Cómo usar imágenes en tus emails

El email ha avanzado a pasos de gigante desde que naciera como sistema para enviar unas simples líneas de texto. Con las bandejas de entrada cada vez más llenas, la batalla por la atención de los usuarios es cada vez más intensa.

Los emails de solo texto han pasado a la historia (excepto igual cuando alguno de tus colegas te envía por correo el último cotilleo de la oficina), dejando paso a componentes más visuales e interactivos. Ya no vale con escribir párrafos y párrafos, porque la gente no va a pararse a leeros. Por ello, las imágenes en el email se han convertido en un elemento vital.

En esta guía aprenderás todo lo que necesitas saber sobre las imágenes en el email: cuáles son los errores más comunes y cómo evitarlos, los diferentes formatos de imagen y las ventajas de cada uno y, por supuesto, cómo encontrar las imágenes perfectas para tus campañas.

¿Por qué usar imágenes en los emails?

Las imágenes no sólo nos ayudan a romper grandes cachos de texto, sino que también suponen una forma mucho más rápida de comunicar una idea o un mensaje, captando la atención de nuestros destinatarios de forma instantánea.

Ya conoces el dicho: “una imagen vale más que mil palabras”. En la saturada bandeja de entrada de nuestros contactos tan sólo tenemos unos segundos para transmitir nuestro mensaje y las imágenes en los emails son la manera perfecta para conseguirlo.

Sin embargo, el uso de las imágenes en el email puedes ser un arma de doble filo: si no se muestran de manera responsive, tus emails pueden perder toda su eficacia y resultar de mala calidad, afectando significativamente tu tasa de interacción.

ejemplo imágenes en email privalia

Imágenes en el email: los errores más comunes

Como hemos visto, las imágenes son una forma fantástica de evitar que el lector se sature con tanto texto y que su vista se canse, o que el contenido principal de nuestro mensaje se pierda entre tanto texto, sin embargo hay cinco errores muy habituales que pueden ser muy contraproducentes y hacer que tu newsletter sea mal recibida por tus contactos.

1. Demasiadas imágenes

Un exceso de imágenes no solo puede hacer que el email parezca demasiado comercial o dispersar la atención de nuestros suscriptores, sino que también puede afectar negativamente a tu entregabilidad.

Los emails que solo contienen imágenes, o donde predominan los elementos visuales con respecto al texto, pueden asociarse a actividades de spammers, puesto que se trata de una de las técnicas más usadas por este tipo de remitentes para esconder información, para que no pueda ser leída por los ISPs (proveedores de servicios de internet).

Por eso siempre recomendamos seguir una proporción 60/40 de texto e imágenes, respectivamente, para proteger tu entregabilidad y aumentar tus oportunidades de llegar a la bandeja de entrada.

Banner a la guía de entregabilidad

2. Imágenes demasiado grandes

Uno de los problemas principales que surgen al usar imágenes demasiado grandes es que, cuando son demasiado pesadas corremos el riesgo de que el emails no se muestre correctamente o que tarde mucho tiempo en cargarse.

Además, las imágenes muy pesadas son un verdadero dolor de cabeza para aquellos que usan una tarifa de datos en vez de una red wifi para ver sus correos electrónicos: ¡el consumo de datos no deja a nadie indiferente!

imagen en email demasiado grande

¿Nuestro consejo? Limita el ancho de tus imágenes a 600px e intenta que su tamaño no supere 1 MB. Con herramientas gratuitas como Tinypng puedes reducir fácilmente el tamaño de las imágenes sin perder la calidad del archivo.

3. Imágenes demasiado pequeñas

Si ahora te estás planteando reducir considerablemente el tamaño de todas las imágenes en tus emails para no afectar ni a tu entregabilidad ni a la experiencia de tus destinatarios, ¡alto ahí! Esa tampoco es la solución.

Uno de los errores más comunes en email marketing es alargar la imagen para que se ajuste al ancho o al alto de tu newsletter. Si haces eso con imágenes demasiado pequeñas pueden aparecer distorsionadas o pixeladas y no olvides que, cuanto más reduzcas el tamaño, menos visibles serán los detalles de los productos o servicios que quieres enseñar a tus contactos.

Para evitarlo, elige imágenes que pueden ajustarse al tamaño de tu newsletter: puedes recortarlas en el tamaño exacto antes de subirla a tu plantilla de email, o, aún mejor, usar una plataforma de emailing como Mailjet que te permita editar las imágenes directamente dentro de la plantilla. 😉

editar imagenes en Passport

4. Imágenes que no se visualizan

Otro de los mayores problemas es el de las imágenes bloqueadas. De nada sirve optimizar los elementos visuales si, una vez que tu email llega a la bandeja de entrada, estos no se visualizan.

Esto es debido a que los distintos clientes de email, navegadores y aplicaciones gestionan de forma diferente las imágenes en los emails y en algunos caso las bloquean. Por si no fuera bastante, a veces nuestros queridos suscriptores se ponen en nuestra contra y cambian la configuración de sus bandejas de entrada para que los elementos visuales no se muestren por defecto. En estos caso, en vez de la imagen, lo que aparece en un recuadro blanco con un icono de “imagen rota” en la esquina superior izquierda.

imagen bloqueada en email

Por todo esto, es más importante que nunca asegurarnos de que nuestros emails sean legibles y procesables incluso cuando las imágenes no se pueden visualizar.

