Enisa Korance

// Marketing Assistant

Seguramente habrás tenido buenas razones para elegir tu proveedor de email (ESP) actual, pero con el tiempo tanto tu demanda como su oferta pueden haber cambiado y ahora te encuentras con una herramienta que te da mil problemas y ya no cumple con las necesidades de tu negocio.

El problema es que a menudo las empresas son poco propensas a cambiar de proveedor y la culpa la tienen esos falsos mitos que nos hacen creer que pasarse a otra plataforma nos va a costar la vida. Pero, ¡nada más lejos de la realidad!

En este post vamos a desmontar todos esos falsos mitos y te guiaremos en el proceso de migración para demostrarte que el césped puede ser más verde al otro lado de la valla. Bueno, o más amarillo en el caso de venirte a Mailjet.

Los mitos de cambiar de proveedor de email marketing

1. Es un proceso complejo

Veamos, ¿por dónde empezamos? Tener que trasladar todos tus contactos y plantillas de email a otra plataforma suena aterrador, pero luego debes tener en cuenta todas tus integraciones y las claves de API, configurar tu autenticación SPF y DKIM, direcciones y dominios de envío, IP dedicadas… Y un laaaaaaargo etcétera.

Pero la verdad es que, en la mayoría de los casos, este proceso puede hacerse de forma fácil y rápida sin mucho conocimiento previo. En efecto, la mayoría de los proveedores de servicios de email tienen numerosas integraciones que facilitan la conexión de la nueva cuenta al resto de tus sistemas.

En Mailjet, ofrecemos una amplia gama de integraciones y un equipo de expertos de API que están aquí para echarte un cable para que puedas vincular fácilmente todas tus herramientas y empezar a enviar tus emails en un plis plas.

2. Tiempo de inactividad en el envío de emails

Cambiar de ESP significa que habrá un período en el que no vas a poder mandar emails, ¿verdad? No, si estás bien preparado y has elegido al proveedor de email adecuado.

Como vimos en el punto anterior, una buena integración te permite minimizar el tiempo de cambio y asegurar que todas tus campañas de email sean enviadas inmediatamente.

Para garantizar una entregabilidad óptima, te recomendamos que vayas preparando tus IPs (si una IP dedicada es la opción que más se adapta a ti) con un traslado gradual de tus envíos a tu nuevo proveedor (que esperamos ser nosotros).

3. El nuevo proveedor no va a solucionar los problemas de entregabilidad

¿Y si resulta que cambiamos y nuestra entregabilidad empeora? En Mailjet aplicamos los procesos necesarios para garantizar que eso no ocurra.

Antes de que adoptes nuestra solución, tu actividad de envíos actual tendrá que pasar un proceso de cumplimiento. En ocasiones, podríamos pedirte que modifiques tus métodos de recopilación de datos para garantizar que tu actividad cumple nuestras normas. Este proceso de investigación garantiza nuestros estándares de entregabilidad y es parte del motivo por el que no caemos fácilmente en las trampas de spam.

Además, nos aseguramos de facilitarte todos los recursos de prácticas recomendadas desde el minuto uno para que tus prácticas de email sean impecables.

 

Guía de Principios Básicos de la Entregabilidad

Es caro

Cambiar de proveedor de email, sobre todo si pasas de una plataforma más básica a una más profesional como Mailjet, puede parecer un gasto importante; sin embargo, cuando un email es muy bueno, puede ser el canal que mejor rendimiento presente.

Pero no nos escuches a nosotros, haz caso a los expertos: según Econsultancy, el 73 % de las empresas califican al retorno de inversión obtenido con los emails de “excelente” o “bueno”, que puede llegar a ser de hasta £32.28 por cada £1 gastado.

Los costes iniciales del cambio podrían parecer un malgasto de dinero, pero si te permite maximizar tu ROI potencial, es una buena inversión, ¿no crees?

Cómo cambiar de proveedor de email paso a paso

Vale, te has decidido: quieres cambiar de proveedor de email y llevar tu estrategia de marketing por email al siguiente nivel. Ahora no te queda más que seguir estos pasos para llevar a cabo una migración con éxito.

Elige el mejor proveedor de email para tu negocio

Lo  primero que necesitas tener claro para elegir el proveedor de servicios de email perfecto para tus necesidades de envío es:

  1. Cuántos emails quieres enviar al mes,
  2. Cuántos contactos tienes en tus listas.

Una vez que hayas contestado a estas dos preguntas, puedes empezar a comparar opciones. Para facilitarte un poco la tarea, hemos preparado una tabla para comparar las funciones y precios de estas cinco alternativas.

MailChimp Mailjet Mailjet Campaign Monitor Sendin Blue Acumbamail
Emails de Marketing true true true true true
Emails Transaccionales Mandrill true true true true
Automatización del Email true true true true true
Certificación RGPD false true true false false
Certificación ISO 20017 false true “false” false false
Subcuentas true true true Solo marca blanca false
SMS de Marketing false false false true “true”
SMS Transaccionales false true true true true
Número ilimitado de contactos “false” true “false” true true
Soporte en Español “false” true “false” true true
Precio (7500 email/semana) 66.09 € 7,16 € 99 € 19 € 28,10 €

 

Crea una cuenta gratis en Mailjet

Todos los softwares de email marketing de la lista ofrecen servicios básicos que te permiten enviar emails de marketing y transaccionales (aunque con Mailchimp necesitarás pasar por una plataforma de email de terceros para esto), crear flujos automatizados e incluso, con alguno, enviar SMS de transaccionales y de marketing.

