Guía para hacer A/B testing en tus campañas de email marketing

Hablamos mucho sobre cómo puedes optimizar tus campañas de email de cara a tu audiencia. Prácticamente, no hacemos otra cosa; pero, sin todo ese rollo, lo más seguro es que te sintieras totalmente perdido… Bueno, igual no tanto, pero tampoco serías un profesional del email.

Damos consejos sobre cómo mejorar la entregabilidad, el diseño y la conversión de tus emails, pero un aspecto muy importante (y no solo en email marketing) es realizar pruebas.

Para probar qué campaña funciona mejor, qué mensaje tiene el mayor impacto con tu audiencia o qué CTA genera más clics, puedes utilizar los tests de A/B. ¿No sabes de qué estamos hablando? Entonces sigue leyendo: en esta guía de A/B testing para email marketing hemos recopilado todo lo que necesitas para aplicar esta técnica.

Qué es un test A/B

Empecemos con la definición de lo que es un test A/B. Que sí, que sabemos que esto de la definición aburre, pero seamos sinceros: es necesario.

Los tests A/B implican la comparación de dos o más versiones (lo que se conoce como test multivariante) de contenido dirigido a personas similares al mismo tiempo. Puedes usarlo para probar cualquier cosa, desde textos del sitio web, hasta los anuncios de pago y, por supuesto, las campañas de email.

En el mundo del email, los tests A/B implican la creación de una variante de tu campaña para probar qué versión funciona mejor con tu audiencia en términos de tasas de apertura y clics. Por ejemplo, ¿añadir un emoji a un aumento de la línea de asunto aumenta la tasa de apertura? ¿Un botón rojo chillón (en lugar de un botón blanco) aumenta los clics?

Estas pruebas pueden ser más simples o más complejas. Los tests A/B sencillos incluyen elementos que se pueden personalizar fácilmente, como la línea de asunto, el color de los botones y el tamaño. Los tests más avanzados incluyen la personalización de diferentes elementos en la campaña de email, como la ubicación de las imágenes, el estilo de redacción o diferentes plantillas de email.

Las ventajas de hacer test A/B en tus campañas de email

1. Conocer mejor tu audiencia

Una de las principales ventajas que te ofrece el A/B testing es conocer más a fondo a tu audiencia. Viendo cómo tus contactos reaccionan a las diferentes versiones de tu email, puedes saber qué tipo de diseño les atrae más, si prefieren textos largos o más cortos, qué color llama más su atención, etc. Y así poder ofrecerles un contenido lo más optimizado posible.

2. Mejorar la conversión

Conocer a tu audiencia es la base para poder mejorar la conversión de tus emails, sea cual sea el objetivo de tu campaña. Con un test A/B puedes identificar si tu línea de asunto no es lo bastante atractiva o necesitas mover tu llamada para que sea visible de inmediato, y en general qué elementos están penalizando tu estrategia de email para poder corregirlos.

3. Innovar sin miedo

Si te gusta probar cosas nuevas, pero no quieres mandar al garete todo lo que has conseguido hasta ahora con cambios repentinos, esta técnica es ideal para verificar de antemano si los cambios que quieres introducir tendrán éxito o si tu idea es demasiado arriesgada para tu público.

¿Quieres probar Mailjet para crear tus tests A/B?
La herramienta de test A/B de Mailjet te permite crear hasta 10 versiones de la misma campaña, para que puedas testar todas las opciones que te apetezca.

Prueba Mailjet gratis

Cómo hacer un test A/B: la guía

1. Define tus objetivos

La mejor manera de realizar una prueba A/B con éxito es seguir un proceso bien definido. Esto te permitirá obtener una visión más completa de tus campañas y de los resultados obtenidos. Empieza por analizar las estadísticas de tus campañas de email, definir el comportamiento del usuario e identificar cuáles son las áreas que dan problemas en tu embudo de conversión.

A partir de aquí, ya puedes formular una una hipótesis, basándote en tu análisis, y definir qué resultado esperas obtener con cada cambio. Por ejemplo:

A mis clientes no les gusta tener que desplazarse por el email. Poner el botón de llamada a la acción en la parte superior aumentará su atención y se traducirá en conversiones…”.

O bien…

La mayoría de mis lectores abren mi newsletter desde el smartphone. Aumentar el tamaño del botón del CTA les facilitará hacer clic en él, lo que resultará en más conversiones”.

2. Elige los elementos que quieres probar en tu test A/B

Puedes probar prácticamente cualquier parte de un email. ¿A que es genial? 😉 Pon a prueba elementos del diseño y del texto. De hecho, para definir cuál es el mejor diseño de campaña para tu audiencia, tienes que probar tus distintas opciones.

Prueba la línea de asunto

Lo primero que deberías probar es la línea de asunto. Todas tus horas de trabajo podrían ser en vano si tu audiencia no llega ni tan siquiera a abrir tu email, así que asegúrate de que lo hacen. La línea de asunto tiene que ganarse al público, así que no tengas miedo de probar distintos enfoques. Puedes probar con frases divertidas, mensajes misteriosos o incluso con emojis.

linea de asunto

Eso sí: recuerda actuar con precaución. Estamos seguros de que no querrás caer en la trampa del spam, así que evita usar palabras peligrosas como GRATIS o HAZ TU PEDIDO YA.

Prueba las imágenes

¡Felicidades! Tus destinatarios han abierto el email gracias a esa fantástica línea de asunto. Lo primero que va a llamar su atención son las imágenes y otros elementos visuales. Las imágenes son muy eficaces si se usan correctamente; prueba con diferentes banners, fotos de producto, etc. (podrías usar incluso GIF) en distintos tamaños y observa qué estilo visual ofrece un mejor rendimiento. Ahora bien, comprueba que los elementos se alinean con tu identidad de marca.

Internet adora los vídeos, y asumimos que, por extensión, tu audiencia también. ¿Incluyes vídeos en tus campañas de marketing? Si no lo haces, deberías. Es algo que puede marcar una gran diferencia. Y, si lo haces, haz alguna prueba A/B. Puedes empezar probando el tamaño y la ubicación.

Prueba el texto

Hay ocasiones en las que los elementos visuales atractivos y los asuntos con gancho no son suficiente para convencer a tu audiencia, y entonces son tus palabras las que juegan un papel decisivo. Prueba con diferentes estilos de redacción, longitudes y ubicaciones. Céntrate en los mensajes clave y aderézalos con el resto de elementos.

Si eres una tienda en línea, ¿por qué no haces pruebas con tus precios? Inténtalo con diferentes tamaños, colores, ubicaciones e incluso el precio en sí.

Prueba la llamada a la acción

Cuando el texto de tus títulos, subtítulos y párrafos esté optimizado, tu audiencia estará deseando hacer clic en tus llamadas a la acción (CTA). Los botones de las llamadas a la acción son uno de los elementos más importantes en un email. En resumidas cuentas, tus emails tienen que atraer la atención de tu público, pero sobre todo, tienen que generar oportunidades de ventas en tu sitio web.