Afortunadamente, hay algunas estrategias que nos pueden ayudar en estos casos. Antes de nada, utiliza siempre las etiquetas ALT (que veremos más en detalle más adelante) para describir brevemente tus elementos visuales, y evita poner información relevante o CTAs directamente en las imágenes: es mucho más recomendable añadir enlaces en el texto o utilizar botones.

Otra opción es la de dar a las imágenes un color de fondo (por ejemplo, tu color corporativo). De este modo, aunque estas no se visualicen, tu email tendrá algún elemento de diseño y una jerarquía más clara.

Y por último, pero no menos importante, pide a tus destinatarios que modifiquen su configuración para que las imágenes en tus emails se muestren siempre.

5. Imágenes no optimizadas para móviles

Seguramente esto no te sorprenda, pero la filosofía del mobile first (en español, filosofía de “dispositivos móviles primero”) también vale para los emails. A día de hoy, casi el 50% de los emails se abren en dispositivos móviles y si un email no se muestra bien, sin importar lo bueno que sea el contenido, es probable que se elimine en menos de tres segundos.

Sí, como lo lees: ¡tres segundos! 😱 A nosotros nos parece una razón más que suficiente para prestar particular atención al diseño y a las imágenes de un email.

Además de tener en cuenta los factores que hemos visto hasta ahora (es decir, reducir la cantidad y el peso de las imágenes y utilizar el tamaño adecuado), asegúrate de usar un diseño de email responsive.

Todas nuestras plantillas de email, creadas con lenguaje MJML, son responsive por defecto, por lo que puedes elegir cualquiera de ellas o crear una desde cero sin tener que preocuparte de cómo se visualizará en los dispositivos de tus destinatarios.

En cuanto al contenido, piensa siempre en cómo quedará en una pantalla de móvil o tablet. Si, por ejemplo, acabas de sacar una infografía chulísima y llena de detalles, tal vez tu newsletter no sea el sitio ideal para compartirla con tus contactos: a nadie le apetece hacer scroll hasta el infinito para ver qué se esconde al final.

imagen responsive en email

En definitiva, siempre ten en cuenta desde qué dispositivo abrirán el email tus usuarios, para decidir si hace falta modificar elementos del diseño de tu campaña y así ofrecerles una experiencia de navegación positiva.

Dónde encontrar imágenes para tus emails

Ahora que ya sabes qué trampas evitar para no penalizar tus emails con el uso de material visual, no te queda más que empezar la búsqueda de las imágenes perfectas para tu próxima newsletter.

Lo ideal cuando necesitas fotografías profesionales, pero no tienes los recursos para invertir en un fotógrafo, es recurrir a un banco de imágenes.

Los bancos de imágenes son sitios web donde puedes encontrar imágenes, ilustraciones, dibujos y fotografías que puedes descargar gratuitamente o comprar para luego utilizarlas dentro de tu página web, artículos de blog, redes sociales y, por supuesto, emails.

Existen dos tipos de bancos de imágenes:

  • Gratuitos
  • De pago

 

Los primeros nos permiten descargar contenido de alta calidad de forma ilimitada, sin tener que gastar ni un céntimo; eso sí, a veces piden que nos creemos una cuenta en su web. Además, son extremadamente fáciles de usar, ya que por lo general las imágenes se descargan en un solo clic.

Por otro lado, los bancos de imágenes de pago te permiten descargar un limitado número de imágenes dependiendo de la tarifa o plan que hayas comprado. El precio de estas fotografías se compensa con una calidad excelente y, en ocasiones, la “exclusividad” del contenido que te ofrece. En efecto, a diferencia de los bancos gratuitos, es menos probable que te encuentres la misma fotografía en otras webs o blogs.

Para ayudarte a encontrar las mejores fotografías para tus emails, hemos seleccionado diez bancos de imágenes (cinco gratuitos y cinco de pago) entre los más populares del momento. Si quieres conocer cuáles son los mejores, lee nuestro post ‘Bancos de imágenes para tus campañas‘.

Los formatos de imágenes para email

Ya sabes donde encontrar fotografías estupendas y de gran calidad para tus emails, pero hay otro factor importante que debes considerar: su formato.

En efecto, existen varios formatos de imágenes que puedes utilizar en tus emails y es importante recordar que cada uno tiene unas características específicas (como la calidad de la imagen, el tamaño del archivo, la compresibilidad) y que los clientes de email tratan estos formatos de manera distinta. Así que la gran pregunta es: ¿qué formato de imagen es mejor para mis correos electrónicos?

Antes de poder contestarte, vamos a analizar los cuatro formatos de imagen más utilizados en el email: JPG, PNG, GIF y SVG.

Formato JPG para email

El formato de archivo JPEG, desarrollado por el Joint Photographic Experts Group (JPEG), es el más común en Internet. Este formato permite una mezcla ilimitada de colores primarios (rojo, azul y amarillo) dando vida a hasta 16 millones de combinaciones de colores.

