6 consejos infalibles para evitar que tus emails sean marcados como spam

Imagina que te pasas todo el día trabajando duro para crear una newsletter de calidad, con un contenido original y un diseño cuidado, para que, al final, se pierda en la carpeta de Correo No Deseado de tus contactos. No tiene ninguna gracia, ¿verdad?

Que un correo sea filtrado como spam es una pesadilla recurrente para muchos, sobre todo si creemos que lo estamos haciendo todo bien. Parece el crimen perfecto.

Tal vez sea el momento de sacar al Sherlock Holmes que llevas dentro y empezar a investigar cuáles son esos elementos que te están penalizando. Sí, porque a veces averiguar el porqué tus emails acaban en la bandeja de spam es un poco como resolver un asesinato con muchos sospechosos y ningún arma del crimen: casi imposible. No te preocupes, ¡qué he dicho casi!

En Mailjet, no hay nada que nos guste más que un buen misterio, así que nos hemos propuesto ayudarte a averiguar cómo evitar ser marcado como spam.

Es hora de jugar al Cluedo. 🕵

Investigar el porqué tus emails llegan a la bandeja de spam

Consejos para evitar la bandeja de spam

El primer concepto que debes entender es que los ISPs (Internet Service Provider, o proveedores de servicios de Internet) se basan en el comportamiento del usuario para decidir si tu email merece ir a la bandeja de entrada o no.

Es decir, si los contactos abren e interaccionan con tus correos, los ISPs aprenderán que se trata de correos deseados y legítimos. De lo contrario, llegarán a la conclusión de que sus clientes no tienen interés en esos contenidos y los limitarán, para ofrecerles una mejor experiencia al usuario.

¿Quieres saber cómo mejorar tu entregabilidad? Descárgate la guía: 

Guía entregabilidad

1. Recupera el interés de tus contactos

Como hemos dicho, en la mayoría de los casos, el motivo principal por el que uno acaba en la bandeja de Correo No Deseado es porque a sus lectores no les terminan de convencer sus contenidos. En algunos casos son buena gente y eliminan tus emails sin abrirlos… Otras veces, son crueles y, encima, te marcan como spam.

¡Horror! ¿Cómo han podido hacerte esto? La verdad es que duele, pero las razones para que esto pase pueden ser varias.

Tus emails no son relevantes

Imagina que decides apuntarte a una newsletter de ofertas de vuelos low cost y de repente empiezas a recibir emails sobre ofertas de hoteles, alquiler de coches, maletas, mochilas…. Llega un momento en que piensas: ¡Yo no me he apuntado a esto! Y tienes razon.

Es importante no dejarse llevar y enviar correos que la gente quiera recibir, de lo contrario dejarán de abrir tus correos, los eliminarán o los marcarán como spam; todos elementos que comprometen tu entregabilidad.

Utilizas un lenguaje demasiado comercial

Seamos sinceros, nadie quiere ver constantemente publicidad en su bandeja de entrada. Es como tener en la puerta de casa un vendedor ambulante día sí, día también: al final haces de todo para que no se entere de que estás en casa.

No incluyes enlace para cancelar la suscripción

Si a un usuario ya no le interesan tus emails, encontrará una forma u otra de dejar de recibirlos y es mucho mejor que sea dándose de baja que mandándote a la bandeja de spam: de la segunda es muuuy difícil volver.

Tu frecuencia de envío no es la correcta

En los emails, como en las relaciones sentimentales, hay que hacerse desear un poco y no siempre funciona eso de dar la lata. En ocasiones, enviar demasiados emails acaba cansando y condenándote a la bandeja de spam.

Sin embargo, enviar con muy poca frecuencia o de manera discontinua puede hacer que tus contactos se olviden de ti y, cuando les lleguen tus emails, te confundan con un Correo No Deseado.

2. Mantén la reputación de tu IP bajo control

¿Conoces la reputación de tu IP? Si no tienes un volumen de envíos grande, seguramente usarás una IP compartida. Si envías con Mailjet desde una IP compartida, no tienes nada de qué preocuparte. Tenemos controles rigurosos para cuidar la reputación de estas direcciones IP y ayudarte a llegar a la bandeja de entrada de tus contactos.