Así que no las menosprecies en tus pruebas: juega con los colores, tamaños, texto, ubicación, etc. Ten en cuenta que el texto del CTA también tiene que ser oportuno.
llamada_a_la_accion_ab_test

Prueba los links de Redes Sociales

Además de los CTA, puedes incluir y probar otros enlaces. Un ejemplo serían los botones de las redes sociales. Hoy en día hay que poner a disposición del público varios canales de comunicación. Ni siquiera las empresas se libran. Apostamos a que tienes presencia en las redes sociales. ¿Por qué no incluyes botones de redes sociales vinculados a todos tus canales? Pruébalos para ver si resultan lo suficientemente atractivos como para hacer clic en ellos. Puedes usar varios tamaños, imágenes y configuraciones.

botones_sociales_ab_test

Prueba la hora de envío

Y por último, pero no por ello menos importante, pon a prueba la hora de envío. ¿Qué prefieren tus destinatarios? ¿Abrir los emails por la mañana, por la tarde, durante la semana o el fin de semana? Averígualo gracias a tus pruebas.
hora_de_envio_ab_test

3. Analizar los resultados del test A/B de tu newsletter

Has enviado correctamente tu prueba de email a los grupos de destinatarios definidos. ¡Enhorabuena! Ahora llega la parte más importante de tu trabajo: analizar los resultados.

¿Qué variante ha funcionado mejor? ¿Tu hipótesis inicial se ha confirmado? Si hay un claro ganador, implementa los cambios de inmediato. Si la prueba no te ha proporcionado unos resultados claros, regresa al paso número dos y vuelve a formular tu hipótesis.

7 reglas clave para hacer un buen A/B testing

¿Estás deseando empezar a probar todos los elementos de tus email? ¡Alto ahí! Antes de que te pongas manos a la obra, queremos dejarte siete consejos estratégicos que te ayudarán a aumentar las posibilidades de éxito de una campaña de A/B testing.

Regla n.º 1: Conoce qué y por qué te interesa probar tus campañas de email

Hacer pruebas sin tener un objetivo concreto es una pérdida de tiempo. No te pongas a hacer pruebas como un pollo sin cabeza: sé consciente de la razón por la que quieres llevar a cabo un test A/B (incrementar las tasas de apertura, o las de clics) y piensa en qué cambios podrían darte los resultados que buscas conseguir.

Regla n.º 2: Céntrate en los emails que envías con más frecuencia

En el momento en que empiezas a hacer test A/B, estarás desatado y querrás probar todas y cada una de las campañas de email que estás enviando. Relájate, respira hondo y aleja las manos del teclado. De primeras, céntrate en los emails que envías con más frecuencia.

Regla n.º 3: Divide tu lista al azar

Elige al azar una parte más pequeña de tu lista de contactos para hacer la prueba de la versión del email más optimizada antes de enviar la campaña al resto de tu lista de suscriptores. Para obtener resultados concluyentes, asegúrate de que eliges muestras del mismo tamaño.

Regla n.º 4: Prueba un elemento cada vez

Limítate a probar un solo elemento a la vez y deja el resto de variantes como estén. De este modo, sabrás que la diferencia en tus tasas de apertura o clic está provocado por ese elemento, en vez de intentar adivinar cuál de todos los que probaste pudo ser el causante.

Regla n.º 5: Espera el tiempo necesario

El tiempo óptimo depende de tu campaña de email y grupo de destinatarios. Después de enviar el email de prueba A/B, ponte cómodo y espera al menos una hora (nosotros te recomendamos entre 3 y 5) antes de enviar la versión ganadora al resto de tu lista.

Regla n.º 6: Comprueba si las estadísticas ofrecen resultados significativos

Lo peor de hacer test A/B es que necesitas un tamaño de muestras que resulte suficientemente grande para que los resultados sean significativos. Utiliza una calculadora para tamaños de muestras A/B para ver cuál es el tamaño correcto para tu muestra.

Regla n.º 7: Vuelve a hacer el test

Después de la primera prueba vienen más pruebas. Ya has descubierto qué líneas de asunto, llamadas a la acción, etc. funcionan mejor con tu audiencia. Ahora es el momento de pasar a otro elemento, empieza un nuevo test y repite hasta que hayas probado todos los elementos relevantes.

magic_tests_ab

La herramienta de test A/B de Mailjet

Muchas plataformas de email permiten testar dos versiones de una campaña de email; sin embargo, en Mailjet nos gusta hacer las cosas a lo grande. En efecto, nuestra herramienta de test A/B te permite probar hasta 10 versiones de un mismo email.

¿No te decides si es mejor usar este u otros emoji en la línea de asunto? Quítate la duda y prueba todos los que quieras (cómo hemos hecho nosotros varias veces 😉). Al final, la versión ganadora, basada en los criterio que hayas elegido, se enviará al resto de tus contactos.

Ahora te toca a ti

Ya sabes todo lo que necesitas para empezar a hacer tests A/B de tus campañas de marketing: el proceso que debes seguir, qué elementos probar y las siete reglas de ora que tienes que cumplir.

Si quieres empezar a hacer A/B testing en Mailjet, solo tienes que acceder a tu cuenta (o crear una aquí) y empezar a testear varias versiones de campañas. Nuestra función de test A/B está disponible para los planes Premium de Mailjet, pero no te preocupes; si no tienes un plan Premium, puedes probar gratis durante 30 días esta y otras funciones avanzadas.

Ya no tienes excusa. ¡Qué empiece la fiesta del A/B testing!

 

¿Cuál es tu experiencia con las pruebas A/B? ¿Qué elementos quieres probar? Cuéntanoslo en Twitter con el hashtag #EmailMarketing.

RGPD, un año después: Claves para enviar emails de forma segura

¿Sabes quién está a punto de celebrar su primer cumpleaños? 🎂 Una pista: es europeo y hemos hablado ya mucho (sí, sí, mucho) sobre él. Es… ¡el RGPD! Ya ha transcurrido un año desde la entrada en vigor de este nuevo reglamento.

A modo de recordatorio, el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) se aplica a todas las empresas que tratan datos personales de ciudadanos europeos.

Un nuevo estudio llevado a cabo por Mailjet revela que el 40% de los consumidores siguen recibiendo aún emails de marketing a los que no han dado su consentimiento. Aunque un 11% cree que esto sucede con menor frecuencia que hace un año, resulta preocupante que un porcentaje tan alto de consumidores consideren que el hecho de comunicar su dirección de email supone dar vía libre a muchas empresas. Además, el estudio también revela que el 39% echa en falta una aplicación más estricta de las sanciones contra las marcas en situación de no conformidad.

Según los especialistas en marketing, enviar emails conformes al RGPD es fundamental para cumplir la normativa. Si no sabes qué medidas adoptar, en este artículo te enseñamos a diseñar campañas de emailing adaptadas al RGPD.