Su popularidad se debe al hecho de que puede comprimirse muy fácilmente y reducir su tamaño hasta 100 veces, sin perder la información de color. Gracias a su gran capacidad de compresión, es el más indicado para compartir fotografías, ya que nos permite tener imágenes con poco peso, que no afectarán al tiempo de carga de nuestro email.

Pero su punto fuerte puede convertirse también en su talón de Aquiles: la compresión puede llevar una pérdida de calidad de la imagen, sobre todo con fotografías que contienen zonas amplias de color, mientras que es en fotografías con patrones más complejos la pérdida de calidad es casi inapreciable.

diferencia compresión png vs jpg

Ejemplo de fotografía comprimida en PNG (1) y JPG (2).

Por otro lado, no es la mejor opción cuando se trata de ilustraciones, dibujos o imágenes con textos, ya que la pérdida de calidad será muy visible y lo más probable es que el archivo se vea pixelado.

Además, el formato JPG no soporta las transparencias, por lo que todas las imágenes con fondo transparente en JPG se mostrarán con un fondo blanco por defecto.

Formato PNG para email

El formato PNG (Gráficos de Red Portátiles o Portable Network Graphics en inglés) es otro de los formatos de imágenes más conocido. A diferencia del JPG, las imágenes en PNG no pierden su calidad cuando se comprimen y pueden soportar imágenes con fondos transparentes.

fondo transparente png vs jpg

Fondo transparente en archivo PNG (1) y archivo JPG (2).

Pero hasta las cosas más bonitas tienen sus pegas: su gran desventaja es el tamaño de archivo, que puede ser significativamente mayor que con el formato JPG. Esto comporta un grave problema de carga cuando los email se visualizan en dispositivos móviles utilizando una tarifa de datos en vez de una red wifi.

Otro aspecto a tener en cuenta (y que puede crearnos bastantes problemas) es su compatibilidad: algunos navegadores más anticuados (como Internet Explorer hasta la versión 6.0) no consiguen mostrar este formato de imagen correctamente, así que es importante saber desde dónde nos leen nuestro suscriptores para decidir si este es el mejor formato de imagen para nuestros emails.

Formato SVG para email

El SVG, (Gráficos Vectoriales Escalables o Scalable Vector Graphics en inglés), es un formato de imagen especialmente diseñado para gráficos vectoriales. A diferencia de las imágenes JPG, PNG y GIF, este es básicamente un documento de texto plano que describe las líneas, formas y colores que componen la imagen.

La ventaja del formato SVG es que puede ser fácilmente editado en la web con JavaScript, CSS y HTML. Además, las imágenes SVG no tienen problemas de resolución: se ven nítidas en cualquier pantalla, a la vez que mantienen un tamaño de archivo pequeño.

Para los correos electrónicos, sin embargo, las imágenes SVG se recomiendan sólo hasta cierto punto, puesto que solo unos pocos clientes de email admiten este formato. Los dispositivos iOS y Apple Mail no tienen problemas para mostrar SVG, sin embargo otros clientes como Gmail, Outlook y Yahoo aún no lo soportan.

Formato GIF para email

El formato GIF (Formato de Intercambio de Gráficos o Graphics Interchange Format en inglés) es el único formato de esta lista que soporta animaciones. En efecto, el GIF no es nada más que una serie de imágenes que se muestran en rápida sucesión para crear la ilusión de movimiento.

GIF para enseñar la función de Mailjet de Sesiones guardadas.

La gran ventaja de los GIFs es que tienen un tamaño significativamente más pequeño que otros formatos similares, lo que los convierte en el formato de imagen animado perfecto para añadir movimiento a tus emails sin interferir con el diseño. Y además soporta fondos transparentes, que nunca viene mal. 😉

Otro factor muy importante es que, dado que el GIF es la forma más antigua de animación en Internet, es compatible con casi todos los clientes de correo electrónico, con excepciones de Outlook 2007, 2010 y 2013. Pero no te asustes: en el caso de que el GIF no se reproduzca correctamente, simplemente se muestra la primera imagen y el destinatario ni sabrá lo que se está perdiendo.

Su gran limitación es que soporta solo 256 colores, a diferencia de los millones soportados por JPG o PNG. Por ese motivo, cuando una imagen tiene más de 256 colores, debe adaptarse para reducir sus colores, lo que compromete también su calidad.

Bancos para GIFS: GIPHY

No podemos cerrar esta sección sin incluir un banco de imágenes para GIFs. El rey indiscutible en este sector es GIPHY, que además de descargar imágenes animadas de todo tipo, te permite también crearlas. Es tan popular que se ha metido hasta en las aplicaciones más usadas hoy en día, como Facebook Messenger y recientemente WhatsApp.

¿Cuál es el mejor formato de imagen para los emails?

Así que, volviendo a nuestra pregunta inicial: ¿cuál de estos formatos es el mejor para los emails? La respuesta es… Depende.

Las imágenes JPG son la primera opción para los emails, especialmente si nuestro objetivo es tener óptimos resultados en dispositivos móviles o si utilizamos varias fotos en color.

Las imágenes PNG son preferibles cuando la calidad de la imagen es más importante que el tamaño del archivo, o cuando se utilizan imágenes de contenido no fotográfico (como ilustraciones o dibujos) o de texto.