Por otro lado, si utilizas una IP dedicada debes seguir las mejores prácticas para asegurarte una buena reputación IP y para que los proveedores de email confíen en ti. Por ejemplo, es recomendable utilizar siempre el opt in doble, para asegurarte de que tus nuevos suscriptores están realmente interesados en recibir tus email, o controlar tus métricas con frecuencia para detectar con tiempo cualquier anomalía.

Por suerte, la mayoría de los proveedores de email te permiten hacer un seguimiento de la reputación de tu IP directamente desde tu panel de control, aunque también hay muchas herramientas (como Sender Score, AOL Reputation o Talos Intelligence) que pueden ayudarte a mantener bajo control tu reputación.

3. Usa una dirección de email con dominio propio

Si sigues utilizando una cuenta de correo genérica de Gmail, Hotmail o algún otro proveedor gratuito es muy probable que los ISPs marquen tus correos como No Deseados. Las cuentas genéricas vienen genial para tu correo personal, pero no para gestionar un negocio.

¿Te fiarías si alguien te contactara a través de unatienda@email.com? Suena raro, ¿verdad? Pues eso mismo piensan los ISPs al respecto, por eso deberías enviar emails de marketing (y transaccionales) utilizando una dirección de dominio propio. De este modo, transmitirás más confianza y profesionalidad a tus suscriptores y, a la vez, evitarás ser marcados como spam.

4. Apuesta por las listas de contactos de calidad

Ya sabemos que no hace falta que volvamos a recordarte que nunca (¡NUNCA!) deberías comprar una lista de email, ya no solo porque sea ilegal, sino porque es un ataque a mano armada contra tu entregabilidad. Pero aquí no acaba todo.

No importa lo útil que sea el contenido de nuestras newsletter: siempre habrá gente que decida darse de baja o que simplemente ya no use ese correo electrónico. De una forma u otra, los emails que les envías se quedan sin abrir y eso afecta negativamente a tu entregabilidad.

Sabemos lo que cuesta ampliar una lista de contactos, pero en este caso la calidad es más importante que la cantidad, así que no tengas miedo y elimina las direcciones de correo inactivas de tus listas. Puedes enviarles una campaña de reactivación para comprobar si aún tienen interés en tus contenidos antes de decirles adiós para siempre, pero si no responden te tocará aceptar que ha llegado el momento…

Una vez quitados esos contactos, verás como tu tasa de apertura crecerá y también tus probabilidades de llegar a la bandeja de entrada.

5. Evita los acortadores de URL o el abuso de imágenes

En el mundo del marketing estamos acostumbrados a utilizar acortadores de URL como Bitly o el mismo acortador de Google, sin embargo hasta las cosas bonitas tienen su lado oscuro.

A diferencia de las redes sociales o páginas web, en el emailing las URLs acortadas activan todas las señales de alarmas, ya que suelen ser utilizadas por los spammers para ocultar la verdadera página de destino de un enlace.

Algo parecido ocurre con el envío de emails que son simplemente imágenes: esta también es una práctica usada por los spammers para esconder información y que no pueda ser leída por los ISPs.

 

Senales de alarma que hacen que tus emails sean marcados como spam

6. Ten cuidado con las palabras engañosas

En el mundo de los emails hay ciertas palabras que es mejor evitar si no quieres ser confundido por un spammer.

En realidad, son palabras normales y corrientes, como “factura”, “urgente”, “lotería”, pero que con frecuencia se usan de forma engañosa, para animar a los usuarios a abrir unos emails que luego no cumplen con lo que prometen. Por ello, suelen ser marcados como spam o reciben muy poca interacción por parte de los contactos, lo que acaba condenándolos a la carpeta de Correo No Deseado.

Sea como sea, recuerda que el hecho de ser marcado como spam no solo significa que para ese usuario ya no existes (que ya de por si no es nada bonito), sino que puede tener consecuencias bastante graves si es un patrón que se repite a menudo.