Paso 1: Solicitar el consentimiento de tus contactos

Para cumplir con el RGPD, a la hora de enviar emails de marketing deberás contar con el consentimiento libre, específico, claro y sin ambigüedad de tus contactos. Te explicamos cómo solicitar el consentimiento de tus contactos de manera adecuada, para que tu negocio esté protegido.

  • Asegúrate de que el consentimiento se ha conseguido mediante un acuerdo positivo y claro. El silencio o la falta de interacción por parte del usuario no cuenta como consentimiento, así que no es posible recurrir a casillas preseleccionadas (lo que se conoce como opt-out) para obtener el acuerdo de una persona.
  • Utiliza un lenguaje claro y sencillo que se comprenda fácilmente, algo especialmente importante si te diriges a un público infantil. Evita la terminología técnica, jurídica o confusa, como por ejemplo el uso de la doble negación. En resumen, apuesta por un lenguaje y métodos consistentes en todas las opciones de consentimiento.
  • Aunque no se considera obligatorio, recomendamos que implementes el doble opt-in. Consiste en solicitar dos veces el consentimiento del usuario antes de añadirlo a una de tus listas de contactos. La primera, cuando rellena el formulario en tu página web o en papel y, la segunda, con un email de confirmación (por ejemplo, en el que se te pide que pinches en un enlace).

  • Además, es importante que apliques el principio de minimización de datos. Esto implica que solo podrás recopilar los datos estrictamente necesarios para cumplir tus objetivos y que no debes recabar más información de la que de verdad necesitas. Ten cuidado con algunos datos sensibles, como la etnia o raza, las opiniones políticas o religiosas, la pertenencia a un sindicato o la información sobre la salud, etc.

Si aplicas todo lo anterior, sabrás que has obtenido los consentimientos como indica el reglamento.

Paso 2: Ser capaz de demostrar el consentimiento previo

El RGPD se aplica a todos tus datos y no solo a los que hayas obtenido después del 25 de mayo de 2018, fecha en la que entró en vigor. Por tanto, debes ser capaz de proporcionar las pruebas de los contactos que hayan expresado su consentimiento antes de esta fecha.

Si no cuentas con un consentimiento documentado de cada contacto, te recomendamos que efectúes una campaña de actualización, para evitar los riesgos de no tener el consentimiento documentado. En ese caso, tienes dos posibilidades:

  • Eliminar de tu lista de contactos a todas aquellas personas para las que no dispones de una prueba de consentimiento. De este modo, no podrás ponerte en contacto con los usuarios sin consentimiento registrado y sabrás que cumples el RGPD.
  • Otra opción es enviarles una campaña de actualización, pero al haber superado el plazo del RGPD, correrá por tu cuenta y riesgo. Esta campaña también podría combinarse con un email de actualización de tu política confidencialidad, si no hubieras informado aún a tus contactos.

 

Paso 3: Garantiza que tus contactos pueden darse de baja con facilidad

Otro aspecto indispensable es incorporar un enlace de baja en todas tus campañas de emailing. Ya hace tiempo que es obligatorio, pero desde que el RGPD entró en vigor, te expones a una sanción importante por incumplimiento. Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Lo primero es que el proceso de baja sea claro y sencillo. Para el usuario, debe resultar igual de fácil retirar su consentimiento que revocarlo. Deberás incluir un enlace de baja en todas tus campañas que se pueda identificar a simple vista. Obviamente, no puedes penalizar a las personas que deseen anular su consentimiento.
  • Si los usuarios desean darse de baja, te recomendamos que les preguntes el motivo. Es fundamental para comprender las necesidades de tu público objetivo y adaptar tu estrategia de emailing.



Si lo miras por el lado bueno, tienes ante ti una oportunidad de marketing. Al actualizar tu lista de contactos, tus emails se enviarán solamente a personas interesadas en tu contenido, lo que te permitirá aumentar tu tasa de apertura y de clics. Por si no te habías dado cuenta, el RGPD puede ayudarte a mejorar el rendimiento de tus campañas.

Recuerda

¡Basta ya de remolonear! Hace un año ya que entró en vigor el RGPD y es fundamental que te ajustes a esta nueva normativa. En resumen:

  1. No olvides solicitar el consentimiento de todos tus contactos, preferentemente con el método del doble opt-in.
  2. Asegúrate de que cuentas con las pruebas de consentimiento de tus contactos. De no ser así, deberás tomar las medidas adecuadas.
  3. Permite a los usuarios retirar su consentimiento en cualquier momento y de manera sencilla con un enlace de baja en todas tus campañas de comunicación.



Si tienes más dudas sobre el Reglamento General de Protección de Datos y sobre cómo afecta a tus actividades de emailing, descárgate nuestro Kit de Recursos RGPD y encuentra todas las respuestas que necesitas.

Cómo escribir la línea de asunto de email perfecta

La línea de asunto. Ese elemento casi místico, el Mesías de todo email… No paran de repetirnos lo importantísimo que es a la hora de crear campañas de email marketing efectivas, pero, admítelo, tú también lo acabas dejando para los últimos cinco minutos antes de pulsar “Enviar”.

En este post te contamos qué es la línea de asunto de email, por qué es tan importante y te damos algunas recomendaciones para redactar una línea de asunto perfecta.

¿Qué es la línea de asunto de email?

Nos alegra que nos lo preguntes. La línea de asunto (subject line en inglés) es una descripción breve que presenta al usuario el contenido del email, sin que tenga que abrirlo. De hecho, la línea de asunto es uno de los pocos elementos visibles desde la bandeja de entrada, junto con el nombre de remitente y el pre-header, o sea la primera frase del mensaje.

Su función principal, como hemos dicho, es la de dar un adelanto del contenido del email. Sin embargo, para los expertos de email marketing una línea de asunto sirve sobre todo para atraer el lector y convencerle para que lea el mensaje.

¿Por qué es importante la línea de asunto?

De la línea de asunto depende nuestra supervivencia en la bandeja de entrada: si consigue destacar entre la multitud de emails y llamar la atención del destinatario, habremos logrado que este abra nuestro email. De lo contrario pasaría de nosotros o, lo que es peor, nos mandaría directos a la papelera sin remordimiento alguno. Sí, es así de importante.

Queramos o no admitirlo, las primeras impresiones cuentan, tanto en la vida real como en el mundo del email marketing, y juzgar un email por su línea de asunto es tan común como juzgar un libro por su portada: ¡todos lo hacemos!

Piensa en él como el escaparate de tu email: si a tus contactos les gusta lo que ven desde fuera, decidirán entrar, de lo contrario pasarán rápidamente al siguiente.  

Mejores prácticas para crear tu línea de asunto

1. Usa la longitud correcta

Desde que existe el email marketing, también ha existido el debate sobre la longitud de la línea de asunto de email: ¿es mejor un asunto largo o uno corto? Sentimos decepcionarte, pero los expertos de marketing siguen debatiendo sobre el tema y todavía no hay veredicto definitivo.