Las imágenes en formato SVG se recomiendan para emails que se abren exclusivamente en dispositivos Apple.

Y por último, los emails con imágenes GIF son perfectos para enseñar a tus suscriptores un nuevo producto y sus funcionalidades y, en general, dinamizar el contenido de tu newsletter.

Herramientas online para crear imágenes para tus emails

Para esas ocasiones en las que no consigues encontrar el match visual perfecto para tu contenido o quieres aventurarte a diseñar tus propias imágenes, hemos recopilado algunas herramientas de diseño online que pueden hacer al caso tuyo.

Canva

Canva es la herramienta de diseño más reconocida entre los profesionales del marketing. Gracias a ella, hasta los más inexpertos pueden diseñar contenido de gran calidad. Es muy sencilla de usar, ya que viene con infinitas plantillas listas de varios tipos entre las que elegir, como encabezados, infografías, collages o logos.

Además, contiene una galería muy completa de iconos, fotografías, ilustraciones (muchas de las cuales gratuitas) que puedes incluir en tus diseños.

ejemplo encabezado para email canva

ColorZilla

Si nunca te acuerdas del código de tu color corporativo o has encontrado una tonalidad de verde perfecta que te gustaría incluir en tu email, la extensión para Chrome ColorZilla es la herramienta que te facilitará la vida.

Solo tienes que hacer clic en el color que quieres copiar y ColorZilla te dará el código HEXA para que puedas usarlo en tus diseños. Genial, ¿verdad?

copiar código color colorzilla

Web Gradient

Después del cambio de look de Instagram, todos nos hemos vuelto un poco fans de los colores degradados. WebGradients es precisamente una herramienta para crear estos efectos de color tan de moda. Este sitio ofrece una gran colección de degradados que puedes descargar gratuitamente en formato png y que puede utilizar, por ejemplo, como fondo para tus emails.

degradado de color

MJML

¿Te apetece añadir un elemento interactivo a tus emails? Gracias a MJML, el lenguaje de plantilla de código abierto de Mailjet, puedes dar rienda suelta a tu imaginación y añadir a tus newsletter elementos como carruseles de imágenes. Este es solo un ejemplo: visita nuestra página para descubrir todo lo que puedes hacer con MJML.

Cómo añadir una imagen en un email correctamente

Hay dos formas principales de añadir imágenes a tus correos electrónicos: subiendo una imagen a tu galería o copiando el enlace de una imagen alojada online. Echemos un vistazo a las ventajas y desventajas de cada una.

1. Imagen incrustada

En este primer caso, las imágenes se encuentran en el propio email. Técnicamente, la imagen se adjunta en el email (un poco como cuando adjuntamos un archivo en un correo personal), pero nuestro destinatario la verá como parte integrante de la newsletter.

La ventaja de esta primera opción es que, de una forma u otra, estamos seguros de que el usuario recibirá la imagen, ya que viene adjunta en la newsletter, y podrá visualizarla en modo offline (por ejemplo, después de descargar el email).

Sin embargo, esto comporta también ciertas desventajas: los emails con imágenes muy grandes pueden ser señalados por los filtros de spam y, en algunos casos, como ya vimos al principio del post, hay clientes de email que las bloquean por defecto.

Además, las imágenes incrustadas aumentan el tamaño del email y pueden incluso hacer que tu mensaje sea demasiado grande para los parámetros de algunos proveedores de correo electrónico.

cargar imagen en Mailjet

2. Imagen enlazada

La otra opción es enlazar las imágenes de una fuente externa, generalmente un servidor online como Imgur o DropBox, o una web. Esto permite copiar el enlace de la imagen y pegarlo en nuestra newsletter.

La ventaja de este método es que el tamaño de nuestro correo electrónico se reduce significativamente con respecto al ejemplo anterior. También disminuye el tiempo de carga y el riesgo de que nuestros correos sean marcados como spam.

Una desventaja, sin embargo, es la alta susceptibilidad a errores. Si el espacio web en el que están alojadas las imágenes sufre problemas, nuestras fotos no se mostrarán correctamente. Además, por razones de seguridad, algunos clientes de email suprimen por defecto muchas imágenes enlazadas.

enlazar imagen en Mailjet

Por cierto, con Mailjet tiene la opción de añadir a tus email tanto imágenes incrustadas como imágenes enlazadas.

Cómo etiquetar una imagen en un email correctamente

Para evitar que cualquier tipo de información importante pueda perderse si hay algún problema con la visualización de las imágenes, es indispensable hacer uso del Alt Text, o texto alternativo que acompaña a la imagen y que se muestra cuando éstas no aparecen.

Qué es el Alt Text o texto alternativo

El Alt Text es un breve texto que utilizamos para describir el contenido de una imagen y que se muestra en caso de que la imagen no se visualice correctamente, ya sea a causa de un problema técnico o porque nuestro destinatario tiene deshabilitada su descarga.

Además, este texto sirve también a los lectores de pantalla para describir una imagen a usuarios con discapacidades visuales, así que ¡no lo omitas!

ejemplo etiquetas alt

Por qué deberías usar el Alt Text en tus emails

Este texto es especialmente importante por dos motivos. Para empezar, informa a los usuarios que no ven las imágenes de la información que se están perdiendo.

