Email transaccional suena a algo que recibes después de hacer una compra. Y, efectivamente, es una de sus funciones, pero es mucho más que eso… También te pueden llegar estos emails cuando creas una nueva cuenta, si tienes que cambiar la contraseña después de haberte tomado una copa de más mientras veías Juego de Tronos o si has dejado el carrito de la compra abandonado con ese bikini nuevo que tanto te gusta.

Un email transaccional, o email activado, es esencialmente el que se genera después de que el usuario haya realizado una acción concreta. Por eso, la tasa de apertura de los emails transaccionales multiplica por ocho la de los correos convencionales. ¿Esa cifra no te dice nada? Míralo de esta forma: la población de San Francisco es de unas 840.000 personas mientras que la de Nueva York llega casi a 8,5 millones. Esa es la clase de diferencia de la que estamos hablando.

Ahora que hemos aclarado este punto, ¿quieres saber cómo usarlos en tu negocio? ¡Buena pregunta! Aquí tienes siete ideas de marketing para sacarle el máximo partido a los emails transaccionales.

1. La baza de las opiniones

Las opiniones son una apuesta segura porque te permiten matar dos pájaros de un tiro. GoDaddy es todo un experto en la materia. Siempre que llamas al servicio de asistencia, te envían un email de seguimiento para pedir tu opinión… y te dan un buen incentivo para conseguirla: ¡un 25 % de descuento en tu próximo pedido!

Godaddy
Pide su opinión a los clientes que han usado la asistencia técnica o han creado una incidencia y añade un descuento como guinda: pasarán a la acción y comprarán de nuevo.

 

2. Facturación sin papel

Puedes decir lo que quieras del servicio de T-Mobile, pero son los reyes cuando se trata de enviar emails divertidos y de sacarle punta a todo. Usan tu factura para animarte a contratar su facturación electrónica (¿estás oyendo cómo van engrasando la máquina registradora?) y te dan un empujón extra ofreciendo un servicio internacional gratuito.

 


Puedes estar seguro: en cuanto aterrizas en T-Mobile.com, les falta tiempo para venderte productos de gama superior.

Lo que nos lleva a nuestro siguiente ejemplo.

 

3. Las ventas de productos de gama superior

No lo confundas con las ventas cruzadas: en este caso se trata de que la empresa te ofrece un producto de una categoría más alta. Amazon lo hace muy bien, sobre todo con su tarjeta de crédito.

Amazon 1
La oferta es tan atractiva y la cantidad tan jugosa que no te importa dedicar un par de minutos a solicitar otra tarjeta de crédito.

 

4. Abandono del carrito de la compra

El email de recordatorio de carrito abandonado tiene que ser un empujoncito amable: ya sabes, ese codazo que le das a un amigo tímido para que se lance a hablar con su amor platónico. Como verás, la empresa de ropa y complementos para mujer Kate Spade domina a la perfección este sutil arte.

Kate Spade
Se les da genial combinar imágenes, colores llamativos y un texto irresistible para que el usuario se ponga las pilas. Los ojos se te van inmediatamente al dedo que apunta a ese descuento destacado en negrita. Y por si fuera poco, intentan venderte otros productos que te podrían gustar. ¡Eso sí que es un recordatorio en toda regla!

Otros dos detalles en los que hay que fijarse: la oferta de envío gratuito para todos los pedidos al comienzo de la página y el tiempo limitado para aprovechar el descuento. Dos estrategias que juegan con el miedo a perder esa oportunidad única.

 

5. Las recomendaciones

Las redes sociales, los emails y el correo tienen una gran importancia en tu negocio… pero no hay nada como el boca a boca. Es —y probablemente siempre será— la mejor forma de conseguir nuevos clientes y de fidelizarlos. Las referencias son la forma de correr la voz en el siglo XXI y muchas empresas pagan por conseguirlas.

Airbnb es una de mis empresas favoritas en este sentido: hablaría de ellos sin parar. Me encanta la plataforma, me encanta el servicio al cliente y… me gusta aún más que ofrezcan hasta 100 $ por recomendarles a un amigo.


La invitación para dar referencias te llega en el email de reserva: así seguro que no la pasas por alto. Como quieres asegurarte de tener todos los detalles del viaje, lees todo el email de cabo a rabo como mínimo un par de veces. La llamada a la acción es breve, directa y muy clara para que no tengas que preguntarte cómo empezar a invitar a tus amigos.

 

6. Email de bienvenida

Nada mejor para entrar en calor que un buen email de bienvenida y una taza de té caliente (con un poco de miel). 500px hace un magnífico trabajo para que te sientas bien recibido en su comunidad.

500px

Lo mejor de este email es que 500px te da todo lujo de detalles. Además de informarte de la renovación de su sitio web, te explican lo que han cambiado. Como usuario, seguro que vas a la caza de esos cambios en cuanto entres en su web.

 

7. Implicación

En nuestro último ejemplo veíamos el gran trabajo que hace 500px al dar la bienvenida a los nuevos usuarios a su comunidad. Veamos ahora qué hace Instagram para animar a sus nuevos miembros a participar.

Instagram te informa desde el principio de que solo verás las fotos de las personas que te interesen. Te explican su funcionamiento en pocas palabras: ¿quieres ver fotos de cumpleaños de tus amigos o seguir a Kim Kardashian y sus aventuras por Hollywood?

La llamada a la acción aparece en grande y te lleva directamente a seguir a otros usuarios de Instagram.

Pero la cosa no acaba ahí. Instagram te explica de un modo sencillo cómo usar los filtros de su plataforma y te muestra otra llamada a la acción para empezar a usarlo. Y para rematar, te cuenta cómo usan la plataforma otras personas… dejándote con la impresión de que Instagram es el lugar perfecto para compartir tus momentos más increíbles con el resto del mundo.

Ahora te toca a ti: ¿cuáles son tus emails transaccionales favoritos? Danos ejemplos por Twitter… ¡podrían aparecer en una futura entrada del blog… con tu nombre, por supuesto!