Pasar el verano encerrado trabajando puede ser un rollo e incluso puede ser peor si no dejan de salirte fotos de tus amigos de vacaciones cuando consultas las redes sociales en busca de inspiración para tu próximo boletín de noticias o publicación. Entonces, ¿qué haces cuando tienes que crear contenidos y seguir adelante con tu campaña de marketing durante las seis semanas de vacaciones de verano?

Haz más con menos. Recupera tus diseños de correo electrónico y tus contenidos y ponlos a trabajar. Te enseñaré algunas formas de sacar el máximo partido a contenidos ya existentes (usando el correo electrónico para aumentar el tráfico y modificando los contenidos de los mensajes) cuando sientas que se te duerme el cerebro con el calor del verano. Yo mismo estoy poniendo en práctica este consejo al escribir esta entrada –intentando inspirarme en publicaciones anteriores– mientras miro hacia el patio donde los del Google Campus están montando una barbacoa.

No trabajes más, trabaja de forma más inteligente (con un poquito menos de ganas en este caso)

No me refiero a que literalmente copies y pegues antiguos contenidos ni a que repitas la misma idea. Cuando quieras crear contenidos nuevos, inspírate en creaciones anteriores; quizás puedas retomar alguno de los temas que abordaste en las entradas de tu blog.

También puedes tomar un fragmento de un libro digital o de un artículo interesante y desarrollar el tema para crear tu propio artículo, o convertir una presentación/infografía en una entrada del blog o viceversa. En lo que respecta a los correos electrónicos, podrías echar un vistazo a las redes sociales para buscar alguna frase que funcionara bien y probarla como línea de asunto en tus correos. Consulta tus estadísticas de Twitter y busca algo que te diera buenos resultados el pasado verano y continúa en la línea de esas publicaciones pasadas:

Twitter Analytics
 

Dedica tiempo a revisar los objetivos anuales de tu estrategia de correo electrónico

En diciembre hablamos sobre cómo redefinir los objetivos de tu estrategia de correo electrónico: “Métete en la piel de un consumidor y echa un vistazo a las campañas que tus competidores han enviado durante estas fiestas. ¿Qué sector de clientes está menos cubierto?”. Si envías mensajes en una época determinada, sobre todo durante las vacaciones de verano, estate atento a la competencia y piensa cómo puedes marcar la diferencia.

Revisa tus objetivos con respecto a las tasas de apertura y de clics, ya que pueden variar en comparación con el resto del año. Esto dependerá de tu público objetivo. Por ejemplo, si te diriges a jóvenes de entre 16 y 21 años, podrías observar un aumento en la tasa de apertura porque estarán de vacaciones. En cambio, si te diriges a clientes B2B, probablemente identifiques una bajada durante el mes de agosto porque es cuando se van de vacaciones con la familia.

Sustituye a tus compañeros con herramientas gratuitas

¿Tu equipo de diseño se ha ido de vacaciones? Utiliza algunas herramientas gratuitas y sencillas para reutilizar los contenidos gráficos que ya tienes. Una de nuestras favoritas es Canva, con la que podrás crear exclusivas cabeceras de correo electrónico, anuncios e imágenes para las redes sociales en unos minutos, así como modificar viejas imágenes para crear algo totalmente nuevo.

 

Canva

 

Has creado tus contenidos “sin muchas ganas”, pero ¿y si tu especialista en marketing por correo electrónico está por ahí tomándose una piña colada junto a la piscina? Que no cunda el pánico. Para eso tienes Publicate. Puedes usar Publicate para filtrar y depurar tus boletines de noticias, a través de un panel de control muy fácil de usar, arrastrando y soltando diferentes enlaces para llenar de contenido tu nueva obra. Después, inserta el código HTML en tu plantilla de correo electrónico y ¡ya está listo!

publicate
 

 

 

¿Te está entrando la pereza veraniega? ¿Cómo lo estás sobrellevando? ¿Quieres compartir algún consejo?