 

¿Te han resultado útiles estos consejos? Ahora no te queda que ponerlos en práctica y no olvides compartir los resultados con nosotros en Twitter.

 

Seguridad y privacidad en el email: hagamos las cosas bien

¿Cuántas veces hemos dicho que el email reporta el mayor ROI o que es el canal de marketing más eficaz? Hasta parece que usamos algún tipo de hechizo para conseguir que la gente empiece a usar el email… 🤔

Dejando al margen las técnicas de marketing más sutiles, lo cierto es que el email es una manera rápida y barata de contactar con los clientes y que, además, se puede personalizar de muchas formas. No obstante, como tu empresa maneja datos personales, ya sabes que la privacidad y la seguridad no se deben tomar a la ligera. Es crucial proteger la información confidencial y evitar los ataques de piratas o las filtraciones.

Por eso el email ha de ser seguro, y garantizar que los datos están protegidos y que solo quienes están autorizados pueden acceder a ellos.

«El phishing y el spoofing plantean dos amenazas enormes para el mundo de los emails. Es crucial estar seguros de disponer de todas las protecciones posibles para evitar el spoofing». — Lauren Meyer, subdirectora de Entregas y directora de Operaciones en Norteamérica de Mailjet

En las noticias se mencionan constantemente la protección y la seguridad de los datos, y el próximo mes de mayo entra en vigor el RGPD. En este contexto, la privacidad y la seguridad del email nunca habían sido tan importantes.

 

Conservar tus datos de email en privado y a salvo

En todo el mundo existen leyes que regulan el uso de los emails. Además tenemos las diferentes leyes antispam, que varían de un país a otro y debes conocerlas para asegurarte de seguirlas en todos los lugares donde operas.

Pero también existen acuerdos transnacionales entre países o entidades supranacionales (como la UE) para ayudar a las empresas a establecerse en el extranjero y cumplir las legislaciones locales. Entre los acuerdos que debes conocer y que debes asegurarte de cumplir allá donde corresponda, el más importante para quienes han formalizado contratos europeos es el reglamento europeo general de protección de datos (GDPR).

El RGPD se aprobó en 2016. Endurece las normativas europeas actuales relativas a la seguridad de los datos en los estados de la UE. Cualquier empresa, organización, asociación o administración, ya sea privada o pública (es decir, cualquier estructura con acceso a datos personales), deberá cumplir con el RGPD a partir del 25 de mayo de 2018. Tanto las empresas europeas como aquellas no europeas con clientes en la UE deberán recoger solo los datos obligatorios relevantes para el desarrollo de sus actividades.

También deberán garantizar que los servidores físicos en los que se guardan los datos son seguros y están protegidos. Las transferencias de datos fuera de la UE se realizarán conforme a unas normas estrictas. Si una empresa incumple estas nuevas normas, la sanción impuesta puede alcanzar el 4 % de la facturación anual o los 20 millones de euros, lo que sea mayor. En virtud de esta nueva norma europea, todos los datos personales estarán sometidos a los más estrictos niveles de seguridad, de forma que los consumidores podrán comunicarse con las empresas con tranquilidad.

Pero el cumplimiento del reglamento no se limita a tu empresa; también debes asegurarte de que las soluciones de terceros con las que trabajas cumplan con el RGPD. Como es obvio, entre ellos se encuentra tu proveedor de servicios de email, por lo que es clave elegir bien (alerta de spoiler: sigue leyendo y verás que Mailjet es una buena elección 😉).

La seguridad de los datos es algo muy serio en Europa. Antes de empezar a operar en suelo europeo, asegúrate de que respetas estas normas y las que se aprueben más adelante, y elige con cuidado soluciones de terceros que cumplan con el RGPD, como Mailjet.

 

La parte técnica de la seguridad de email

Dejando a un lado todas estas cuestiones legales —que siguen siendo importantes—, ¿cómo puedes garantizar que tanto los emails que envías como los que recibes son seguros de verdad?

Cifrado

El cifrado es una de las formas con las que podemos proteger la información que contienen los emails.

