partes eligen desafiar expectativas, prejuicios y sus propias limitaciones en el trabajo y fuera de él. Y las increíbles mujeres de Pathwire no son menos.

En Pathwire, creemos que el tema propuesto por International Women’s Day para este año,  #ChooseToChallenge (“elige desafiar”, en español), representa perfectamente nuestros valores. Forma parte de lo que somos como empresa y, sobre todo, de lo que somos a nivel individual. Por eso, para celebrar el Día Internacional de la Mujer 2021, hemos pedido a algunas de las mujeres al frente de Pathwire que nos cuenten cómo eligen desafiar en su día a día y cómo contribuyen a un lugar de trabajo más diverso e inclusivo.

Romper barreras para las mujeres en el trabajo

Seamos sinceras, ser mujer nunca ha sido fácil. Pero el mundo moderno trae consigo una serie de retos nuevos que añaden otra dimensión.

Entonces, ¿qué significa realmente apoyar a las mujeres en el trabajo? En primer lugar, hay que entender que no podemos hablar de “las mujeres en el trabajo” sin reconocer las circunstancias y las barreras a las que se enfrentan en su vida cotidiana, que les impiden entrar en el mercado laboral.

No comprender los diferentes estratos que contribuyen a esta disparidad en todo el mundo puede dar lugar a expectativas poco realistas y desencadenar en medidas poco efectivas a la hora de apoyar sus necesidades en el trabajo y en casa.

En este Día Internacional de la Mujer, quiero centrarme en dos términos o palabras de moda que suelen utilizar en el lugar de trabajo las mujeres que ocupan puestos de liderazgo: “lean in” (en español, algo así como “ir hacia adelante”) y «work-life balance” (o el equilibrio entre la vida laboral y personal). Ambos son términos atractivos que las mujeres en posiciones de liderazgo siguen lanzando, pero en realidad no son más que trampas que nos llevan al fracaso. No siempre es suficiente o fácil «ir hacia adelante». Lo mismo ocurre con el equilibrio entre la vida laboral y personal. Ambas implican que si una mujer trabaja lo suficiente y se hace valer lo suficiente, puede prosperar en casa y en el trabajo. Ambas frases implican de forma inexacta que el éxito es responsabilidad exclusiva de cada mujer e ignoran los confines y las barreras que las estructuras sociales pueden poner a su alrededor.

Kate Nowrouzi

Vicepresidenta de Entregabilidad y Estrategia de Producto de Pathwire

Estas circunstancias son todavía más determinantes en el caso de las madres trabajadoras. Las responsabilidades de cuidado, tradicionalmente asumidas por las madres, a menudo obligan a las mujeres a elegir entre dos papeles, y se necesita empatía y políticas proactivas para garantizar que esto no siga ocurriendo.

«Los permisos parentales pagados y la flexibilidad con el cuidado de los niños o los horarios escolares son fundamentales para las madres trabajadoras. Existe la percepción de que las mujeres tienen que elegir entre su carrera o sus hijos. No tiene por qué ser así, pero encontrar el equilibrio entre el trabajo y los hijos ha sido especialmente difícil durante la pandemia. Cuando estás trabajando, es fácil sentirse una madre terrible. Cuando estás con tus hijos, es fácil sentirse como una trabajadora horrible. Reconocer que las personas se sienten así y tratarlas como seres humanos es lo mejor que ha hecho Pathwire durante la pandemia, y espero que muchos otros sigan su ejemplo.

Nicole Jacobson

Vicepresidenta de Marketing de Pathwire

Aumentar la representación de la mujer en la industria tecnológica

Hay muchas mujeres en el mundo. En serio, muchísimas. Concretamente, 3.889.818.369 mujeres a 31 de diciembre de 2020, alrededor del 49,5% de la población mundial. Y sin embargo, todavía hay demasiados ámbitos en los que estamos mal representadas o apenas presentes.

Las mujeres representan el 39% del total de la población activa, pero sólo el 25% de la mano de obra tecnológica está compuesta por mujeres y ese porcentaje se ha mantenido prácticamente inamovible durante la última década.