En segundo lugar, los emails que contienen imágenes con Alt Text, tienen una mejor reputación de cara a los clientes de email, ya que los spammers no se suelen tomar las molestias de componer este texto.

En sitios web, el Alt Text es también una forma fantástica de mejorar el posicionamiento SEO de una página, puesto que es un lugar idóneo en el que insertar palabras clave. Pero recuerda, para sacarle el máximo partido al Alt Text, lo ideal es tratar de aportar la máxima información posible, de la forma más breve posible.

Ahora te toca a ti

Las imágenes son una parte indispensable del diseño de correos electrónicos y bien utilizadas pueden ayudarte a captar la atención del resto de tus lectores.

Ahora que conoces todo lo que necesitas saber sobre cómo usar las imágenes en el email y los mejores sitios dónde encontrarlas, no te queda que ponerte manos a la obra y empezar a crear emails que dejen tus destinatarios boquiabiertos.

Pásate por nuestra galería de plantillas de email y prueba la demo de nuestro editor de emails para dejar fluir tu creatividad y empezar diseñar emails con imágenes increíbles, que sean la estrella de cualquier bandeja de entrada.

Diseña emails increíbles con Mailjet
Crea fácilmente campañas increíbles con nuestro potente editor de emails y envía mensajes que lleguen a la bandeja de entrada.

Crea tu cuenta ahora

Este post es una versión actualizada del artículo ‘Como usar imágenes en el email’ escrito por Enisa Korance y publicado en el blog de Mailjet el 8 de agosto de 2018.

Mailjet lanza las etiquetas UTM para campañas de email marketing

Los datos no mienten. Y el seguimiento es sinónimo de optimización y mejora de los resultados.🧑🏻🏫

Siempre te hemos animado a configurar y controlar los indicadores, pero además queremos facilitarte el seguimiento para que consigas el mejor rendimiento.

Por eso nos encanta poder anunciar el lanzamiento de las etiquetas UTM para tus campañas de marketing. Solo tienes que activarlo desde tu cuenta y nos encargaremos de seguir la pista a todos los emails marketing que envíes.

¿No tienes claro para qué necesitas algo así? Esta función es esencial: sigue leyendo y descubrirás por qué.

¿Qué es una etiqueta UTM?

UTM son las siglas de «Urchin tracking module». El creador de este módulo de seguimiento fue Urchin Software Corporation (una empresa que después compró Google) y ahora se puede usar con Google Analytics. Si lo prefieres, puedes usar otra herramienta de análisis, solo tienes que asegurarte de usar la estructura de UTM correcta ya que varía de una herramienta a otra.

Las UTM son pequeños fragmentos de texto añadidos al final de tus URL. Informan a tu herramienta de análisis de la procedencia de tus clientes y del itinerario que han recorrido.

Tú fijas objetivos de acción, tus clientes realizan ciertas acciones y las UTM te dicen si se han cumplido tus objetivos (clics, compras, actualizaciones, etc.). Básicamente, las UTM te permiten saber dónde se desencadenaron esas acciones y descubrir qué operaciones cosechan mejores resultados.

¿Cómo es un enlace UTM?

Este es un ejemplo de enlace URL enriquecido con etiquetas UTM: https://www.tusitioweb.com/tupagina/contenidodelapagina/?utm_source=boletinsemanal&utm_medium=email&utm_campaign=promoprimavera2020&utm_term=cuidadopiel&utm_content=enlacelogo

En esta URL, hay algunos parámetros obligatorios y otros opcionales:

  • source (obligatorio): indica de dónde procede el tráfico. Por ejemplo, el nombre de una campaña de email, campañas de Facebook o Google, etc.
  • medium (obligatorio): define el tipo de medio de tu fuente. Por ejemplo: email, redes sociales, orgánico, anuncios, etc.
  • campaign (obligatorio): te ayuda a saber exactamente qué campaña ha generado el tráfico. Asegúrate de diferenciarlas bien para hacer el seguimiento de sus resultados por separado.
  • term (opcional): si usas búsquedas o referencias de pago, este parámetro te permite identificar el rendimiento de tus palabras clave.
  • content (opcional): si en tu campaña tienes múltiples enlaces o el mismo repetido varias veces, con este parámetro podrás diferenciarlos. Por ejemplo: logolink, CTAlink, headerlink, etc.

 

¿Por qué son importantes las etiquetas UTM para los emails?

Ya tienes información sobre el comportamiento de tu audiencia gracias a nuestras estadísticas avanzadas (enviados, abiertos, clics, rebotados, etc.). Entonces, ¿por qué añadir una capa extra con el seguimiento de análisis?

Piénsalo: ¿sabes qué pasa después de que tus clientes abran o hagan clic en tu email? Si no usas etiquetas UTM (o algún conjuro mágico que no conocemos), la respuesta es no. El seguimiento de análisis (analytics tracking) y las estadísticas avanzadas son cosas distintas, pero complementarias: contribuyen a tener una visión completa de los resultados obtenidos.