Existen varias posibilidades en cuanto al cifrado se refiere. El cifrado de mensajes probablemente sea el procedimiento más efectivo en lo que a seguridad de email respecta. Al contrario de lo que la gente cree, DKIM no proporciona cifrado de mensajes. Sin embargo, añade una capa de autentificación para ayudarte a proteger tus emails.

Para asegurarte de que tus emails están bien cifrados, puedes utilizar algunas de estas herramientas, que soportan el estándar OpenPGP: https://www.openpgp.org/software/. Por ejemplo, puedes probar GPGTools, que se integra de forma nativa con Apple Mail y te permite enviar emails cifrados (cifrado de punto a punto).

Otra opción es cifrar el canal que dirige los emails desde el servidor A (el de envío) al servidor B (el del destinatario). Esta es la función de Transport Layer Security (TLS, Seguridad de capa de transporte). El único problema es que no todos los ISP utilizan aún el TLS, por lo que, si envías un mensaje cifrado mediante TLC y el servidor del destinatario no sigue este protocolo, el cifrado no surtirá efecto.

Seguridad de los servidores de almacenamiento de datos

También debes asegurarte de que los servidores en los que se guardan los datos son seguros. Si es tu propia empresa la que se encarga de guardar estos datos, el requisito mínimo es que cumpla con el RGPD. Establece una vigilancia ininterrumpida de los servidores y limita la cantidad de personas que puede acceder a ellos. Es obligatorio para tu empresa, y resulta fundamental para proteger la información de los usuarios y, en última instancia, seguir mereciendo su confianza.

Si es otra empresa la que se encarga de guardar los datos, ten en cuenta que la solución por la que optes debe ofrecer todas las garantías. Redundancias, prevención de incendios, altos niveles de seguridad, autosuficiencia energética, etc. Como no serás tú quien gestione directamente el servidor, debes asegurarte de que se siguen todas estas medidas preventivas, necesarias para garantizar el máximo nivel de seguridad. Si tienes clientes europeos, puede que sea buena idea tener también los servidores en Europa porque se aplicarán las leyes europeas más estrictas.

«Las organizaciones recogen, procesan y conservan volúmenes de datos personales que no dejan de crecer para poder comunicarse por email con sus clientes de un modo oportuno y pertinente. La seguridad de los datos sigue siendo una responsabilidad y un reto enormes para estas organizaciones, y necesitan saber que pueden confiar en sus proveedores de email», afirma Pierre Puchois, director tecnológico de Mailjet.

 

Seguridad y privacidad del email en Mailjet

Para Mailjet, la seguridad es lo primero. Por ello obtuvimos la certificación ISO 27001, la norma internacional de buenas prácticas en cuanto a procesos de seguridad de la información. Esta no solo requiere que las empresas implementen procesos a todos los niveles conforme a sus políticas de seguridad, gestión de datos y acceso, sino además cambios en su infraestructura.

Nuestros procesos de seguridad comienzan con el desarrollo de nuestros productos. El alcance, el ciclo de vida y los principios básicos de la política de seguridad de Mailjet se ajustan a los estándares más estrictos y garantizan que toda la información alojada en Google Cloud y en las plataformas de OVH esté protegida.

En el caso de Mailjet, no solo hablamos de un proveedor de email con una certificación ISO; también ha superado todos los pasos que se exigen para cumplir con el RGPD, incluida la implementación de marcos de privacidad, protección de datos desde el diseño y la posibilidad de que los individuos tengan más control sobre sus datos personales.

«Estos logros en cuando a privacidad y seguridad de datos impulsan las prestaciones de Mailjet a otro nivel de excelencia en un sector tan competitivo como el de los emails. Nos sentimos orgullosos de esos logros y de lo que conllevan, no solo para los clientes, sino también para aquellas personas cuyos datos protegemos en nombre de nuestros clientes». — Alexis Renard, director general de Mailjet

¿Y tú? ¿Tienes todo listo para el RGPD? Para averiguarlo, haz nuestro cuestionario sobre el RGPD y comparte los resultados con nosotros en Twitter.

Propaga los cambios a varias plantillas de email en un solo clic

Año nuevo, función nueva… ¿a que suena bien?

