¿Necesito una IP dedicada?

Mientras que muchos clientes están satisfechos con nuestras direcciones de IP compartidas, algunos grandes remitentes prefieren tener una dirección de IP dedicada. La reputación de esta nueva dirección IP será buena o mala dependiendo de tus prácticas de envío. Esto implica tener más responsabilidades que con una IP compartida, por lo que deberás asegurarte de que conoces las mejores prácticas de entregabilidad y la legislación del RGPD. Ten en cuenta que los planes de 150 000 emails/mes o superiores incluyen una IP dedicada, que se puede activar bajo demanda una vez que nuestro equipo de Entregabilidad haya dado su aprobación. Puedes adquirir otras IPs a un coste adicional.