Los parámetros UTM te facilitan el seguimiento de la eficacia de tus campañas y te ayudan a conocer el itinerario que siguen tus clientes. Se pueden aplicar a cualquier acción: anuncios SEA, anuncios en redes sociales, backlinks ganados… y, por supuesto, emails.

Gracias al seguimiento del tráfico desde tus enlaces en distintas plataformas y fuentes, sabrás adónde dirigir tus esfuerzos, qué es lo que mejor funciona en cuanto a medios y contenidos, si tienes que modificar tu estrategia, qué hay que cambiar y cómo hacerlo.

¿Cómo puedes usar las etiquetas UTM con Mailjet?

Para empezar a hacer un seguimiento de la conversión de tus campañas de email con tu herramienta de análisis preferida, solo tienes que seguir estos sencillos pasos. Empecemos:

Paso 1: Asegúrate de que tienes un plan Premium y de que has iniciado sesión con tu cuenta principal. Si todavía no eres premium… ¿a qué esperas? 😏

Paso 2: Ve a tu cuenta haciendo clic en tus iniciales, que están en la esquina superior derecha. Después, selecciona «Configuración de la cuenta» y «Configuración de seguimiento de emails». También puedes acceder fácilmente a través de este enlace.

Allí encontrarás una lista con las opciones de seguimiento, incluida la última incorporación: «Etiquetas UTM». Haz clic para activarla.

etiquetas UTM paso 1

Paso 3: Cuando la hayas activado, aparecerá una sección adicional con los parámetros.

Hemos rellenado los tres primeros campos con las etiquetas UTM predeterminadas con las que trabaja Google Analytics, pero puedes cambiarlas si usas otro sistema, eliminarlas e incluso añadir campos adicionales (hasta 10) para contar con otros parámetros opcionales.

Verás dos componentes para cada etiqueta UTM por fila: «clave» y «valor». Si quieres usar una etiqueta UTM como «utm_campaign», asegúrate de haber rellenado [[CAMPAÑA_TÍTULO]] para que todo funcione automáticamente.

Siéntete libre de personalizar todos los parámetros según tus necesidades y la herramienta de análisis que estés usando: así podrás crear un seguimiento adecuado para tus actividades.

etiquetas utm paso 2

Este es un ejemplo en el que hemos incluido solo las secciones rellenadas de forma predeterminada:

etiqueta utm ejemplo

Cuando hayas completado los campos y dado forma a la estructura de tu etiqueta UTM, pincha en «Guardar». Y ya está, eso es todo. Todos los enlaces de todas las campañas se enviarán automáticamente con etiquetas UTM.

Empezar a usar las etiquetas UTM con Mailjet

Cuando lo hayas activado y configurado, el seguimiento de análisis estará disponible tanto para tu cuenta principal como para tus subcuentas. Podrás hacer un seguimiento del itinerario de tu audiencia y mejorar tu rentabilidad configurando las etiquetas UTM en todas tus campañas de email marketing.

Las etiquetas UTM solo están disponibles en planes Premium y solo se pueden usar para campañas de email: campañas de marketing o emails transaccionales agrupados como una campaña. Para utilizarlas, date de alta o pásate a un plan Premium.

Impulsa tu estrategia de email con Mailjet Premium
Optimiza tu estrategia de email marketing y aumenta tu ROI. Aprovéchate de nuestras funciones Premium para crear campañas increíbles y enviarlas directamente a la bandeja de entrada.

Pásate a Premium ahora

Ley de Cookies RGPD: ¿Qué es el ePrivacy y cómo afectará a tu negocio?

Después de la llegada del Reglamento General de Protección de Datos en mayo de 2018 y de todos los esfuerzos que pusiste en marcha para cumplir con el RGPD y la nueva LOPD, seguro que pensaste que se había acabado… Pues no, para complicar más las cosas, la nueva Ley de Cookies, la directiva ePrivacy está a la vuelta de la esquina.

En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber sobre la nueva ePrivacy, la Ley de Cookies europea para la que todos los negocios se tendrán que preparar.

¿Cuál es la diferencia entre el RGPD y la Ley de Cookies ePrivacy?

Hablamos del RGPD y de la directiva ePrivacy, ¿pero conoces la diferencia entre estos dos términos?

En Mailjet, llevamos mucho tiempo siguiendo ambas regulaciones de cerca. En 2018, encargamos un estudio para comprender el impacto que el ePrivacy tendrá en las estrategias de marketing y en el retorno de la inversión de las empresas, que incluía una encuesta a 400 responsables de marketing europeos. Aunque en esta encuesta el 85% de los profesionales del marketing dijeron conocer la diferencia entre el ePrivacy y el RGPD, todavía hay gente que no tiene clara la diferencia entre ambas.

En pocas palabras, el reglamento de privacidad electrónica ePrivacy, conocido popularmente como la Ley de Cookies, es una ley especial dentro del RGPD. Esto significa que complementa el Reglamento General de Protección de Datos con normas específicas que se aplican al sector de las comunicaciones electrónicas. Como ley especial, reemplaza al RGPD en las áreas específicas que cubre.

Banner Kit RGPD

¿Qué es el ePrivacy o Ley de Cookies?