Ambas son estrategias válidas, pero debes tener en cuenta algunos factores antes de tomar una decisión. Una línea de asunto corta puede atraer más fácilmente la atención del lector, pero es posible que omitas información relevante.

Por otro lado, si utilizas una línea de asunto larga, seguramente no sea lo bastante impactante y corres el riesgo a que no se visualice por completo. Aunque bueno, hay gente que piensa que un toquecito de misterio puede venir bien…

En efecto, cada proveedor de email tiene un límite de caracteres distinto a la hora de mostrar la línea de asunto: Gmail muestra los primeros 70 caracteres, mientras que Hotmail y Yahoo Mail muestran solo 60 y 46 caracteres respectivamente. Además, recuerda que cada vez más usuarios consultan sus emails desde dispositivos móviles, donde los límites de caracteres son todavía más reducidos.

2. Complementa la información del pre-header

Como te decíamos al principio del artículo, además del asunto, hay otros elementos de tu email visibles desde la bandeja de entrada, ¿por qué no sacarle todo el provecho posible?

Uno de ellos es el pre-header, esa breve frase que suele seguir el asunto (si no nos hemos pasado con su longitud) y que puede usarse para complementar la información de la línea de asunto.

En este ejemplo de la aplicación Bida, puedes ver como la línea de asunto es la que se encarga de atraer la atención de los amantes de la comida asiática, mientras que el pre-header le da sentido con información adicional sobre el contenido del email.

Sin embargo, para que esta técnica tan creativa tenga éxito, recuerda lo que comentamos sobre la longitud de la línea de asunto: si no es la adecuada, el pre-header quedará escondido y todo tu esfuerzo no servirá de nada.

3. Destaca los beneficios

¿Tienes un código de descuento exclusivo y quieres compartirlo con tus contactos? ¿Has creado una pieza de contenido muy completa que sabes les encantará?

Sea lo que sea que ofrezcas en tu email, no lo dudes: usa la línea de asunto para contarles a tus destinatarios cuáles son las ventajas que obtendrán al abrirloSi conoces a tu público objetivo, no te resultará muy difícil determinar cuáles son sus necesidades y cómo presentarle tu producto o servicio para que vea los beneficios que puede obtener si solo decide leer tu mensaje.

Eso sí, siempre debes ser honesto, de lo contrario podrías perder la confianza de tus suscriptores.

4. Evita palabras de spam

El riesgo de caer en la bandeja de spam es un miedo constante que atormenta a cualquier profesional del marketing. Lo sabemos, porque también nos pasa a nosotros. Por eso, debemos tomar todas las precauciones necesarias para evitar ese lugar sin retorno.

Una de ellas es evitar utilizar ciertas palabras en la línea de asunto del email. Se trata de palabras normales y corrientes, pero comúnmente usadas por lo spammers, como “factura”, “gratis” o “urgente”. Por suerte para ti, tenemos un post entero dedicado a este tema donde te lo explicamos todo y te mostramos una lista de palabras que hay que evitar para no ser marcados como spam.

5. Evita mayúsculas y caracteres especiales

Este punto está muy relacionado con el punto anterior y a algunos obsesionados de la corrección lingüística les encantará saberlo. Utilizar una gramática y una puntuación correctas nos mantiene lejos de las bandejas de spam.

Por ejemplo, evita escribir todo en mayúsculas, ya que, además de ser considerado como hablar “gritando” en el mundo de internet (y no parece que esa sea la mejor primera impresión), es otra de las técnicas empleadas por los spammers.

Lo mismo pasa con los signos de porcentaje (%), monedas ($, €) o un uso excesivo de exclamaciones, comillas y guiones.

6. Genera expectativa

No hay nada mejor que una buena dosis de expectación para tentar a tus usuarios e incitarles a abrir el email de inmediato.

El ejemplo de Freepik que te mostramos aquí arriba capturó nuestra atención al instante. Seguro que a ti también te han entrado ganas de conocer el contenido de este email.

No obstante, ten siempre en mente que tienen que ser expectativas reales. No hagas promesas que no puedes mantener o la respuesta de tu usuario podría no gustarte.

7. Habla de actualidad

Independientemente del tema que tratamos en nuestra newsletter, lo que un suscriptor espera obtener de ella es mantenerse al día sobre las tendencias del sector o aprender más sobre un tema determinado. Por tanto, crear líneas de asunto que hacen referencia a novedades y temas de actualidad puede ayudarte a posicionar tu marca como una autoridad dentro de tu sector, y hacer que cuando reciban tu email quieran abrirlo de inmediato.

Prueba tu línea de asunto con el Test A/B

Ahora que ya tienes claro cuáles son las mejores prácticas que debes aplicar, vamos a darte el truco definitivo para encontrar las líneas de asunto que mejor funcionan con tu lista de contactos.

Tras una búsqueda que dejó “Los doce trabajos de Hércules” a la altura del betún, parece que al fin hemos encontrado el Santo Grial. No nos mires así… Lo decimos totalmente en serio. Te preguntarás que cuál es nuestro secreto para crear líneas de asunto infalibles. Pues nuestra herramienta de test A/B, por supuesto.

Quizá estés a punto de decir: “Pff… Llevo usando una herramienta de pruebas desde hace tiempo y no me ha aclarado absolutamente nada”.

Pero… ¿la estás usando correctamente?

Cómo hacer un test A/B correctamente para tu línea de asunto

El test A/B es una herramienta muy poderosa que puede abrir las puertas del paraíso a tu estrategia de marketing, pero, si no sabes por dónde empezar o no lo haces correctamente, lo único que conseguirás es desperdiciar tiempo y recursos.

Por suerte, en Mailjet hemos estado trabajando con este tipo de pruebas desde siempre y tenemos preparada una guía muy completa donde te mostramos paso a paso cómo poner en marcha un test A/B de éxito.

Lo mejor de todo es que, a diferencia de los test tradicionales, lo que ofrecemos es una herramienta de prueba multivariante, que permite probar hasta diez versiones de una misma campaña. ¿El resultado? Puedes maximizar las posibilidades de alcanzar tus objetivo y optimizar los resultados de tus campañas.

7 ideas para probar en tus líneas de asunto de email

Para encontrar la línea de asunto ideal a base de test, hay que tener una serie de habilidades concretas de las que no todo el mundo es consciente. Entre ellas están la capacidad para cambiar nuestra propia concepción previa (porque, como bien sabes, no siempre tienes que estar en lo cierto), persistencia y un compromiso con la búsqueda periódica de nuevas ideas.

Un componente muy importante del que muchas personas se olvidan es la creatividad o la capacidad de investigación para inventar nuevas líneas de asunto que poner a prueba, adaptadas al mensaje que van a enviar. A continuación te proponemos siete ideas para probar en tus líneas de asunto, pero no todas a la vez, está claro.

1. Símbolos y emojis

Nuestra lista de ideas para probar en tu línea de asunto de email tenía que empezar con los emojis. En los últimos años hemos realizado varias pruebas al respecto, que nos han ayudado a descubrir cómo se comportan nuestros destinatarios cuando reciben un email que contiene símbolos o emojis. Sin embargo, para muchos expertos de marketing la cuestión sigue siendo: ¿usar o no usar emojis en la línea de asunto de email?

