¿Cómo enviar un correo electrónico con MATLAB?

MATLAB es una herramienta de ingeniería muy potente para llevar a cabo simulaciones y cálculos. Si eres de los que utilizan esta herramienta —y la utilizas a fondo— ya sabrás la potencia que puede ofrecer y, básicamente, lo impresionante que es.
Entonces, ¿cómo se puede enviar correo electrónico a través de MATLAB? A continuación encontrarás un fragmento de código que aprovecha la función integrada “sendmail”:

Para que el código anterior funcione correctamente, lo primero es lo primero: crea una cuenta con Mailjet aquí para acceder al servidor SMTP de Mailjet. Después de abrir la cuenta y obtener su verificación, dirígete a tus ajustes de SMTP. Ahí encontrarás tu nombre de usuario (clave de API) y la contraseña (clave secreta) que deberás introducir en “my_username” y “my_password”, respectivamente. Por último, sustituye “my_default_email_address” por la dirección de correo electrónico vinculada a tu actual cuenta de Mailjet (si acabas de abrir una cuenta, utiliza la dirección que has creado).

¡Y eso es todo! Personaliza el destinatario del correo electrónico, la línea de asunto y el cuerpo del correo electrónico desde la función “sendmail”.

P.D. Si no deseas utilizar Mailjet, puedes utilizar cualquier servicio SMTP: Gmail, Hotmail, Yahoo, etc. No tienes más que rellenar los ajustes mencionados anteriormente con los valores correspondientes del servicio SMTP que deseas utilizar.

5 maneras para evitar caer en la lista negra de un ISP

Lista negra de un ISP: también conocido como la peor pesadilla de un profesional del marketing por correo electrónico. Caer en una lista negra significa que has sido etiquetado como un “spammer” y estás bloqueado para enviar correos. Puede ser difícil salir de la lista, afecta tu reputación con clientes y te puede costar ingresos.

5-Ways-To-Avoid-Landing-On-An-ISP-Blacklist

Según Return Path, un sorprendente 20% de los negocios en Estados Unidos han caído en listas negras. Estos son profesionales de “sombrero blanco” del marketing por correo quienes no están enviando “spam” a clientes de manera intencional, más bien están enviando contenido relevante a un público que ha expresado interés en recibir comunicaciones. Ahora, ¿por qué caerían en la lista negra? Los ISPs tienen algoritmos estrictos construidos para capturar “spammers”, pero a veces remitentes legítimos quedan atrapados en el filtro al probar nuevas técnicas o si su seguridad ha sido comprometida.

Lo más interesante de todo es que los profesionales del marketing son más propensos a caer en listas negras durante la temporada navideña (Noviembre – Diciembre), ya que las promociones son más frecuentes y los profesionales del marketing se sienten presionados a ser más agresivos en su mensajería. Aquí hay algunos puntos a tener en cuenta, especialmente si estás armándote para las fiestas, para ayudarte a no caer en las temidas listas negras:

1: Pídele a los usuarios que te agreguen

El mejor plan de ataque para prevenir caer en una lista negra es pedirles a los clientes que te agreguen a la lista blanca. Hacer que tus clientes añadan tu dirección de remitente a su libreta de direcciones aumenta tu entregabilidad ya que los ISPs te verán como un contacto personal de este cliente individual. Un beneficio adicional es que, de esta manera, tus correos quedarán afuera de la pestaña de promociones y en la bandeja de entrada.

2: No utilices acortadores de enlaces

Los acortadores de enlaces de bit.ly, Buffer y Tiny pueden ser extremadamente útiles en ayudarte a acortar URLs largas (especialmente algunos con etiquetado al final), pero puede ser perjudicial en los ojos de un ISP. Estos enlaces acortados enmascaran los indicadores originales de la URL, lo cual es conveniente para “spammers” que quieren ocultar el CTA de un correo. Mientras que no todas las listas negras lo toman en cuenta en su algoritmo, es más seguro mantenerse alejado de los enlaces acortados.

