¡Bien! Has enviado tu primer mensaje para estas fiestas. ¿Y ahora qué? Puede que te apetezca salir a celebrar este paso tan importante, pero antes asegúrate de sacar algo de tiempo para ver qué puedes aprender de este primer envío. Analizar tus indicadores clave de rendimiento te ayudará a comprender la mentalidad de los clientes durante estas fiestas y preparar el terreno para los próximos meses. Aquí te presentamos algunas cosas que deberás tener en cuenta a la hora de determinar el éxito de tu primera campaña (y de las muchas que están por venir).

Convencer a los proveedores de acceso a Internet y a los usuarios

La clave para llegar a las abarrotadas bandejas de entrada durante estas fiestas es una alta entregabilidad y contenidos originales. No olvides que esto significa satisfacer a dos públicos diferentes: los proveedores de acceso a Internet (Gmail, Yahoo, AOL, etc.) y tus usuarios. Veamos cómo puedes medir la solidez de estas relaciones:

Tasa de mensajes rebotados

Se trata del porcentaje de contactos que no recibieron el correo electrónico. Esto puede deberse a varias razones, pero para explicarlo fácilmente podemos decir que hay dos tipos de rebote: definitivo y temporal. Un rebote definitivo ocurre cuando una dirección de correo electrónico no recibe mensajes de forma permanente. Puede ser porque se registró erróneamente durante el proceso de suscripción (menos mal que tenemos el sistema de doble autorización para evitar estos errores) o porque el dominio no existe. En cuanto al rebote temporal, se da cuando una dirección no puede recibir mensajes temporalmente porque la bandeja de entrada está llena o porque el servidor no está disponible. Cuanto menor sea este porcentaje, mejor.

Estate atento a cualquier aumento fuera de lo normal en la tasa de mensajes rebotados. Si envías los mensajes a una lista antigua, un alto porcentaje de mensajes rebotados significa que deberías hacer limpieza en tus contactos.

Tasa de cancelación de suscripciones

Este es el mejor indicador del nivel de compromiso. Cuanto menor sea este porcentaje, mejor. La tasa de cancelación de suscripciones se refiere al número de contactos que quieren dejar de recibir tus mensajes. A medida que aumentas la frecuencia de los envíos o pruebas otros tipos de contenidos durante estas fiestas, deberás estar atento a la tasa de cancelación de suscripciones para asegurarte de que se mantiene baja. Una tasa alta de cancelación de suscripciones no solo daña tu reputación con los proveedores de acceso a Internet, sino que también indica que los usuarios desean un enfoque diferente de email marketing.

Recuerda que también puedes usar la página de cancelación de suscripciones para recuperar clientes o averiguar qué es lo que ha fallado.

Tasa de spam

Se trata del porcentaje de contactos que marcan tu mensaje como spam. Al igual que con la tasa de mensajes rebotados y de cancelación de suscripciones, el éxito de una campaña reside también en una tasa de spam baja.

Según un informe realizado por ReturnPath, durante las últimas fiestas el número de consumidores que querían mensajes y respondían positivamente a ellos era superior a los que no lo hacían, lo que se traduce en unas tasas de spam más bajas. Esto es una buena noticia para los remitentes de espacios particularmente competitivos, que teman que los consumidores se cansen de tanto correo.

Lee la Política de envíos de Mailjet para tener una referencia de la tasa que deberías lograr.

Niveles de conversión

El significado de la conversión varía ligeramente para cada empresa y sector, pero básicamente es el objetivo final del marketing por correo electrónico. La conversión ocurre cuando el destinatario hace clic en un correo y realiza la acción que querías que hiciera. Para una empresa de comercio electrónico, esto podría ser una compra, mientras que para una empresa SaaS podría ser descargar un contenido en concreto. Seguramente estableciste objetivos de conversión para toda la empresa y objetivos específicos de marketing durante este año. Quizás hasta hayas establecido objetivos de conversión específicos para estas fiestas. Un nivel alto de conversión significa que tienes una estrategia de llamada a la acción fuerte y convincente y que tus contactos están comprometidos con tu producto.

Para calcular tu nivel de conversión, solo tienes que dividir el número total de usuarios que realizaron la acción requerida por el número total de usuarios que recibieron el correo. Digamos que realizas un seguimiento de las suscripciones y que tu último mensaje aportó 100 suscriptores. Divídelo por tu lista total de 10 000 contactos y te dará un nivel de conversión del 1%.

La mejor manera de seguir el nivel de conversión es usar enlaces de seguimiento para establecer embudos de objetivos con Google Analytics y medir estos indicadores junto con tu panel de control de Mailjet.

Número de veces que se comparte un correo

No todo va a ser para las redes sociales, ¿no? El equivalente de “me gusta”, “favorito” o “retuit” para un correo electrónico es compartir. Un correo puede reenviarse a través de un botón “Enviar a un amigo” o a través de los botones para compartir contenidos de las redes sociales que se pueden añadir fácilmente con Passport.

Aunque los mensajes no se difundan de una manera tan asombrosa como los contenidos que se comparten en las redes sociales, un mayor número de correos compartidos puede consolidar la reputación social y aumentar el reconocimiento de la marca. Utiliza aplicaciones como Mention y Buffer para seguir todo lo que se dice sobre tu empresa en otros canales sociales. Aprovecha para hacer contactos o promocionar mejor tu producto.

Screen-Shot-2015-11-04-at-12.15.03-PM
Y ya está. Son solo algunos ejemplos de todo lo que puedes y deberías hacer después de enviar tu primer correo. Haz un seguimiento de todo y puede que conforme pasen las semanas encuentres otros indicadores interesantes que se puedan incluir para tener una imagen más completa del rendimiento.

¿Ya has enviado tu primera campaña de correo electrónico? ¿Cómo has visto o evaluado su eficacia?