La idoneidad de los emojis dependerá de la edad y la ubicación de tus suscriptores, su uso de las redes sociales e incluso del dispositivo en el que leen los emails. Pero la cuestión no gira solo en torno a si usarlos o no, sino a cuáles usar. Cada cultura podría presentar diferentes reacciones ante una misma imagen, y por mucho que intenten convencernos, un melocotón no es siempre un melocotón.  🍑

2. Extensión

Algunos la consideran una de las pruebas más básicas, pero es algo que hay que tener muy en cuenta. Como ya te hemos explicado, la extensión del asunto de los diferentes clientes de email y dispositivos varía de los 70 caracteres en la versión de escritorio de Gmail a solo 30 caracteres en algunos de los teléfonos más pequeños con Android, así que este detalle te permitirá precisar cuán larga debe ser tu línea de asunto.

Pero hay otro elemento de la extensión que puedes poner a prueba para conocerlo mejor. ¿Crees que no poder leer una línea de asunto completa intriga a tus lectores? ¿O piensas que, por el contrario, ese detalle les pone de los nervios y prefieren asuntos más cortos y que vayan al grano? Prueba varias opciones y analiza el rendimiento de cada campaña individual y entre diferentes clientes de email y dispositivos durante un tiempo.

3. Personalización

Este es otro elemento básico que algunos siguen pasando por alto cuando realizan sus test A/B. No estamos hablando solamente de añadir el nombre de tu contacto en la línea de asunto (aunque es algo que merece la pena probar), sino que nos referimos a tipos de personalización basadas en su localización, preferencias e intereses.

Toda la información que recopilamos de nuestros usuarios nos puede ayudar a personalizar y adaptar nuestros envíos, dando la sensación de que están en una conversación directa con nosotros.

4. Oraciones negativas, preguntas y exclamaciones

El tono, las palabras que elijas y cómo redactes tus líneas de asunto afectarán a la voluntad de tus lectores de abrir tus emails. Podrías afirmar hechos, compartir un hito emocionante o hacerles una pregunta para que reflexionen sobre algo. Puede que lo que mejor te funcione sea resaltar cosas buenas, o quizá tus lectores sean más propensos a abrir emails que enfatizan elementos negativos.

Por ejemplo: ¿qué le funcionaría mejor a una página de comparación de sueldos, la oración negativa “No cobras lo que mereces”, la pregunta “¿Cobras lo que te mereces?”, o una exclamación como “¡Sabemos cuánto deberías ganar!”? La única forma de averiguarlo es haciendo pruebas.

5. FOMO/clickbait

El miedo a perderse algo (conocido también como FOMO, del inglés Fear Of Missing Out) es un hecho. Es el principio psicológico que rige Facebook: la gente quiere saber lo que otros saben, enterarse de lo que otros hablan. Básicamente, la curiosidad y la locura, cogidas de la mano. Entonces, ¿piensas aprovechar el FOMO de tus contactos con líneas de asunto que les resulten irresistibles?

Hasta cierto punto, la base de las líneas de asunto clickbait es precisamente esa curiosidad aplastante que nos impulsa a abrir un mensaje para descubrir que, de hecho, “no puedo ni imaginarme lo que dijo Fulanito”. Los títulos clickbait inundan la red, pero nunca sabrás si funcionan con tu audiencia a menos que los pruebes.

6. General/Directo

Seguramente estés al tanto del éxito del marketing por email de Obama durante su campaña presidencial de 2012. Pues bien, gran parte de ello fue gracias a la interesante variedad de líneas de asunto seleccionadas por su equipo, que provocaron unas tasas de apertura impresionantes y establecieron un récord de recaudación de fondos.

El equipo probó una cantidad enorme de líneas de asunto. Estas englobaron desde mensajes directos, como “Thankful every day” (Agradecido cada día) o “Some scary numbers” (Algunos números que dan miedo) hasta otros más generales, como “Change” (Cambio), “I will be overspent” (Invertiré de más) o incluso un amistoso “Hey” (Hola).

Lee esto. No te arrepentirás.

7. Descuento y urgencias

Otra idea interesante que merece la pena investigar si tu empresa envía emails de productos es ver si destacar descuentos y promociones, o crear una sensación de urgencia en tu línea de asunto, generará mayores tasas de apertura.

También te avisamos de que el uso excesivo de campañas y encabezados de tiempo limitado podría ser un poco como el cuento de “Pedro y el lobo”: tus contactos dejarán de creerte y, al final, no reaccionarán como tú quieres, porque saben que pronto sacarás otra oferta. No olvides probarlos con frecuencia para encontrar el equilibrio adecuado.

Puedes probarlo absolutamente todo. Aquí hemos recogido unas cuantas posibilidades, pero puedes probar muchísimas más. ¿Quieres descubrir si incluir el nombre de tu marca en la línea de asunto hará que la gente te reconozca con más facilidad y que estén más predispuestos a abrir tu email? Pruébalo. ¿Crees que incluir un improperio podría generar más interés y salpimentar la sosa bandeja de entrada de tu suscriptor? Pruébalo también. Al final, dar con la línea de asunto perfecta requiere un poquito de arte y otro poco de ciencia.

En resumen

Como hemos visto, la línea de asunto es uno de los elementos del email de mayor importancia y estamos seguros de que después de hoy no las dejarás para el último minuto. Si sigues estos consejos, redactar una línea de asunto perfecta para cada uno de tus correos no será ninguna misión imposible:

  • Usa la longitud correcta.
  • Complementa la información con el pre-header.
  • Destaca los beneficios.
  • Evita palabras que pueden hacer saltar las alarmas spam.
  • Evita usar mayúsculas y caracteres especiales.
  • Crea expectación.
  • Habla de actualidad.

Sin embargo, nuestro mejor consejo (y arma no tan secreta) es: ¡probar, probar y probar! Las herramientas de test A/B son un gran aliado para entender mejor el comportamiento de tus destinatarios y escribir una línea de asunto irresistible. Pero no solo eso: también puedes usar nuestra herramienta de Comparación de Campañas para comparar y analizar el rendimiento de diferentes campañas.  

¡Ahora no te queda que ponerte manos a la obra! Accede a tu cuenta de Mailjet y empieza a hacer pruebas con nuestra herramienta de test A/B.

¿Aún no tienes cuenta Mailjet?
Con Mailjet, puedes crear fácilmente emails de marketing 100% responsive y hacer pruebas para encontrar el diseño y el contenido que mejor funcionen con tu audiencia.

Crea tu cuenta gratis

¿Ya has probado algunas de estas técnicas? ¿Hay alguna que las que te hemos recomendado que te gustaría poner en práctica cuanto antes? Cuéntanoslo en Twitter.