Si tienes la costumbre de hacer cambios y de ir cambiando de sección y de plantilla de email, estás de enhorabuena. Además de guardar, ahora Mailjet también permite bloquear secciones.

Ahora, también puedes vincular una sección guardada a plantillas de email y propagar los cambios que has realizado en esa sección a todas las plantillas vinculadas, en un solo clic.

¡Como lo oyes! Si quieres, los cambios se aplicarán automáticamente de manera general.

Si utilizas el mismo encabezado en varias plantillas de email y quieres actualizarlas, como el logotipo, por ejemplo, esta nueva función te hará ahorrar muchísimo tiempo.
Presta atención a lo que te vamos a contar ;)

 

Empecemos por el principio: crea y guarda una sección

Una sección es una parte del email (por ejemplo, el encabezado, el pie de página…). Puedes crearla, modificarla y guardarla para reutilizarla en otros emails tanto como desees.

Una sección
    Existen dos formas de crear una nueva sección y de guardarla:

  • Dentro de una plantilla de email o en el marco de una campaña (que ya tengas o que acabes de crear): puedes guardar una sección que quieras reutilizar haciendo clic en el icono “Crear una sección guardada”. Al hacerlo, se añade a tu biblioteca (en el menú de la izquierda, “Secciones guardadas”), donde podrás acceder a ella posteriormente.
  • Directamente en el menú “Secciones guardadas”, en “Mis plantillas”, haz clic en “Secciones guardadas”.

¡Vincula y propaga!

En Mailjet, hoy tenemos novedades que contarte. Ya puedes vincular las secciones guardadas a plantillas de email para que todos los cambios resulten visibles automáticamente. Ya no tendrás que revisar todas tus plantillas para corregirlas manualmente en cada actualización.
Una experiencia más fluida, rápida y eficaz. Estupendo, pero ¿quieres saber cómo hacerlo?
¿Cómo se vincula una sección a una o varias plantillas de email?
Ten en cuenta que esta función solo está disponible desde una plantilla. Por tanto, tendrás que acceder a “Mis plantillas” para abrir una plantilla ya existente o “Crear una nueva”.

Tendrás entonces dos posibilidades:

    • ¿Creaste la sección dentro de una plantilla de email? Guarda la sección. Al hacerlo, esta se vinculará automáticamente a la plantilla en cuestión.
    • ¿Creaste la sección en “Secciones guardadas” o a partir de otra plantilla? Abre la plantilla que quieres utilizar y añádela. Se vinculará entonces a la plantilla en cuestión automáticamente.

Haz cambios y propágalos

¿Utilizas el mismo encabezado para cuatro de tus plantillas? ¿Has cambiado el logotipo recientemente y quieres que los cambios se reflejen en las cuatro plantillas?

Cambios y propagación

Solo tienes que editar la sección en cuestión en “Secciones guardadas”, hacer clic en “Guardar y propagar” para aplicar los cambios a las plantillas en las que esté enlazada esta sección.

Guardar y propagar

Si esta sección está vinculada a cuatro plantillas, se actualizarán automáticamente.
Atención: antes de realizar la propagación, comprueba bien si deseas aplicar los cambios en todas las plantillas a las que se encuentra vinculada.

Hagamos algunas precisiones para entenderlo mejor

En una plantilla de email

Solo se puede vincular o desvincular una sección en una plantilla de email. Cuando se crea una sección en una plantilla, la vinculación se efectúa automáticamente. Cuando se crea una sección en una campaña, esta no se vincula a la plantilla de la campaña.
Atención: si se modifica una sección en una plantilla, esta se guarda y los cambios se aplican a todas las plantillas de email a las que se encuentra vinculada. Si se quiere modificar la sección únicamente para la plantilla en curso, sería necesario desvincularla.

En “Secciones guardadas”

Solo se puede gestionar la creación y actualización de la sección. Si se encuentra vinculada a ciertas plantillas, se propagarán los cambios en estas plantillas.