Contar con representación femenina es importante. Para cambiar la disparidad de género en el mundo de la tecnología, tenemos que allanar el camino a las niñas que vienen detrás, desafiar estereotipos y ofrecer oportunidades a las jóvenes para que vean que ellas también tienen su sitio en la industria tecnológica.

En el Día Internacional de la Mujer, nuestra obligación como sociedad es desafiar esa idea de que la industria de la tecnología y otros campos STEM son un ‘mundo de hombres’. Hay que recordar a las mujeres jóvenes que aún están estudiando y eligiendo el camino a seguir que son más que capaces de convertirse en excelentes ingenieras, desarrolladoras y científicas de datos. Para que esto ocurra, las universidades y las empresas tecnológicas tienen que crear oportunidades de educación y de trabajo para estas mujeres y apoyarlas en su carrera en el mundo de la tecnología.

Las mujeres deberían poder sentirse capaces de romper los techos de cristal y de desafiarse a sí mismas para acabar con los estereotipos. Ahora que las disparidades de género en la industria tecnológica son una conversación más habitual que en el pasado, corresponde a las empresas fomentar un entorno en el que las mujeres sean bienvenidas y reciban apoyo. Si hiciéramos un esfuerzo consciente para combatir esa idea de que las mujeres deben seguir otras carreras y abrieramos oportunidades para las niñas y las jóvenes, podríamos tener una conversación muy diferente en los próximos Días de la Mujer.

Darine Fayed

Consejera General y DPO de Pathwire

Día de la Mujer - 8M

Fomentar la diversidad en los equipos directivos

La diversidad es uno de los principales motores de la innovación. No hace falta que nos creas a nosotras: un estudio de BGC de 2017 reveló que las empresas diversas con variedad de representación tanto en la plantilla como en los equipos de liderazgo son más innovadoras, adaptables y están más en contacto con las necesidades de sus clientes.

Pero fomentar activamente la diversidad en el liderazgo también contribuye a crear un lugar de trabajo más seguro e inclusivo en el que personas de todos los géneros, etnias y orígenes se sientan acogidas y con capacidad para prosperar… y las mujeres que dirigen equipos dominados por hombres desempeñan un papel clave en este cambio de mentalidad.

Un equipo directivo ideal consiste más en lograr una diversidad de pensamiento que en otra cosa. En nuestro caso, buscamos desafiarnos unos a otros para fomentar un debate saludable y un contexto positivo en el que ampliar nuestros límites y obtener el mejor resultado para nuestra empresa, y queremos que esta actitud traspase nuestras paredes y se expanda también al resto del mundo tecnológico. Esta variedad de opiniones e ideas es extremadamente importante, porque descubrirlas y potenciarlas nos convierte en mejores líderes y en una mejor organización en general, de arriba a abajo.

Al reflexionar sobre mi propia trayectoria profesional, me he dado cuenta de que nunca he tenido una jefa, y todos mis mentores formales han sido hombres. Sin embargo, en mi puesto actual, los equipos que dependen de mí están todos formados por hombres, lo que da la vuelta a esa dinámica. Yo creo que esto ayuda a mostrar la realidad de que, al igual que las mujeres se benefician de los mentores y aliados masculinos, los hombres también se benefician enormemente de la mentoría, el liderazgo y el patrocinio de las mujeres. Si todos trabajamos juntos para fomentar la inclusividad y la aceptación en el mundo tecnológico y fuera de él, cada vez más personas se sentirán bienvenidas y las empresas podrán encontrar los mejores talentos

Heather Arrington

Vicepresidenta de soporte de Pathwire

Ofrecer oportunidades a través de la mentoría

Sí, tener una buena representación es importante para atraer a más mujeres al mundo de la tecnología. Pero ofrecer oportunidades para que las mujeres crezcan y tengan éxito es igual de importante para compensar las barreras adicionales a las que se enfrentan mientras crecen y se incorporan al mundo laboral.

