La mayoría de los expertos en tecnología te dirá que la wearable technology o “tecnología ponible” es la próxima gran tendencia. A comienzos de este año, Gartner pronosticó un crecimiento del 18 % en 2016 en las ventas mundiales de prendas y accesorios tecnológicos, los llamados wearables, y se espera el mismo crecimiento en 2017. A finales de 2016, se habrán vendido alrededor de 275 millones de estos nuevos dispositivos conectados. Con tal ritmo de crecimiento, y con las ventas de smartphones a punto de estancarse en los mercados maduros, no es de extrañar que los relojes inteligentes y, en menor medida, las gafas inteligentes se consideren los próximos dispositivos a conquistar.

En opinión de los profesionales del marketing por email, el incremento de dispositivos en el mercado supone otra cosa: crear emails que se puedan ver correctamente en TODAS las pantallas será aún más complicado.

 

El reto de la adaptabilidad

En esta entrada trataremos el reto de la visualización en los relojes inteligentes. Al fin y al cabo, son los wearables conectados con pantalla que mayor crecimiento han experimentado. Además, actualmente hay demasiadas cuestiones pendientes en lo que respecta a las gafas inteligentes como para escribir con precisión sobre cómo se visualizarán los emails en estos dispositivos.

El primer problema que encontramos es evidentemente el tamaño de la pantalla. Con un tamaño medio de 9 a 16 cm2 (más o menos el tamaño de un sello –sí, sí, aquello que se usaba para enviar cartas y que ahora se colecciona), ¿qué se podría visualizar realmente en estas pantallas? Como suele pasar, estas cosas son un tanto complicadas. En función del dispositivo, en la pantalla se mostrarán 1 o 2 líneas del asunto del mensaje y entre 30 y 80 caracteres del cuerpo del mensaje. Aunque haya enormes diferencias entre las distintas marcas, está claro que no es mucho texto.

sony_smartwatch
 

Email en el Sony Smartwatch 3

Pero no te preocupes, no vas a tener que modificar (todavía) todas tus plantillas de email para que se ajusten a estos nuevos formatos. A nivel tecnológico, la mayoría de los dispositivos disponibles en la actualidad no procesan correctamente las media queries, lo que significa que el diseño de alto nivel que has creado en HTML específicamente para que tu mensaje se pueda leer en cualquier dispositivo podría no funcionar en un reloj inteligente. Tanto trabajo para nada…

Además, los usuarios pueden establecer reglas para seleccionar los emails que quieran recibir en su reloj inteligente, es decir, no siempre se notificarán todos los emails que lleguen a su bandeja de entrada. Si este es el caso de tus emails, una vez más, todo tu diseño y trabajo de integración habrán sido en vano.

 

Entonces, ¿debería hacer algo para los emails en los relojes inteligentes?

Sin duda, no debes perder de vista los relojes inteligentes. Se están convirtiendo en una realidad (y se espera que cada vez más personas adquieran uno, incluso tus padres), lo que significa que en algún momento, en un futuro próximo, la tecnología mejorará lo suficiente para que los emails se vean correctamente en la pantalla de estos dispositivos. Cuando llegue ese momento (más pronto que tarde), te alegrarás de haberte preparado para el futuro reinado de los wearables.

Empieza por lo más sencillo. Teniendo en cuenta que probablemente el número de caracteres que se muestra en la pantalla de un reloj inteligente no va a evolucionar (al contrario que la tecnología), tienes que seguir aplicando las reglas que, por supuesto, ya conoces. Es decir, utiliza líneas de asunto breves y sitúa el contenido al que quieres que reaccionen tus destinatarios justo al principio del mensaje. Y no olvides el preencabezado: añade aquí también la información más relevante.

 

Para terminar, puedes empezar a optimizar tu nombre de remitente. Actualmente, el tuyo probablemente sea algo como “José García de Mailjet”. Esto es demasiado largo para los relojes inteligentes. Tus lectores deben reconocerte inmediatamente. Sabemos que tu nombre de remitente forma parte de tu identidad, así que ¿por qué no pruebas algo menos formal (y más corto) como “El equipo Mailjet”? Parecerás más accesible y tu nombre completo ocupará los pocos píxeles de las pantallas de los relojes inteligentes.

applewatch
 

Email en el Applewatch

Te hemos presentado algunos consejos generales que ya puedes aplicar en tus campañas por email, aunque ahora mismo no te centres principalmente en los wearables. Ya tendrás preparada una configuración básica para el momento en que cada vez más personas tengan relojes inteligentes y los usen de forma más generalizada para leer emails. Para entonces, tendrás todo preparado para centrarte en presentar soluciones más avanzadas a tus lectores con relojes inteligentes, en lugar de ofrecer los mismos contenidos que tendrán en sus otros dispositivos con un diseño más adaptativo (smartphones, tabletas, portátiles u ordenadores de sobremesa). Por ejemplo, podrías enviarles contenidos diseñados específicamente para las pantallas más pequeñas: códigos de barras que pueden escanear al facturar en el aeropuerto, códigos QR con códigos de descuento, etc. ¡El futuro nos lo dirá!