***

Este artículo es una versión actualizada del post “Cómo crear la línea de asunto perfecta“, publicado en el blog de Mailjet el 25 de mayo de 2015.

¿Qué es un webhook y por qué lo necesitas?

¿Te interesa saber lo que es un webhook y cómo funciona?

Simplemente piensa en la cantidad de información que extraes de los emails que envías. No nos cabe duda de que te encantan nuestras estadísticas detalladas, pero seguro que desearías que hubiera una forma de recibir solo las que necesitas y no tener que perder tiempo buscándolas. Pues estás de suerte, porque tenemos la solución.

Hoy te contamos todo sobre los webhooks, cómo configurarlos y usarlos para impulsar tu programa de emails.

 

¿En qué consisten los webhooks?

Imagina que tienes una tienda online y deseas proponer un descuento especial a cualquier usuario que abra tu email durante las primeras 24 horas. La primera opción es la manual, es decir, comprobar las estadísticas de los emails regularmente y enviar el código de descuento a quienes hayan abierto tu mensaje. No suena muy rápido, ¿verdad?

La segunda opción es automatizarlo con webhooks, que enviarán el descuento a cualquiera que abra tu email. ¿A que parece mucho más eficaz?

En pocas palabras, los webhooks son eventos que desencadenan acciones. Su nombre se debe a que funcionan como «ganchos» de los programas en Internet y casi siempre se utilizan para la comunicación entre sistemas. Son la manera más sencilla de obtener un aviso cuando algo ocurre en otro sistema.

¿Cómo funcionan los webhooks?

Tomemos el ejemplo de tu banco. Cuando sacas dinero de un cajero, la máquina comprueba tu saldo y te da el importe solicitado. Al terminar la operación, se actualiza el saldo y este cambio activa una acción: el envío de un SMS con los detalles de la retirada.

Pues así funcionan los webhooks. Una acción sirve para desencadenar otra acción. El resto es una arquitectura popular utilizada para la comunicación entre sistemas.

Un webhook es una retrollamada HTTP, una solicitud HTTP POST que interviene cuando ocurre algo (una notificación de evento a través de HTTP POST). Los webhooks se utilizan para las notificaciones en tiempo real, por lo que el sistema puede actualizarse cuando se produce el evento.

Por lo general, los webhooks son puntos de retrollamada HTTP definidos por el usuario. Permiten registrar una dirección http:// o https:// donde se almacenan los datos del evento en JSON o XML. Después, podrás hacer lo que quieras con los datos que recuperes y almacenes de un determinado evento.

La mecánica principal de los webhooks consiste en enviar una solicitud HTTP a la URL especificada por un usuario; un webhook efectúa una retrollamada HTTP a una URL que debe configurarse por el sistema que recibe la información.

Esta URL se llama extremo de webhook. Los extremos de webhook deben ser públicos y es importante que la URL pertenezca al sistema receptor. La retrollamada se activa si se produce un evento que deseas notificar a otro sistema.

En el caso de Mailjet, este webhook es una URL que añades a nuestro sistema para recibir eventos de email, como “enviado”, “abierto, “clic”, “rebote”, “bloqueo”, “spam” o “baja”. De esta manera, puedes seguir tus mensajes durante todo su recorrido, o solo consultar el estado que quieras.

Volvamos al ejemplo del cajero. Al sacar dinero, tu banco recibe el aviso, actualiza tu saldo y el sistema interpreta que debe enviarte un SMS con todos los detalles.

Los webhooks siguen el mismo principio. El cajero es una aplicación/web de terceros (proveedor webhook) que envía una señal cuando ocurre un evento específico. El sistema que te envía el SMS es lo que conocemos como un «oyente«. El oyente es la URL que recibe los webhooks y ejecuta una acción predefinida a continuación, en este caso, enviar un SMS. Los webhooks son un mecanismo de programación diseñado para recibir, en tiempo real, información que se origina en un sistema externo. En este caso, el sistema es la cuenta bancaria. ¿Lo vas pillando?

¿Qué posibilidades te ofrecen los webhooks? Entre otras cosas, puedes:

  • Sincronizar sistemas en tiempo real.
  • Enviar cualquier tipo de notificación.
  • Procesar los datos como quieras.
  • Crear informes.
  • ¡Y todo lo que puedas imaginar!

 

¿Por qué los necesitamos?

Las aplicaciones pueden comunicarse entre sí para compartir información con sondeos (polling) o webhooks. En nuestro ejemplo, polling sería ir al banco y preguntar tu saldo cada vez que sacas dinero.

En la actualidad, todos necesitamos una manera más fácil de obtener la información en tiempo real cuando queramos. Por tanto, solicitar cada minuto exportaciones colosales que tu sistema deberá analizar, pudiendo sufrir una sobrecarga o perder todos los datos si falla, no es lo más adecuado. Emplear HTTP es una solución más sencilla y fácil, ya que los webhooks son mensajes automáticos que las aplicaciones envían cuando ocurre algo.

Puedes usar los webhooks para:

  1. Recibir información sobre el evento y almacenarla.
  2. Recibir información sobre el evento y comunicarla.

Vamos a ver más de cerca estos dos escenario.

Recibir información sobre el evento y almacenarla

El método «push» es el más sencillo para usar webhooks. Como ya hemos indicado, no es necesario «sondear» tus datos cada pocos minutos en busca de nueva información. Puedes recibirla directamente con la ayuda de los webhooks. Además, podrás almacenarla hasta que te haga falta para otra cosa. En definitiva, el sistema en el que configuraste el webhook te hará llegar la información que necesites en cuanto la tenga.

Recibir información sobre el evento y comunicarla

La denominada «tubería» (pipe) se produce cuando el webhook no solo recibe la información que «oye», sino que la utiliza para hacer algo nuevo, como desencadenar acciones. Puedes crear un script, registrar su URL en tu web y enviar un email cuando un visitante crea una cuenta. O crear un script que actualice la cantidad de productos disponibles cada vez que se efectúa una nueva compra.

En realidad, con los webhooks tienes libertad para hacer lo que quieras. Y, encima, es simple y eficaz, porque no estás perdiendo tiempo solicitando una enorme cantidad de información, ¡la recibes cuando llega!

¿Cómo puedes usar webhooks con Mailjet?

Los webhooks te informan de las aperturas, clics, rebotes, bloqueos, etc. justo después de que se produzcan. Imagina que, en 15 minutos, más del 60 % de tus emails a un destino se bloquea. Gracias a los eventos que recibes en tiempo real, podrás detectar este problema y actuar de inmediato.

Siempre puedes utilizar los eventos para crear un panel de control personalizado en la aplicación interna que utilices y procesar los datos a tu manera. Solo aparecerán los eventos que necesites y podrás seguir la información más relevante. Si lo prefieres, puedes usar los eventos que recibas en tu webhook para activar el envío de un email nuevo, y crear así un flujo automático personalizado para todos tus usuarios.