En una campaña

Las secciones guardadas solo se pueden vincular a plantillas. Se convertirán en secciones normales en las campañas.
Para poder vincular una sección creada en el marco de una campaña: primero hay que guardarla, luego buscarla en la biblioteca “Secciones guardadas”, arrastrarla y vincularla a una plantilla y, por último, repetir la operación en tantas plantillas como se desee.

¡Quien dice vincular dice desvincular!

Si quieres desvincular la sección de una o varias plantillas, basta con acceder a cada plantilla para eliminar el vínculo. Por tanto, si no quieres que se apliquen más cambios a la sección presente en esta plantilla, haz clic en “Desvincular”.
Una vez desvinculada, la sección se vuelve una sección normal. Si se desea volver a vincularla, será necesario o bien guardarla como nueva sección (si has realizado cambios en ella) o bien eliminarla y añadirla de nuevo desde “Secciones guardadas”.

Desvincular la sección

Esta función está disponible para los planes Premium y para Empresas de Mailjet.

5 fórmulas mágicas para diseñar emails de marketing atractivos

¿Cuántos emails recibes cada día? ¿25, 70, 100? A día de hoy, una persona recibe de media 130 emails al día. ¿Cuántos de ellos lees y cuántos van directos a la papelera? Según un estudio de la asociación DMA, solo el 16 % de esos emails son verdaderamente relevantes.

Para una marca, este problema es crítico, pero no insuperable. De hecho, hay formas muy sencillas de ajustar y perfeccionar el envío de tus emails para mejorar su rendimiento. Te presentamos cinco fórmulas mágicas para que tus emails de marketing sean aún más atractivos. ¡Abracadabra!

 

La fórmula mágica del email marketing

1 – Seleccionar los colores adecuados

Los colores influyen considerablemente en la forma en que tus suscriptores perciben tu mensaje y tu marca. La elección de la gama cromática es esencial para que tus emails sean más atractivos.

Para empezar, asegúrate de que los colores respetan tu línea gráfica y que refuerzan tu mensaje. De hecho, según un estudio de Kissmetrics, los colores aumentan en un 80 % el reconocimiento de tu marca, lo que afecta directamente a la confianza de los clientes en tus mensajes. Pero atención, no uses muchos colores diferentes porque el tu email sería ilegible.

Por otro lado, tendrás que tener en cuenta el contexto en el que envías tu email y el perfil de los destinatarios. Cada color puede esconder un significado concreto y transmitir un mensaje diferente. Por ejemplo, en algunos contextos, el color rojo puede expresar una sensación de urgencia y puede usarse en promociones. Por el contrario, durante las Navidades, puede representar el espíritu familiar y cordial propio de esa época. Hay muchos recursos sobre la simbología de los colores y los aspectos psicológicos relacionados. ¡Úsalos como quieras!

Para encontrar las mejores combinaciones de colores, te recomendamos utilizar también Adobe Colour CC, una herramienta en línea gratuita. A partir de los colores de tu marca o de un tema, la plataforma te propone combinaciones de colores armoniosas que podrás usar en tus mensajes. Es un elemento que puedes configurar fácilmente y que puede cambiar la impresión que se llevan tus suscriptores con tus emails.

 

 

2 – Personalizar tus emails

 Los emails de marketing no suelen incluir elementos personalizados, o al menos no lo suficiente. Te recomendamos dirigirte directamente a tus suscriptores utilizando los datos que tienes, como sus nombres, apellidos, preferencias o intereses. Tus mensajes les tocarán más de cerca y aumentará su interacción.

La personalización empieza con el asunto del email. Añadir el nombre de pila del suscriptor o el nombre de la empresa para la que trabaja atraerá de inmediato su atención porque son elementos familiares. También puedes usar contenidos dinámicos personalizados. Por ejemplo, puedes incluir artículos de blogs diferentes en función de los intereses particulares de cada suscriptor. Este tipo de personalización solo requiere tener una base de datos ordenada y actualizada.

También puedes personalizar tus emails basándote en la actividad más reciente de tus suscriptores. ¡Es muy fácil! Con la herramienta de recomendación Boomtrain, integrada en Mailjet, podrás personalizar tus emails al estilo de Netflix o Amazon.