El ePrivacy es la propuesta de reglamento del Parlamento Europeo en relación a la protección de datos personales en el sector de las comunicaciones electrónicas. A través de esta nueva norma se derogará la actual Directiva 2002/58/CE que regulaba la privacidad y comunicaciones electrónicas.

Para entender mejor el porqué se conoce al reglamento ePrivacy como “Ley de Cookies”, combine comprender primero qué son las cookies y qué rol juegan en el seguimiento de datos de los internautas.

Una cookie es una secuencia de información, generalmente pequeña e identificada por un nombre, que puede ser transmitida a tu navegador por un sitio web al que se conecta. Tu navegador web mantendrá la cookie durante un cierto período de tiempo, y la enviará de vuelta al servidor web cada vez que te vuelvas a conectar a él.

Las cookies tienen múltiples usos. Por ejemplo, pueden usarse para recordar cosas como:

  • Tu identificación de cliente de un sitio comercial para que puedas iniciar sesión más fácilmente la próxima vez que visites.
  • El contenido de tu carrito de la compra, para que puedas encontrar los artículos seleccionados durante tu visita anterior.
  • Tu navegación en un sitio web con fines estadísticos o publicitarios.

 

Las cookies pueden utilizarse para memorizar la navegación con fines estadísticos.

¿Cuándo entrará en vigor la Ley de Cookies ePrivacy?

En un principio, la Ley de Cookies debía aprobarse en la Unión Europea para que estuviera lista en el momento en el que el RGPD empezara a ser aplicable, el 25 de mayo de 2018. Sin embargo, esta fecha no pudo ser tenida en cuenta debido al alcance de este reglamento, que afecta a prácticamente todos los sitios webs y aplicaciones de España y la Unión Europea.

Entonces, ¿en qué punto estamos? Si bien se estima que la fecha de entrada en vigor será a finales de este año, las agencias de protección de datos de los diferentes países europeos ya están empezando a ofrecer sus recomendaciones para que las empresas puedan adaptarse antes de la llegada de la normativa ePrivacy. En España, la Agencia de Protección de Datos presentó en noviembre de 2019 su guía sobre el uso de cookies.

Este tipo de recursos permitirán a las empresas a prepararse para la llegada de la normativa y anticiparse a las consecuencias que estos cambios tendrán en su forma de trabajar.

¿Qué cookies están afectados por la directiva ePrivacy?

Para saber qué cookies están afectadas, es más fácil repasar aquellas que están recogidas como excepciones.

El requisito de consentimiento no se aplica a las operaciones cuya finalidad exclusiva sea permitir o facilitar la comunicación por medios electrónicos, o aquellas que sean estrictamente necesarias para la prestación de un servicio de comunicación online a petición expresa del usuario.

En particular, las siguientes cookies pueden considerarse exentas:

  • Cookies que conservan la elección expresada por el usuario en el depósito de cookies o el deseo del usuario de no expresar una elección.
  • Cookies destinadas a la autenticación con un servicio.
  • Cookies destinadas a mantener en la memoria el contenido de un carrito de compras en una página web de comercio electrónico.
  • Cookies para personalizar la interfaz de usuario (por ejemplo, para elegir el idioma o la presentación de un servicio).
  • Cookies para equilibrar la carga de los equipos que contribuyen a un servicio de comunicación.
  • Cookies que permitan a los sitios de pago limitar el acceso gratuito a su contenido a una cantidad predefinida y/o durante un período de tiempo limitado.
  • Cookies que permitan la medición de la audiencia.

 

Por ejemplo, en el caso de un servicio ofrecido a través de una plataforma para la que se necesite registro, se podrá utilizar una cookie para autenticar al usuario sin pedir su consentimiento (ya que esta cookie es necesaria para la prestación del servicio de comunicación electrónica online).

Por otra parte, sólo se podrá utilizar esta misma cookie con fines publicitarios si el usuario ha dado su consentimiento previo para este fin específico, de acuerdo con las directrices de la Ley de Cookies.

¿Cuáles son algunas recomendaciones generales para cumplir con la nueva Ley de Cookies?

La Comisión Europea, la rama ejecutiva de la Unión Europea, es responsable de la aplicación de las regulaciones del RGPD y el ePrivacy. En España, la Agencia Española de Protección de Datos es el órgano encargado de regular su aplicación. Su guía sobre el uso de cookies que contiene algunas orientaciones prácticas sobre cómo cumplir el requisito del consentimiento informado recogido en el RGPD.

Para ayudar a los empresas en la aplicación del ePrivacy, hemos recogido aquí una serie de recomendaciones generales.

Propósito de las cookies

El propósito de las cookies debe presentarse al usuario antes de que éste tenga la oportunidad de consentir o no su uso. Además, el usuario debe poder averiguar la identidad de todos los responsables de los datos antes de poder dar o rechazar su consentimiento. Por consiguiente, el usuario debe ser plenamente consciente del alcance efectivo de su consentimiento.

Consentimiento de las cookies

Se debe dar al usuario la oportunidad de dar su consentimiento de manera independiente y específica para cada propósito en particular. La mera aceptación general de las condiciones generales de uso o venta no es suficiente para obtener un consentimiento específico.

El consentimiento debe manifestarse mediante un claro acto positivo por parte del usuario. El mecanismo para obtener el consentimiento debe permitir a la persona ser consciente del propósito y el alcance del acto que le permita manifestar su acuerdo o desacuerdo.