Ejemplos de eventos de Mailjet

Veamos con más detalle en qué consisten los eventos que recibes en los webhooks. Este es el mensaje que verás cuando recibas un evento de apertura:

{
“event”: “open”,
“time”: 1433103519,
“MessageID”: 19421777396190490,
“email”: “api@mailjet.com”,
“mj_campaign_id”: 7173,
“mj_contact_id”: 320,
“customcampaign”: “”,
“CustomID”: “helloworld”,
“Payload”: “”,
“ip”: “127.0.0.1”,
“geo”: “US”,
“agent”: “Mozilla/5.0 (Windows NT 5.1; rv:11.0) Gecko Firefox/11.0”
}

Puedes consultar qué mensaje se ha abierto, el momento exacto y otra información útil que podrás usar como te plazca.

Esto es lo que te llega cuando se produce un rebote:

{
“event”: “bounce”,
“time”: 1430812195,
“MessageID”: 13792286917004336,
“email”: “bounce@mailjet.com”,
“mj_campaign_id”: 0,
“mj_contact_id”: 0,
“customcampaign”: “”,
“CustomID”: “helloworld”,
“Payload”: “”,
“blocked”: true,
“hard_bounce”: true,
“error_related_to”: “recipient”,
“error”: “user unknown”
}

En el campo «error» puedes ver también el tipo de error. En este caso, el error de “user unknown” indica que es un usuario desconocido. Por tanto, sabes que es mejor no intentar contactar otra vez con dicho usuario. Podría ser útil para sincronizar dos sistemas y limpiar las listas de contactos inactivos o incorrectos.

En resumen, con los eventos que recibes de Mailjet puedes hacer todo lo que quieras. Úsalos en tu configuración y crea lo que necesites.

¿Cómo puedes configurar un webhook con Mailjet?

Lo primero que necesitas es la URL del sistema en el que quieres recibir los eventos. Si ya la tienes, lo demás es facilísimo. Esa URL aceptará la información y puede activar un flujo de trabajo para convertir los datos en algo útil. Puedes configurar los webhooks en Mailjet de dos maneras:

  • Con nuestra API,
  • Con nuestra interfaz.

 

Con nuestra API

Solo tendrás que hacer una solicitud para configurar la URL que vas a usar. Toma nota:

curl -s \
-X POST \
–user “$MJ_APIKEY_PUBLIC:$MJ_APIKEY_PRIVATE” \
https://api.mailjet.com/v3/REST/eventcallbackurl \
-H ‘Content-Type: application/json’ \
-d ‘{
“EventType”:”open”,
“Url”:”https://mydomain.com/event_handler”,
“Version”:2
}’

La URL recibirá todos los eventos de apertura. Cada vez que un contacto abra tu email, te llegará un evento de apertura como el anterior. Podrás almacenar los datos o desencadenar una acción, como enviar otro email.

¿Ves que fácil? Una solicitud y estará todo listo. Echa un vistazo a nuestra documentación para ir empezando.

Con nuestra interfaz

La alternativa es configurar el webhook desde nuestra interfaz. Puedes hacerlo desde la página «Mi cuenta» en la sección «Rest API». Deberás elegir la opción » Tracking de los eventos (triggers)».

API Mailjet gestión de webhooks

Podrás añadir un webhook para todos los eventos, o configurar algunos específicos para cada tipo de evento.

Tipos de evento de email para webhook

También podrás comprobar que la URL funciona correctamente. Si todo va bien, devolverá un «200 OK HTTP«. Cualquier otro código HTTP provocará que nuestro servidor vuelva a intentar la solicitud más tarde.

Nuestro sistema volverá a intentarlo siguiendo estas reglas:

  • 10 intentos en intervalos de 30 segundos;
  • Después de eso, 10 intentos en intervalos de 30 minutos;
  • Si ninguno de estos intentos funciona, la URL se desactivará.

No pierdas de vista tu webhook para cualquier otra respuesta que no sea un “200 OK”. 😉

¡Esto es todo! Tu webhook funciona de maravilla y está listo para recibir los eventos de tus emails. Aplícalo a tu configuración para contar con tus propias estadísticas o flujos de trabajo personalizados.

En resumen

Ahora ya sabes lo que es un webhook y has entendido por qué es la forma más sencilla de seguir cualquier tipo de evento en Internet. Configura tu «oyente» y define sus acciones cuando reciba los eventos.

Los eventos de Mailjet te ayudan a tener bajo control todo lo que ocurre con tus emails. Es un método excelente para limpiar tus listas o crear tu propio panel de control en la aplicación interna de tu empresa.

¿Conocías ya todas las aplicaciones de los webhooks? Cuéntanos cómo piensas utilizarlos en Twitter.

¿Cuál es el mejor momento para enviar tus newsletters?

Si envías emails de marketing a tus clientes, probablemente ya te has preguntado cuándo es el mejor momento para enviar tu newsletter. Las buenas tasas de apertura y de clic dependen precisamente de eso. A la hora de establecer el mejor tiempo para enviar tus emails entran muchos factores en juego.

A continuación, te dejamos algunos consejos para que determines los mejores días y horas para enviar tus newsletters. Y, de propina, unas cuantas recomendaciones para mejorar tu estrategia de marketing por email.

¿Cuál es el mejor momento para enviar mis newsletters?

Tus horas de envío dependen de si eres una marca B2B o B2C, y del sector en el que te muevas. En cualquier caso, los estudios desaconsejan algunos días para enviar newsletters.

Los mejores días para enviar tus emails

Según varios estudios recopilados por CoSchedule, los martes y los jueves son los mejores días para enviar tus emails. Por tanto, es cuando más emails se envían.

Los miércoles, según varios estudios, son una buena segunda opción en términos de aperturas y clics. Si envías emails dos veces por semana en ese periodo, asegúrate de combinar los martes y jueves. Enviar emails en uno de esos días, además de los miércoles, agobiará a tus clientes y no leerán tus emails. ¡Y eso no es lo que quieres!

No obstante, te advertimos de que casi todos los emails se reciben esos días. A lo mejor prefieres enviar tus emails otro día de la semana para reducir la competencia en la bandeja de entrada.

Mejores días para enviar emails

Fuente: CoSchedule

Los días menos recomendables para enviar tu newsletter

Los lunes los usuarios están planificando su semana o leyendo los emails que han recibido el sábado o el domingo. Y, siendo sinceros, los lunes nuestro rendimiento podría mejorar. Necesitamos un poco de tiempo para recuperarnos del fin de semana. Como norma general, evita los lunes.

Los viernes la mayoría de gente ya está cansada de leer emails nuevos: no envíes tus newsletters ese día.

En cuanto a los sábados y domingos, ¿tú lees los emails durante el fin de semana? Seguramente no, y lo mismo le ocurre a los demás, así que, evítalos.

En definitiva, tienes que pensar en tus destinatarios y en las horas a las que podrían estar mirando sus emails. Formular una estrategia basada en los hábitos del usuario, como la hora de lectura de sus emails, por ejemplo, puede mejorar exponencialmente tus prácticas de envío de emails de marketing.

