David Andersen

David Andersen

En un mundo cada vez más móvil, la gente confía más y más en la llamada ‘tercera pantalla’ para acceder a su bandeja de entrada y enviar emails. Aunque la apariencia del email no ha cambiado mucho estos últimos años, la forma en la que los usuarios lo leen y acceden a él sí lo ha hecho. No hace mucho, nuestras bandejas de entrada solo eran accesibles mediante un módem telefónico desde un ordenador fijo, mientras que los usuarios actuales leen y reciben emails desde dispositivos inteligentes en cualquier situación.

Este cambio en la forma en la que los usuarios leen emails hace que surjan nuevos desafíos para los comercializadores, a la hora de diseñar sus newsletters y asegurarse de que sus mensajes lleguen a la audiencia adecuada. Y no solo es cuestión de adaptar el diseño. También hay que optimizar su contenido y la forma en la que llega a los dispositivos móviles del cliente, si se quiere sacar todo el partido que brinda la audiencia móvil. Estudios recientes muestran que el 65% de emails se abren primero en un dispositivo móvil y que 3 de cada 4 usuarios indican como “bastante probable” borrar un email no optimizado para un dispositivo móvil. O lo que es lo mismo: si todavía no has optimizado tus newsletters para los servicios móviles, ahora es un buen momento para que lo hagas.

Para ayudarte a empezar hemos recopilado algunos de los pasos más importantes a la hora de optimizar tu campaña para la audiencia móvil:

1. Tu línea de asunto es clave

Lo primero que los usuarios ven cuando reciben un nuevo email es la línea de asunto. Solo por ella, el usuario puede incluso decidir borrar el mensaje antes de leerlo. Por ello, es crucial crear títulos atractivos que llamen la atención de la audiencia. Este principio se aplica a todos los emails que mandes, pero particularmente a aquellos destinados a los usuarios de móviles, ya que la lectura de emails en una pantalla más pequeña deja menos espacio para la línea de asunto. Además, los lectores invertirán menos tiempo en cada una de ellas, dado que mirarán su bandeja de entrada a menudo fuera de casa y sobre la marcha.
Consejo: elabora una línea de asunto corta y precisa. Usa palabras que atraigan a tus lectores y les animen a leer el email.

2. El diseño debe ser sencillo

Una vez que el usuario ha abierto tu email, debes asegurarte de que el contenido esté optimizado para una variedad de pantallas. La razón de esto es evidente: tu mensaje debe poder ser leído por todos tus usuarios, incluidos los que utilicen dispositivos móviles. Una solución para ello es crear un diseño claro y simple. Usa solamente una columna, de forma que tus emails no sean demasiado amplios para dispositivos móviles. Divide tu texto en secciones más pequeñas, facilitando que tus lectores puedan echar un vistazo rápido al contenido del email. Esto también se aplica a los elementos de tu call-to-action (CTA), como los botones y enlaces que deberán ser clicados por los lectores. Asegúrate de que sea fácil hacer clic en ellos y de que estén colocados en la parte del email que el usuario espera, para aumentar las opciones de que este clique en ellos. Finalmente evita usar imágenes demasiado grandes, dado que pueden aumentar el tiempo de carga del email para usuarios que miran tu newsletter usando datos móviles.
Consejo: decídete por un diseño sencillo para facilitar la lectura de tus emails. Asegúrate que tu call-to-action (CTA) sea clicable y fácil de encontrar.

3. No te olvides de los enlaces

Ahora que sabes que tu CTA será fácil de encontrar, debes centrarte en tus enlaces de salida. Lograr que tus usuarios hagan clic en tus enlaces es una cosa; que estos enlaces lleven a páginas optimizadas para móviles es otra bien distinta. Idealmente, las landing pages de tus enlaces de salida deberían ser compatibles con móviles, de forma que la landing page adapte automáticamente su diseño al dispositivo del visitante. Si no estás usando landing pages adaptadas a móviles, asegúrate de usar un código que pueda mostrarse en todo tipo de dispositivos, como HTML5 y no como Flash.
Consejo: optimiza todos tus enlaces de salida para que sean compatibles con móviles, maximizando así tus clic-throughs.

4. Utiliza tus propios dispositivos

Una vez que domines los fundamentos del diseño, es importante examinar su ejecución. Esto es especialmente apropiado si quieres optimizar tu diseño para dispositivos móviles que vengan en diferentes tamaños y resoluciones de pantalla. Para entender cómo funciona tu diseño es útil poder verlo personalmente en distintas plataformas.
Al hacerlo, te darás cuenta rápidamente de cómo los elementos de tu diseño se muestran en distintas pantallas y verás el grado de claridad con el que tus call-to-action aparecen en el cuerpo del email. De nuevo, estos detalles son importantes para el rendimiento y el éxito final de tu campaña de newsletters.
Consejo: comprueba y previsualiza tu diseño en una variedad de dispositivos y plataformas.