Las mentorías son formas efectivas para que las mujeres (y los hombres) se apoyen mutuamente: favorecer el desarrollo de redes profesionales, crean más oportunidades para las mujeres y las mujeres racializadas, abren puertas al liderazgo y fomentan el espíritu empresarial.

La mentoría es fundamental para fomentar el crecimiento y la confianza en el trabajo propio, y yo he hecho un esfuerzo consciente para guiar y aconsejar a los recién llegados a lo largo de mi carrera, de todos los géneros y procedencias. Yo recomiendo encarecidamente a las mujeres que inician su carrera que tengan este tipo de mentores, además de un «patrocinador».

La mayoría de la gente piensa que los «mentores» y los «patrocinadores» son más o menos lo mismo, pero en realidad son algo diferente. Un mentor puede ser cualquier persona, dentro o fuera de la empresa, a la que se acude en busca de consejo. Te orientan sobre cómo resolver los conflictos y los retos en el lugar de trabajo. Un patrocinador es alguien que está dentro de la organización y que se desvive por allanarte el camino.

Después de 25 años de experiencia, yo todavía tengo mentores y patrocinadores, y nunca tomaría ninguna decisión importante en mi carrera sin ellos. Yo aspiro a estar ahí para los demás de la misma manera que ellos han estado ahí para mí, y espero que después de leer esto, tú también hagas lo mismo con nuevos talentos prometedores.

Kate Nowrouzi

Vicepresidenta de Entregabilidad y Estrategia de Producto de Pathwire

Empoderar a las mujeres para que confíen en sus propias capacidades

En los últimos años, el auge del «síndrome del impostor» ha hecho que todo el mundo hable de algo que en realidad existe desde hace mucho más tiempo: un sentimiento de duda que ha hecho que muchas de nosotras nos cuestionemos en algún momento si realmente estamos capacitadas para un determinado puesto o si estamos listas para dar ese siguiente paso.

Si alguna vez te has sentido así, no estás sola. En realidad, este fenómeno puede afectar a cualquier persona, independientemente de su género, pero la falta de modelos y representación significa que las mujeres, y especialmente las mujeres racializadas, son más propensas a sufrir esta pérdida de confianza y sensación de no pertenencia.

Las mujeres tienen el poder de elegir de forma diferente y valiente, a pesar de enfrentarse a muchos retos profesionales y domésticos. A veces es fácil olvidar que tenemos el control de lo que viene, pero la temática de este año (#ChooseToChallenge) es un buen recordatorio para tomar decisiones intencionales sobre lo que queremos ser y lo que somos capaces de hacer.
El mayor reto al que me he enfrentado al elegir un puesto de liderazgo ha sido más bien una lucha interna. Pensaba que no era lo suficientemente buena y me faltaba confianza. Mi consejo para otras mujeres es que conozcan su ámbito y comprendan el producto en el que trabajan en su totalidad. Elegid desafiar las percepciones erróneas de vuestra propia experiencia y de vuestra capacidad técnica, y no os sintáis intimidadas. Al dejar de lado el perfeccionismo, yo pasé de dirigir un equipo de dos personas a un equipo de 20. En Pathwire, nuestro equipo directivo está formado por más de un 40% de mujeres, y creo que tener esa representación femenina es la forma más segura de que una empresa cree un entorno inclusivo. Aporta voces femeninas a la conversación y aboga por programas y políticas que apoyen a las mujeres.

Nicole Jacobson

Vicepresidenta de Marketing de Pathwire

Combatir la disparidad de género no es cosa de un día

Un estudio reciente del Foro Económico Mundial reveló que la paridad de género no se alcanzará hasta dentro de 100 años. Eso es mucho tiempo y, sinceramente, a veces resulta bastante desalentador.

Pero para llegar hasta ahí, tenemos que seguir desafiando. Lo que hacemos cada día para fomentar una sociedad más inclusiva y diversa es más importante que lo que hacemos hoy, y en Pathwire no queremos que nuestro apoyo se limite a un solo día al año.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y nosotros estamos decididos a hacernos responsables de nuestras propias acciones. Sigue nuestro blog para saber más sobre lo que estamos haciendo y cómo elegimos desafiar de ahora en adelante.