3: Administra los dados de baja

Administra regularmente tu lista de contactos para asegurarte que está actualizada y que todos los correos dados de baja y rebotados son quitados de la lista. Enviar correos a clientes que se han salido no sólo daña su confianza en ti, pero también afecta tu tasa de entregabilidad. Puedes trabajar con tu equipo técnico para automatizar este proceso. El API de Eventos de Mailjet tiene como intención ser usado de esta manera.

4: Monitorea tu status en la lista negra

Otro ítem importante es monitorear regularmente tu status en las listas negras y tu puntaje de remitente. Una vez por semana, utiliza sitios como Return Path o MultiRLB.valli.org para revisar tu dirección IP en estas bases de datos y asegurarte que no estás en una lista negra.

5: Lee las últimas noticias sobre spam

Mientras los “spammers” continúan a afinar su “oficio”, los ISPs refinan su algoritmo regularmente para combatirlos. Desafortunadamente, estamos limitados en nuestro conocimiento sobre qué características exactas están monitoreando, pero lo que sí podemos hacer es mantenernos actualizados sobre las últimas tendencias de entregabilidad, spam y temas de seguridad. Algunos blogs de entregabilidad que frecuentamos son Magill Report y Return Path.

¿Qué otros consejos y herramientas utilizas para mantenerte fuera de las listas negras de un ISP? Nos encantaría discutirlo más abajo.

Spam: el regalo que nadie quiere

Hay ciertos regalos que nadie quiere; el suéter naranja que pica que te tejió tu tía, el último álbum de Nickelback o un paquete de 12 rollos de papel higiénico. Pero aquí tenemos un regalo que nadie querrá durante esta temporada navideña: spam. Por eso, cuando estás preparando tus listas de correos electrónicos, ten los intereses de los destinatarios en mente. Así como con los regalos, personalizar tus campañas de correo electrónico con ISP y preferencias de clientes en mente te puede traer mejores resultados. En este post, revisaremos algunos puntos para que tu correo electrónico pueda ganar la bandeja de entrada con toda tranquilidad.

Una palabra clave: entregabilidad

Como remitente y destinatario de correos electrónicos, puedes pensar que el spam es cosa del pasado, gracias a algoritmos de regulación eficientes y de “derechos a la carpeta spam”. Aunque, a pesar de todo el trabajo que los ISP y clientes de webmail ponen en la construcción de fuertes filtros anti-spam, el spam todavía es un tema muy real. Para comprender de mejor manera por qué es así, primero tienes que entender un término clave: entregabilidad. La entregabilidad es la medición o tasa de correos electrónicos que llega exitosamente a la bandeja de entrada. Según el último Inbox Placement Benchmark Report de Return Path, aproximadamente 18% de los correos electrónicos comerciales legítimos nunca ven la bandeja de entrada. O llegan a la carpeta spam o, peor, son reportados como “perdidos”.

¿Por qué tantos correos electrónicos legítimos están siendo etiquetados como spam? El final de la década de los 90 vio un alza del spam, lo cual resultó en que los ISP y los clientes de webmail se unieran para construir filtros anti-spam más fuertes. Mientras que la cantidad de spam verdadera que llega a tu bandeja de entrada se ha reducido, por otro lado, estos filtros son tan eficientes que correos electrónicos legítimos a menudo están también siendo catalogados como spam.

Mientras envías volúmenes más grandes de correos electrónicos en la temporada navideña, estarás enviando mensajes a más clientes, enviando mensajes más frecuentemente, o ambos. De esta manera, seguir las mejores prácticas de entregabilidad será más importante que nunca. Como resultado del cambio de tus envíos, algunas cosas pueden suceder: los clientes pueden desvincularse y marcar tus correos como spam o puedes enviar mensajes a clientes antiguos que ya no abren tus correos. Estas respuestas pueden tener un impacto negativo en tu reputación de remitente. Aquí hay algunos trucos simples para tener en mente para asegurar una entregabilidad óptima.