Crea una cuenta Mailjet

¿Cómo elegir un día para enviar tu newsletter?

Lo primero es que, si sueles enviar emails semanales, lo hagas siempre el mismo día de la semana. Así, ganarás confianza y anticipación, ya que tus destinatarios esperarán tu contenido en ese momento. En Mailjet, enviamos nuestras newsletters cada jueves e incluyen consejos de email geniales, mejores prácticas y nuestros últimos artículos del blog.

Durante las vacaciones o las fechas señaladas, puedes enviar tus newsletters un poco más tarde. Es mejor que los usuarios lean tus emails a enviarlos y que nunca los abran.

¿Cuál es la mejor hora para enviar tu newsletter?

Descubre las horas más oportunas para enviar tus emails:

6:00 – 8:00

Muchos usuarios consultan sus emails nada más despertarse o mientras desayunan. Además, casi siempre suelen hacerlo con sus móviles. Comprueba que el diseño de tus emails sea adaptativo y esté optimizado para estos dispositivos.

10:00 – 11:00

Según muchos estudios, este es el mejor momento para enviar tus emails. Ten en cuenta que es probable que a estas horas la bandeja de entrada del email personal o profesional ya hayan sido vaciadas de nuevos correos, y el tuyo no se perderá entre ellos.

12:00 – 14:00

Este periodo también es muy recomendable. Muchos usuarios leen sus emails durante la pausa para el almuerzo antes de volver a trabajar por la tarde.

6:00 – 21:00

La mayoría de trabajadores termina su jornada a esa hora. Algunos mirarán sus emails de camino a casa, otros justo al salir del trabajo. No obstante, evita enviar emails después de las diez de la noche: no te leerán en el momento y, cuando miren la bandeja de entrada a la mañana siguiente, tu email será de los últimos.

Mejores horas para enviar emails

Fuente: CoSchedule

B2B o B2C

No olvides que cada usuario utiliza su correo profesional y personal de manera diferente. Es imposible encontrar el momento adecuado para todos. Por ejemplo: ¿tus destinatarios son más de consultar su correo al despertarse o a la hora de comer?

¿Envías las newsletters a direcciones personales o profesionales? Ten en mente que la distinción entre B2B y B2C es clave, el comportamiento de los usuarios varía en función del tipo de cuenta. Si has definido diferentes perfiles, comprenderás más fácilmente los hábitos de tus destinatarios.

¿Quieres probar Mailjet para crear tu newsletter?
Mailjet te permite crear emails de marketing con un diseño 100% responsive. Elige una de las plantillas en nuestra galería o crea una desde cero

Prueba Mailjet gratis

¿Cómo determinar el mejor momento para enviar tu newsletter?

Como hemos mencionado, el mejor momento para enviar tus emails depende de muchas cosas: tus sectores, usuarios, destinatarios, tipo de newsletter, etc. ¿Por qué no te animas a efectuar pruebas y analizar el momento más oportuno para ti y tus clientes? Puedes comparar y cotejar diferentes campañas de email con ayuda del comparador de campañas de Mailjet, por ejemplo :).

Si ya tienes un horario habitual y quieres saber qué día es mejor para enviar emails, puedes hacer dos semanas de prueba.

Por ejemplo, durante la primera semana, envía una newsletter un martes a las 11:00 y, otra, el jueves de la semana siguiente a la misma hora. Para que sea más fiable, efectúa la prueba en una época del año normal (sin vacaciones ni fechas señaladas). Además, tienes la opción de realizar pruebas A/B enviando una campaña a la mitad de tu lista los martes y, los jueves, a la otra mitad. Compara y analiza los resultados y pasa al siguiente experimento. Como cuando estabas en clase de ciencias.

Cómo comparar campañas de email con Mailjet

Encontrar el mejor día para enviar tus newsletters puede resultar difícil. Es una tarea que requiere experimentos, tiempo y coordinación. Como hemos explicado, depende de muchos factores, como el contenido y el horario de tus campañas por email.

Por un lado, los tests A/B te permiten crear contenido para mejorar las tasas de apertura y clic. Por otro, con la comparación de campañas de Mailjet, puedes analizar las diferentes campañas sin esfuerzo. Sus datos te ayudarán a determinar el mejor día para enviar tus emails.

Nuestra página de resultados te muestra gran cantidad de datos y gráficos. Todo lo que necesitas para analizar y optimizar permanentemente tus campañas.

Encontrarás el botón «Comparar campañas» en varios puntos:

Y en la página de detalles de una campaña.

Desde tu página de Campañas, haz clic en el botón «Comparar campañas».

Se abrirá una ventana emergente en la que podrás seleccionar hasta diez campañas para comparar simultáneamente.

Cuando hayas seleccionado todas tus campañas, haz clic en el botón «Enviar» para continuar.

Los resultados se muestran en formato de gráfico y de cuadro resumen para que puedas saber a primera vista a qué partes de tus campañas responden mejor tus clientes.

Puedes visualizar los resultados en el gráfico con distintos formatos. Si pasas el ratón sobre algún punto del gráfico, se abrirá una ventana emergente que mostrará el tiempo transcurrido hasta ese punto y los indicadores de cada campaña.

Los datos de la tabla muestran los resultados históricos de cada indicador de una campaña y se actualizan de forma permanente. Para cada indicador se muestran tanto el porcentaje como las cifras y puedes ordenarla por nombre de campaña, fecha o indicador simplemente haciendo clic en las «flechas» de la parte superior de la columna pertinente.

¡Y esto es todo! Ahora ya estás preparado para comparar y optimizar tus campañas de email. Nada puede pararte en tu camino hacia la cima de las aperturas y los clics.

¿Cómo optimizar tu estrategia de marketing por email?

Aparte de nuestras herramientas para optimizar tus campañas de email, Mailjet también te ofrece funciones para crear, entregar y seguir dichas campañas. Con un editor visual fácil de usar y muchas plantillas de emails adaptativos, puedes crear newsletters atractivas para tus clientes en pocos minutos. Entre otras, te proponemos la segmentación, los tests A/B y las estadísticas avanzadas. Gracias a estas características, podrás seguir y mejorar los resultados de tus emails de marketing.

Si quieres aumentar tu eficacia y productividad, te recomendamos nuestro Kit de Colaboración para ahorrar tiempo al crear tus campañas de email.

Puedes diseñar tus plantillas con tu equipo de emails en tiempo real y permitirles añadir comentarios en el mismo editor para ganar tiempo. Además, para garantizar la coherencia de tu marca, puedes guardar secciones de tus emails, como el encabezado o el pie, para incorporarlos a otras plantillas. Por si fuera poco, también puedes vincular las mismas secciones de varias plantillas de email y actualizarlas a la vez con un único clic. Así, la identidad de tu marca será la misma en todos tus mensajes.

Crea una cuenta Mailjet

 

Si ya te has puesto a experimentar con las horas de envío de tus campañas de email, cuéntanos tu experiencia en Twitter. Nos encantará leerte.