 

 

3 – Insertar la llamada a la acción (CTA) por encima de la línea de flotación

Independientemente del objetivo de tu email (descargar un contenido, visitar una página, enviar un formulario, etc.), la CTA es el elemento que va a permitir a los destinatarios alcanzar dicho objetivo. Los emails atractivos tienen una tasa de clics más alta, lo que siempre es una buena noticia para los equipos de marketing.

Para impulsar la interacción de tus suscriptores y maximizar la tasa de clics, te recomendamos insertar la CTA antes de la línea de flotación. Te refrescamos la memoria: la línea de flotación delimita lo que el usuario ve sin tener que desplazar el email hacia abajo o usar la barra de desplazamiento. En la mayoría de las bandejas de entrada de email, la parte de los emails que se encuentra por encima de la línea de flotación tiene entre 300 y 500 píxeles. Tendrás entonces que colocar la CTA en esta zona, sin olvidar la regla más importante: tiene que ser visible y atractiva. No escatimes en colores vivos (por supuesto, sin renunciar a tu buen gusto).

 

4 – Utilizar plantillas de emails adaptativas

No hay nada más frustrante que recibir un email, abrirlo y no poder leerlo porque el contenido no se ve correctamente. Seguramente sea uno de los factores más penalizadores en el envío de emails en términos de interacción. Por un lado, porque los destinatarios no le van a hacer ni caso, y, por otro, porque tu CTA puede desaparecer debajo de una imagen o de un texto mal alineado.

 

 

Una opción es usar editores de email como el de Mailjet, con el que podrás crear plantillas de emails adaptativas con tan solo unos clics. Se acabaron las CTA solapadas y los iconos que desaparecen misteriosamente. Tus emails se verán correctamente, sin importar el tipo de dispositivo, el proveedor de email o el navegador.

 

5 – Probar cada elemento de tus emails con las pruebas A/B

El contenido de tu email está listo: tienes el mensaje apropiado, la CTA adecuada, imágenes atractivas, y todo con un formato adaptativo. Tus compañeros te felicitan por tus dotes de marketing y tus conocimientos expertos, las cosas como son. Pero, ¿podría tu email ser aún más bonito y atractivo? No hay una respuesta absoluta. Para validar tus decisiones, te recomendamos las pruebas A/B.

Las pruebas A/B maximizan los resultados de tus campañas al minimizar los riesgos. Permiten probar diferentes versiones de tus campañas de email (hasta 10 con Mailjet, ni más ni menos). Al probar diferentes parámetros podrás identificar y comprender lo que generará más interacción por parte de tus suscriptores.

 

 

Estos son algunos elementos que tienes que probar:

  • Tu asunto: ¿Solo texto o emojis? ¿Con o sin personalización?
  • Tus CTA: ¿Qué color vas a utilizar? ¿Cuál es el mejor texto? ¿Qué lugar: izquierda, derecha, centrado, arriba o abajo?
  • La fecha y la hora de envío: ¿Tus clientes están más receptivos a tus emails después del fin de semana o durante la semana? ¿Por la mañana o por la tarde?
  • El remitente: ¿Qué dirección vas a usar? ¿Vas a escoger un remitente real (un gestor de cuenta o un empleado) o uno ficticio (mascota de la empresa)?

Un último consejo: prueba solo un elemento cada vez. Si no, será imposible saber si son las imágenes, los colores, el texto o la ubicación de la CTA lo que ha incrementado la interacción en un 25 %.

 

Recuerda

Por si te quedas sin trucos para incrementar la interacción de tus suscriptores, aquí tienes cinco fórmulas mágicas que no puedes olvidar:

  • Seleccionar los colores adecuados.
  • Personalizar los emails.
  • Insertar la CTA por encima de la línea de flotación.
  • Utilizar plantillas de emails adaptativas.
  • Probar cada elemento de tus emails con las pruebas A/B.

 

Si quieres más consejos para crear emails de marketing más atractivos, puedes descargarte la Guía definitiva para definir tu estrategia de email. ¡Te aseguramos que funciona! J