Spam-The-Gift-That-No-One-Wants

Prepara la pista antes de despegar

Antes de que pongas en marcha tus correos promocionales de las festividades, querrás estar seguro que tus correos sean “auténticos”. Trabaja con tu equipo técnico para asegurarte que tienes toda la configuración básica que ayuda a que los ISP y los clientes de webmail te reconozcan como un remitente respetable. Configurar sistemas de validación tales como SPF y DKIM te ayudará a validar tu legitimidad como remitente a los “ojos” de los ISP y reducirá la cantidad de correos que se pierden o son erróneamente etiquetados como spam.

También, asegúrate de hacer una limpieza meticulosa de tu lista de contactos, si todavía no lo has hecho. Utiliza una campaña de re-compromiso para filtrar todas las direcciones de correos inactivos y también para asegurarte de que todas las direcciones de correos rebotados y dados de baja no estén incluidas en tu lista de contactos. Recuerda, todas las campañas por correo electrónico siempre deben tener un botón o enlace claro y directo para darse de baja en algún lugar. Estos pasos sencillos pueden llevarte lejos. Mostrarán a los ISP y clientes que estás enfocado en construir una fuerte relación cliente-marca. A cambio, serás recompensado con una alta entregabilidad y una puntuación más alta como remitente.

Envía regalos y ofertas, ¡no spam!

 

 

Después de configurar tu cuenta, al momento de centrarse en el contenido de tu correo. Si no quieres ser considerado como un “spammer, no actúes como uno, ¡pero pensar como uno ayuda! Aprende cómo los algoritmos identifican a los “spammers” y evita esas prácticas.

Lo más importante es que tus clientes deberían poder reconocerte instantáneamente como el remitente de cada comunicación por correo. Muestra de forma clara el nombre de tu compañía en el nombre del remitente o la dirección de correo.

Evita el vocabulario común del spam en tu asunto: mayúsculas, el uso de palabras como “URGENTE”, “GRATIS”, o cualquier industria relacionada que les gusta promocionar a los “phishers” (lujo, medicamento, transferencia monetaria…)

También asegúrate de tener la receptividad en mente. Crea diferentes versiones de tus correos; HTML y texto, para asegurarte de que una versión de tu correo aparecerá incluso si un buscador no puede visualizar HTML.

Ten una buena proporción de imagen-texto (20% de imágenes y 80% de texto debería estar bien) en tus correos: los correos hechos de sólo imágenes eran una vieja práctica de los “spammers”, les ayudaba a esconder sus mensajes ya que los filtros anti-spam buscaban palabras clave escritas en el texto. Desde entonces, los ISP y clientes de webmail marcarán los correos con demasiadas imágenes.

Sobre todo, se trata de poner a tus clientes en primer lugar. Ponte en los zapatos de tus clientes: ¿qué tipo de regalos (o contenido) estarían felices de abrir? Cuando los clientes están comprometidos, los KPI estarán más altos, será más probable que te añadan a su libreta de direcciones y te traten como un amigo. No sólo confiarán en ti, sino que será más probable que los ISP confíen en ti también.

Con estos consejos en mente, ¡empezarás con buen pie! Si estás buscando cavar más profundo y convertirte en un profesional de la entregabilidad, revisa nuestro artículo con 34 consejos que incrementarán tu entregabilidad.

Fijar metas que impulsarán a tu campaña por correo electrónico

Se acerca un periodo lleno de envío de correos, pero ¿estás seguro por dónde empezar? Aquí hay un consejo: mira tus metas y fija objetivos específicos para identificar exactamente lo que quieres lograr con tus campañas. Puede que sea un periodo ocupado, pero antes de que cunda el pánico y te atragantes con tu café, respira profundo: Mailjet está aquí para ayudarte a fijar bien tus objetivos.

