5 consejos técnicos que todo profesional del marketing debería saber

INDUSTRY VOICE It’s not all about subject lines

anthonymarnell-970-80

Los profesionales del marketing me impresionan. Cada día me maravillo con la creatividad e ímpetu lingüístico exhibidos en los mensajes enviados por miles de clientes. Pero uno de los retos más grandes es convencerlos de que los campos de bases de datos son tan cruciales para el correo electrónico como un lema cautivador.

Todos los profesionales del marketing que he conocido tienen una cosa en común: su creatividad digital está, después de todo, limitada por la tecnología. Con eso en mente, aquí hay cinco consideraciones técnicas que tu equipo de marketing necesita saber al desarrollar una estrategia de correos electrónicos.

1. Empezar una relación con un nerd

Con demasiada frecuencia, los profesionales del marketing tienen planes audaces para sus campañas de correos, sin establecer antes si esas ideas son realizables; pasan semanas elaborando ambiciosos planes que ni siquiera pueden cruzar la línea de partida.
Conozco una gran marca cuya agencia maquinó una grandiosa campaña, sin primero darse cuenta que el CRM de la marca no tenía los datos relevantes de los clientes, lo cual resultó en tres meses de tiempo adicional de desarrollo. Incluir tu equipo técnico desde el principio en tus sesiones creativas ayudará a establecer qué es posible desde el inicio, evitando retrasos, costes y decepciones innecesarios.

2. Saber dónde están los datos en todo momento

Hoy en día, el marketing multicanal implica muchos repositorios distintos de datos de clientes: compra de información, exploración del comportamiento, interacciones del servicio al cliente, perfilación social y más. ¿Conoce tu equipo cómo acceder a todo esto de una manera holística, o existe en silos?
Antes de comenzar un proyecto, asegúrate de conocer si tu campaña depende de una base de datos central o de varios conjuntos de datos diferentes. La respuesta determinará cuánto esfuerzo es requerido para lograr el resultado. Pero, en mi experiencia, la mayoría de los profesionales del marketing se cansan lo suficiente de saltar de silo en silo como para soñar con la super-centralización.

3. La segmentación es una bestia poderosa, pero necesita alimento

Los segmentos no sólo son para tableros de Trivial Pursuit, también son una gran manera de llegar a diferentes usuarios con diferentes mensajes. Imagina focalizarte en un segmento de mujeres de treinta y tantos en California que han realizado dos compras previas: esta habilidad podría cambiar drásticamente las ofertas o noticias que les envías.

Pero este tipo de focalización requiere arduo trabajo: si primero no has convertido el comportamiento del cliente en varios indicadores en la base de datos, no tienes la materia primera con la cual construir un segmento. Empieza hoy por buscar oportunidades para capturar o generar esos indicadores de las acciones y características de los clientes que pueden ser mundanos hoy, pero que pueden ser oro mañana.

4. Las oportunidades móviles demandan nuevos compromisos

Hoy en día, tu lista de correo es capaz de recibir correos en tiempo real sobre tus productos y servicios sobre la marcha. Esta es una tremenda oportunidad: por ejemplo, cuando un miembro de un club de fidelización completa una compra en una tienda, podrías inmediatamente enviar un correo correspondiente para incentivar una segunda compra sucesiva.
Pero la oportunidad móvil nunca se realizará si tu tecnología no está sincronizada con la era móvil. Este ejemplo por sí solo requiere rápidas conexiones entre almacenes de datos que guardan historiales de clientes, información de las transacciones y sistemas de correos electrónicos. Las recompensas móviles pueden ser sanas, pero las exigencias por adelantado son significativas.

5. El HTML para correos está por detrás de los tiempos

La mayoría de los profesionales del marketing saben que el HTML es usado para construir páginas web. Desafortunadamente, el HTML para correos es como la tía vieja y fea del lenguaje web.
Muchas aplicaciones de correos, incluso servicios de webmail, sencillamente no soportan el tipo de tácticas de diseño vistoso usado hoy en día en los sitios. Entonces, construir correos para ser leídos significa deshacer una década de tácticas avanzadas de diseño web y, en su lugar, usar técnicas simplistas como tablas para asegurar la máxima cantidad de lectores. Recuerda: si un árbol se cae en un bosque pero nadie lo escuchó, nunca ocurrió.
¿Qué otros consejos o sugerencias les dan a profesionales del marketing cuando piden ayuda en campañas por correo electrónico?