Mailjet cookie banner

Además, los controladores de datos deben poder demostrar que el usuario ha dado su consentimiento. Deben aplicar mecanismos que les permitan demostrar que han obtenido válidamente el consentimiento de los usuarios interesados.

No aceptación de las cookies

Podrán existir determinados supuestos en los que la no aceptación impida la utilización total o parcial del servicio, siempre que se informe adecuadamente al respecto al usuario. Sin embargo, no podrá denegarse el acceso al servicio en aquellos supuestos en que la denegación impida el ejercicio de un derecho legalmente reconocido al usuario. Esto puede ocurrir cuando la página web el único medio facilitado al usuario para ejercitar tal derecho.

Validez y retirada del consentimiento

La validez del consentimiento prestado por un usuario será recordado sin que haya necesidad de solicitarlo cada vez que visite la página. Se considera buena práctica que el consentimiento para el uso de una determinada cookie no tenga una duración superior a 24 meses.

Los usuarios que hayan dado su consentimiento para el uso de cookies deben poder retirarlo en cualquier momento. Además, debe ser tan simple retirar como dar el consentimiento.

Si quieres leer las recomendaciones de la Agencia de Protección de Datos, te animamos a consultar su guía sobre el uso de cookies de 2019.

¿Cómo afectará a las empresas la nueva normativa sobre de cookies?

Según el mismo estudio de Mailjet, el 93% de los profesionales del marketing de hoy en día utilizan la publicidad basada en cookies para llegar a sus clientes. Con la nueva normativa sobre privacidad electrónica, las empresas tendrán la obligación, con pocas excepciones, de recabar el consentimiento de los usuarios antes de cualquier operación de escritura o lectura de cookies.

Para las marcas, esto podría significar una reducción drástica de la cantidad de datos que almacenan sobre sus usuarios digitales. Parece que las empresas han comprendido que tendrán que revisar su estrategia de marketing. De hecho, un 30% de los encuestados destacó que planean reducir su volumen publicidad basada en cookies, inmediatamente después de la entrada en vigor de la nueva normativa.

Para ciertos sectores, como los medios de comunicación, la nueva directiva ePrivacy amenaza incluso su modelo de negocio en Internet.

Banner de publicidad El Mundo

Los órganos de regulación europeos sabían que la aplicación de la legislación europea podía tener repercusiones económicas en determinadas empresas. Por ello, han planteado una aplicación progresiva y la posibilidad de que algunas empresas pueden estar total o parcialmente exentas.

¿Qué cambios pueden implementar los equipos del marketing para prepararse para el ePrivacy?

Pero entonces, ¿qué soluciones se pueden implementar para compensar esta reducción en el número de datos almacenados a través de las cookies?

A continuación te explicamos algunos cambios potenciales que puedes implementar ante la llegada de la nueva normativa:

  • Recopilar datos sobre sus audiencias a través de otros medios que no sean las cookies, por ejemplo, mediante encuestas o sondeos de opinión. Esta solución tiene la ventaja de que proporciona información más detallada sobre las motivaciones y necesidades de los consumidores.
  • Revisar sus prioridades con respecto a sus canales de adquisición. Por ejemplo, el 80% de los profesionales del marketing dicen que utilizarán más el email marketing después de la entrada en vigor del ePrivacy, según el estudio de Mailjet.
  • Determinar nuevos formatos publicitarios creativos que ya no estén condicionados únicamente por la recogida de datos personales. Por ejemplo, Facebook puede probar nuevas formas de publicidad en las búsquedas siguiendo el ejemplo de Google Adwords.

 

A pesar de las posibles consecuencias de la directiva, la mayoría de los profesionales encuestados por Mailjet cree que esta representará un cambio positivo para su negocio a largo plazo. El ePrivacy impulsará una mayor transparencia entre las marcas en lo que respecta a los datos de sus usuarios, lo que ayudará a los clientes a verlas como más dignas de confianza.

¿Cómo puede ayudarte Mailjet con la privacidad de datos?

Como solución de emailing, la protección de datos está en el centro de las prioridades de Mailjet. Mailjet cuenta con la certificación ISO 27001, la norma internacional de seguridad de los sistemas de información, así como la certificación AFNORque garantiza el cumplimiento de los principios fundamentales del RGPD. Gracias a estos logros y a nuestro compromiso constante con la protección de datos, Mailjet ofrece a sus clientes el más alto nivel de privacidad y seguridad de los datos.

GDPR Email Marketing Certifications

El email es el canal de marketing con mejor retorno de la inversión, por lo que muchas empresas están planeando utilizar el email marketing aún más cuando entre en vigor el ePrivacy. Para saber cómo Mailjet ha ayudado a las empresas a impulsar su programa de emailing y descubrir lo que podemos hacer por ti, puedes echar un vistazo a nuestros recursos y nuestros casos de éxito.

Impulsa tu estrategia de email con Mailjet
Optimiza tu estrategia de email marketing y aumenta tu ROI. Crea y envía fácilmente emails increíbles y llega a la bandeja de entrada con Mailjet.

Crea tu cuenta ahora