Fijar tus metas facilitará el desarrollo de una campaña dirigida y clarifica qué tipo de resultados quieres lograr. Las metas también te facilitarán la evaluación de tu rendimiento una vez que todo haya terminado ya que podrás comparar el objetivo que fijaste con los resultados actuales y así evaluar el éxito de tus esfuerzos. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a fijar las metas que impulsarán tu campaña en todos los hogares:

1. Empieza general, ponte específico

Tus metas determinan el propósito de tu campaña – lo que quieres lograr exactamente. Por lo tanto, es importante ser lo más específico posible cuando las fijas. Piensa sobre cuál es el objetivo general de tu campaña: ¿aumentar tu tasa de mensajes abiertos?, ¿aumentar tu tasa de clics?, ¿promover un descuento especial?
Una vez que has establecido con un propósito general, sepáralo en metas específicas y medibles, lo más dirigidas, lo mejor. Si tienes metas precisas y medibles, será mucho más fácil estructurar tu campaña para lograr esas metas y, a su vez, evaluar tus resultados para entender cuán exitoso fue.
Por ejemplo, si tu meta es aumentar tu tasa de clics, fija un porcentaje específico al cual quieres apuntar. Otras metas que puedes considerar para tu campaña pueden ser:

  • Aumentar la tasa de mensajes abiertos en un 15%
  • Un 30% de los suscriptores utiliza tu código de descuento navideño
  • Aumentar el tráfico a una página específica en un 50%

Sin embargo, no hay dos campañas iguales, entonces fija metas que sean relevantes e importantes para tu negocio. En el proceso de establecer tus metas, utiliza el concepto S.M.A.R.T. para guiarte en la dirección correcta y que tu campaña comience con buen pie.

2. Identificar KPIs claves y rastrearlos de cerca

Previamente en nuestro blog, hemos discutido qué KPIs debería medir cada profesional del marketing por correo electrónico. Usa éstas como una pauta para fijar las metas de tu campaña navideña. Determina los KPIs que son importantes y relevantes para tu campaña y síguelos de cerca.
Para el marketing por correo electrónico, las medidas comunes a seguir son tasa de mensajes abiertos, tasa de clic, tasa de cancelación de suscripción y tasa de rebote. Éstos siempre deberían ayudarte a entender cuán bien tus mensajes están siendo transmitidos a tus suscriptores y cómo reaccionan tus lectores a tu creatividad.
Pero para tus campañas navideñas, probablemente habrán cifras adicionales que van más allá de los KPIs estándares del marketing por correo que quieras seguir. Quizás tengas una página especial de ventas en tu página web u ofrezcas un código de descuento especial. En este caso, los KPIs que rastreas pueden ser la cantidad de visitas a esta sección precisa de ventas, cantidad de ventas de estas visitas y cantidad de veces que el código de descuento fue usado para una venta. Asegúrate que los resultados de cada una de tus ofertas sea medida de cerca para que puedas analizar el rendimiento, una vez que la campaña haya concluido.

3. Aprende de los resultados de tu pasado (navideño)

Para poner las cosas en perspectiva e inspirarse para fijar metas realistas y asequibles, sumérgete en tus propios datos históricos de campañas navideñas previas. Mira cómo se ha desarrollado tu rendimiento durante los meses hasta llegar al evento para hacerte una idea del tipo de desarrollo KPI que debes esperar.

Puedes hacer esto creando puntos de referencia, lo cual te permitirá comparar de manera fácil los resultados pasados y puede darte un valioso aporte para fijar nuevas metas y comprender cómo la temporada navideña impacta tu rendimiento. Por ejemplo, nuestra aplicación de comparación de campañas te da una visión de conjunto de los KPIs de tus campañas enviadas y te permite comparar resultados y crear puntos de referencia.

Setting-Goals-That-Will-Drive-Your-Email-Campaign-Through-The-Roof

Analiza los resultados de tus campañas navideñas del año pasado y eleva el listón este año.

¡Ten en mente los datos de tus campañas previas y fija nuevas metas que arrasarán con tus viejos resultados!
Definir tus metas es la clave para determinar el propósito general de tu campaña, para identificar los KPIs a rastrear, para la evaluación del desenlace y aprender de tus resultados. Es un paso crucial para crear una exitosa campaña por correo, entonces asegúrate de poner el tiempo y la dedicación en el proceso. ¡Ojalá nuestros consejos te ayuden a fijar metas sólidas e impulsar a tu campaña para que tenga resultados grandiosos!