En cuanto al coste, en la tabla puedes comparar las tarifas para enviar enviar 30 000 emails al mes con cada una de estas plataformas. Como ves, Mailjet es el que ofrece la mejor relación calidad-precio, llegando a ser hasta diez veces más barato que su competencia.

Por último, si te preocupa el cumplimiento del RGPD, Mailjet es la única opción, junto a Campaign Monitor, que cuenta con una certificación RGPD y te asegura el cumplimiento de sus principios.

Configura tu cuenta de email

Ahora que has elegido tu nuevo ESP y has creado tu cuenta (nunca utilizando una dirección de email de webmail gratuita, por supuesto), lo primero que tienes que hacer es configurar algunos ajustes clave que te permitirán garantizar una buena tasa de entregabilidad.

El primer paso es añadir y configurar la dirección de email “De:”, también conocida como “dirección de remitente”. Una buena práctica es mantener la que utilizabas con tu proveedor anterior, así tus destinatarios de reconocerán sin problemas.

A continuación tendrás que configurar los registros SPF y DKIM para tu dominio, lo que garantizará que tus emails aterricen en la bandeja de entrada.

El registro SPF (Sender Policy Framework) define los servidores que están autorizados para enviar emails con nuestro dominio. Esto nos sirve para evitar que otros suplanten nuestra identidad de remitentes y protegernos del spam.  

El DKIM (DomainKeys Identified Mail) es otro protocolo de autenticación de email. Se trata de una firma única vinculada con tu dominio y utilizada para todos los mensajes que envías que permite a los proveedores de servicios de Internet (ISP) controlar la autenticidad de tus emails.

Configuración SPF y DKIM

Con Mailjet, la configuración es muy sencilla, solo tienes que seguir los pasos que encuentras en nuestra documentación.

Importa tus listas de contactos

Una vez hecha la configuración básica, tendrás que importar tus listas de contactos para seguir enviando a todos los usuarios que se han apuntado a tu newsletter. No te preocupes, es mucho más sencillo de lo que puede parecer.

Primero, descarga tus listas en formato CSV de tu antiguo proveedor de email y súbelas en el nuevo sistema. Si se trata de Mailjet, puedes seguir esta guía con los pasos ilustrados que hemos preparado para nuestros usuarios.

Importar contactos

Asegúrate de transferir todos los contactos, incluso los que se han dado de baja o los que ya están excluidos. De este modo no volverás a mandarle un email, arriesgándote a que te marquen como spam.

Nuestro consejo: para mantener coherencia y hacer que la gestión de las listas te resulte más fácil, asigna a las listas el mismo nombre que tenían en tu proveedor anterior. Y ya que estás de mudanza, aprovecha para hacer una limpieza de tu base de datos con herramientas como Briteverify o Neverbounce.

Importa tus plantillas de email

Por supuesto, no puedes dejar atrás todas las plantillas de email que tienes almacenadas en tu plataforma de email actual, por lo que el siguiente paso consiste en exportar las plantillas que quieres conservar.

El proceso de importación con Mailjet es muy sencillo: solo tienes que descargar las plantillas en formato HTML de tu antigua plataforma y volver a subirlas.

Importar plantillas en html

Por último, comprueba que todos los enlaces funcionan correctamente y corrige los que no lo estén (sobre todo el enlace de darse de baja).

Gestiona tu reputación de remitente

Cambiar de proveedor de email también significa cambiar de dirección IP. Si envías tus emails desde una dirección IP compartida, no tendrás que preocuparte por la reputación del remitente, ya que todos los usuarios que utilizan esa misma dirección IP han contribuido a crear una. En Mailjet, nos aseguramos de que todos nuestros clientes respetan las buenas prácticas de email para mantener reputaciones de IPs impecables.

Si por otro lado eliges tener una IP dedicada con tu nuevo proveedor, tendrás que construir una buena reputación poco a poco. ¿Y cómo se hace eso? Simple, calentando tu nueva IP.  Este proceso consiste en enviar solo unos pocos miles de emails al día durante unas semanas para obtener buenas estadísticas de envío y así construir una reputación de remitente positiva.

Si te saltas este paso y empiezas a enviar todo de golpe, los ISPs podrían pensar que se trata de correo basura y mandarte directamente a la bandeja de spam.

Nuestro consejo: Si quieres optar por una dirección IP dedicada con tu nuevo proveedor, recuerda programar un tiempo suficiente para el calentamiento de tu nueva IP, por ejemplo un período de dos a tres semanas.

Ahora te toca a ti

Ahora ya sabes que cambiar de plataforma de emailing no tiene porque ser una pesadilla y que el proceso no es tan complicado como creías.

Vamos a repasar uno a uno los pasos necesarios:

  1. Abre una cuenta en tu nuevo ESP y crea tu dirección de remitente.
  2. Configura los registros SPF y DKIM de tu cuenta.
  3. Importa tus listas de contactos, sin olvidar los dados de baja y excluidos.
  4. Importa tus plantillas de HTML (¡y comprueba cada enlace!).
  5. Si tienes una IP dedicada, empieza a enviar gradualmente.

Un último consejo: Si has decidido dar el gran paso, elige una plataforma que te permita llevar a cabo estos pasos de forma sencilla y eficaz, ¡como Mailjet!

Crea una cuenta gratis y mira todo lo que puedes hacer con nosotros.