Setting-Goals-That-Will-Drive-Your-Email-Campaign-Through-The-Roof2

Hackeando tu lista de contactos

Antes de hablar sobre la estrategia de correos electrónicos y los KPI que quieres enfocar, necesitas volver a lo básico: la lista de contactos. Antes de empezar una gran campaña, asegúrate de limpiar tu lista de contactos y organizar todo para ponerla en marcha de manera apropiada.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a aumentar el valor de tu lista de contactos y para tenerla lista a tiempo:

Limpia tu lista de contactos

Asigna una campaña de re-compromiso en tu calendario de contenidos, si todavía no tienes una. Filtra los clientes que no han abierto o cliqueado tus correos en los últimos 4-6 meses y envíales un correo “Te extrañamos” con una promoción especial. El propósito de esto es doble: esto te mantendrá como máxima prioridad para clientes re-comprometidos y te ayudará a identificar los clientes inactivos que debes eliminar de tu lista. Recuerda, se trata de calidad sobre cantidad. Puedes dañar tu reputación ISP si estás enviando mensajes a demasiados clientes sin comprometerlos con tus correos.

En este caso, es bueno etiquetar tus clientes

¿Ya estás recopilando datos sobre tus clientes? La manera en que tu cliente compra o interactúa con tus productos puede decir mucho. Etiquetar a tus clientes por su comportamiento se llama segmentación. Los profesionales del marketing a menudo recopilan o tienen acceso a estos datos sobre sus clientes, pero no encuentran el tiempo para organizar meticulosamente esta información. ¡Pero aprovechar esto puede aumentar tu ROI!

El primer punto de contacto que tu cliente tiene con tu programa de marketing por correo es el formulario “opt-in”. Quizás ya estés preguntándole a tu cliente por información demográfica como edad, género o ciudad de residencia; asegúrate que esto está integrado de manera apropiada en tu lista de contactos. Etiqueta claramente cada columna junto a las direcciones de correo y asegúrate de que el formato sea consistente. También hay otros puntos de contacto: historial de compras del cliente o frecuencia de interacción con tu producto, que tu equipo de TI puede estar coleccionando en el motor. Tómate el tiempo de sentarte con tu equipo de TI para entender qué datos con los cuales puedes trabajar ya tienes. ¡Te puede sorprender que tu equipo de TI esté recopilando más datos de los que sabes!

Y no te preocupes si todavía no estás recopilando estos datos, ¡empieza a construirlo ahora! Como los clientes están más activos durante las vacaciones, esta es una buena oportunidad para empezar a recopilar de manera que puedas continuar y entender qué datos quieres empezar a recopilar. Abajo hay un buen ejemplo de cómo Nordstrom aprovechó sus listas segmentadas. Enviaron un mensaje sobre los últimos productos de otoño a clientes varones o compradores de ropa de hombre.

Hacking-your-contact-list-for-the-holiday-season2

Aquí, Tumblr sigue la interacción de los clientes con su producto. Felicitan al usuario después de haber completado 10 publicaciones. Este sistema de recompensas hace que el cliente se sienta especial y lo anima a seguir participando en el blog.

Hacking-your-contact-list-for-the-holiday-season1

Pruébalo

Finalmente, aunque no menos importante, tómate el tiempo de familiarizarte con las herramientas de segmentación en el proceso de construcción de la campaña. Empieza con uno o dos segmentos sencillos – intenta enviarlos a usuarios masculinos y femeninos antes de enviarlos a grupos más pequeños como mujeres de más de 50 años viviendo en Madrid.

Si ya estás enviando correos segmentados y eres un profesional de la segmentación, sumérgete en el rendimiento de tus campañas pasadas para analizar qué grupos de clientes respondieron mejor a ciertos tipos de mensajería y continúa a refinarlos desde ahí. Quizás los clientes femeninos son más propensos a abrir un correo con asuntos más largos y los clientes masculinos son más propensos a cliquear imágenes GIF.

Mantén los ojos abiertos a estos patrones y felices pruebas.